Fármacos anticolinérgicos para el tratamiento sintomático de la vejiga hiperactiva en adultos

Muchos adultos presentan síntomas de vejiga hiperactiva. Una persona con síndrome de vejiga hiperactiva siente un deseo muy fuerte de orinar, y es posible que tenga pérdidas de orina antes de llegar al inodoro. Otros problemas frecuentes son la sensación de necesidad urgente de orinar a menudo durante el día o la noche, a ambos. Este problema parece ser causado por un músculo vesical hiperactivo, y es más frecuente con la edad. Los tratamientos son medidas conservadoras como el entrenamiento de la vejiga o los fármacos. Los fármacos anticolinérgicos pueden reducir la hiperactividad del músculo vesical y la sensación de tenesmo. La revisión encontró que hay varios fármacos anticolinérgicos indicados a adultos con síntomas de vejiga hiperactiva. Los dos fármacos más estudiados son oxibutinina y tolterodina. Estos dos fármacos tienen efectos similares pero, en promedio, aquellos que reciben oxibutinina tuvieron una mayor probabilidad de retirarse de los estudios debido a efectos adversos, principalmente sequedad bucal. Sin embargo, los dos fármacos pueden provocar sequedad bucal, y este problema se reduce cuando se usa una fórmula farmacéutica de liberación prolongada de cualquiera de los fármacos. Dos medicamentos más nuevos son la solifenacina y la fesoterodina. La solifenacina presenta un mejor efecto y menos riesgo de sequedad bucal en comparación con la tolterodina. La fesoterodina tiene un mejor efecto que la tolterodina de liberación prolongada, aunque el retiro de los estudios debido a los efectos adversos y la sequedad bucal fue más probable.

Conclusiones de los autores: 

Cuando la elección de indicación se encuentra entre la oxibutinina o tolterodina oral de liberación inmediata, la tolterodina podría ser la preferida para el riesgo reducido de sequedad bucal. En cuanto a la tolterodina, 2 mg dos veces al día es la dosis inicial habitual, aunque una dosis de 1 mg dos veces al día podría ser igualmente efectiva, con menos riesgo de sequedad bucal. Si se dispone de preparaciones de liberación prolongada de oxibutinina o tolterodina, las mismas podrían ser las preferidas en comparación con las preparaciones de liberación inmediata porque presentan un menor riesgo de sequedad bucal.

Entre la solifenacina y la tolterodina de liberación inmediata, la solifenacina podría preferirse debido a una mejor eficacia y menos riesgo de sequedad bucal. La dosis inicial habitual de solifenacina es de 5 mg una vez al día, que se podría aumentar a 10 mg una vez al día para lograr una mejor eficacia, pero con un mayor riesgo de sequedad bucal.

Entre la fesoterodina y la tolterodina de liberación prolongada, la fesoterodina podría preferirse debido a una eficacia superior, pero presenta un riesgo mayor de retiros debido a eventos adversos y un riesgo mayor de sequedad bucal. En estos estudios, no existe evidencia disponible o es escasa, acerca de la calidad de vida, los costos o los resultados a largo plazo. No hubo datos suficientes de ensayos de otros fármacos anticolinérgicos para establecer cualquier conclusión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Alrededor del 16% al 45% de los adultos tienen síntomas de la síndrome de vejiga hiperactiva, urgencia con frecuencia o incontinencia urinaria de urgencia, o ambos, denominados "síndrome de vejiga hiperactiva". Los fármacos anticolinérgicos son tratamientos frecuentes.

Objetivos: 

Comparar los efectos de diferentes fármacos anticolinérgicos para los síntomas de vejiga hiperactiva.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro especializado de ensayos del Grupo Cochrane de Incontinencia (Cochrane Incontinence Group) (búsqueda 8 de marzo de 2011) y en las listas de referencias de los artículos pertinentes.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorizados en adultos con síntomas de vejiga hiperactiva o hiperactividad del detrusor que compararon un fármaco anticolinérgico con otro, o dos dosis del mismo fármaco.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores evaluaron de forma independiente la elegibilidad, la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Los datos se procesaron según se describe en el Manual Cochrane para Revisiones Sistemáticas de Intervenciones (Cochrane Handbook for Systematic Reviews of Interventions).

Resultados principales: 

Se incluyeron 86 ensayos, 70 diseños paralelos y 16 cruzados (cross-over) (con 31 249 adultos). La mayoría de los ensayos se describieron como doble ciego, pero variaron en otros aspectos de la calidad. Los estudios cruzados (crossover) no presentaron datos de una manera que se pudieran incluir en los metanálisis. Veintinueve recopilaron datos de calidad de vida (la medida de resultado primaria) con el uso de medidas validadas, pero sólo 15 informaron datos utilizables.

Tolterodina versus oxibutinina: no hubo diferencias estadísticamente significativas para la calidad de vida, los pacientes informaron curación o mejoría, episodios de pérdida o evacuación en 24 horas, pero menos retiros debidos a eventos adversos con tolterodina (riesgo relativo [RR] 0,52; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,40 a 0,66; datos de ocho ensayos) y menos riesgo de sequedad bucal (RR 0,65; IC del 95%: 0,60 a 0,71; datos de diez ensayos).

Solifenacina versus tolterodina: hubo diferencias estadísticamente significativas en la calidad de vida (diferencia de medias estandarizada [DME] -0,12; IC del 95%: -0,23 a -0,01; datos de tres ensayos), curación o mejoría informada por el paciente (RR 1,25; IC del 95%: 1,13 a 1).39, datos de dos ensayos), episodios de pérdida en 24 horas (diferencia de medias ponderada [DMP] -0,30; IC del 95%: -0,53 a -0,08; datos de cuatro estudios) y episodios de urgencia en 24 horas (DMP -0,43; IC del 95%: -0,74 a -0,13; datos de cuatro ensayos), todos ellos a favor de la solifenacina. No hubo diferencias en los retiros debido a eventos adversos y sequedad bucal, pero después del análisis de sensibilidad la sequedad bucal (RR 0,69; IC del 95%: 0,51 a 0,94) fue estadística y significativamente inferior con la solifenacina en comparación con la tolterodina de liberación inmediata.

Fesoterodina versus tolterodina de liberación prolongada: tres ensayos contribuyeron a los metanálisis. Hubo diferencias estadísticamente significativas para la calidad de vida (DME -0,20; IC del 95%: -0,27 a -0,14), la curación o mejoría informada por el paciente (RR 1,11; IC del 95%: 1,06 a 1,16), los episodios de pérdida de orina (DMP -0,19; IC del 95%: -0,30 a -0,09), la frecuencia (DMP -0,27; IC del 95%: -0,47 a -0,06) y los episodios de tenesmo (DMP -0,44; IC del 95%: -0,72 a -0,16) en 24 horas, todos ellos a favor de la fesoterodina. Los que tomaron fesoterodina tuvieron un mayor riesgo de retiro debido a eventos adversos (RR 1,45; IC del 95%: 1,07 a 1,98) y un mayor riesgo de sequedad bucal (RR 1,80; IC del 95%: 1,58 a 2,05) a las 12 semanas.

Diferentes dosis de tolterodina: la dosis inicial estándar recomendada (2 mg dos veces al día) se comparó con dos dosis inferiores (0,5 mg y 1 mg dos veces al día) y una dosis superior (4 mg dos veces al día). Los efectos de las dosis de 1 mg, 2 mg y 4 mg fueron similares en cuanto a los episodios de pérdida y las micciones en 24 horas, y se observó un riesgo mayor de sequedad bucal con las dosis de 2 y 4 mg de las dos a las 12 semanas.

Diferentes dosis de solifenacina: la dosis inicial estándar recomendada de 5 mg una vez al día se comparó con 10 mg. Aunque la frecuencia y la urgencia fueron menores (mejores) con 10 mg en comparación con 5 mg, hubo un mayor riesgo de sequedad bucal con 10 mg de solifenacina de las cuatro a 12 semanas.

Diferentes dosis de fesoterodina: la dosis inicial recomendada de 4 mg una vez al día se comparó con la de 8 mg y 12 mg. La eficacia clínica (curación informada por el paciente, episodios de pérdida, micción por 24 horas) de la fesoterodina de 8 mg fue mejor que la de 4 mg aunque con un riesgo mayor de sequedad bucal con la de 8 mg. No hubo diferencias estadísticamente significativas entre la dosis de 4 mg y 12 mg en cuanto a la eficacia, aunque la sequedad bucal fue significativamente mayor con la dosis de 12 mg de las ocho a las 12 semanas.

Preparaciones de liberación prolongada versus inmediata de oxibutinina o tolterodina, o ambas: no hubo diferencias estadísticamente significativas para la curación o la mejoría, episodios de pérdida o micciones en 24 horas o retiros debidos a eventos adversos, pero hubo pocos datos. En general, las preparaciones de liberación prolongada presentaron menos riesgo de sequedad bucal de las dos a las 12 semanas.

Una preparación de liberación prolongada versus otra: hubo menos riesgo de sequedad bucal con tolterodina oral de liberación prolongada que con oxibutinina (RR 0,75; IC del 95%: 0,59 a 0,95) pero no hubo diferencias entre la oxibutinina transdérmica y la tolterodina oral de liberación prolongada, aunque algunas personas se retiraron debido a una reacción cutánea en el sitio del parche transdérmico a las 12 semanas.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save