Programas de abstinencia exclusiva para la prevención de la infección por VIH en países de ingresos altos

Programas de abstinencia exclusiva para la prevención de la infección por VIH en los países de ingresos altos (según la definición del Banco Mundial)

Los programas de abstinencia exclusiva se aplican de forma generalizada y están bien financiados, en particular en los Estados Unidos y en los países apoyados por US President's Emergency Plan for AIDS Relief. En la premisa de que la abstinencia sexual es la mejor y la única manera de prevenir el VIH, las intervenciones para la abstinencia exclusiva procuran prevenir, detener o reducir la actividad sexual. Estos programas son diferentes de los diseños que incluyen la abstinencia: los programas que incluyen la abstinencia promueven las estrategias de sexo seguro (p.ej. el uso del preservativo) junto con la abstinencia sexual, pero los programas de abstinencia exclusiva no la promueven y en cambio a menudo destacan las limitaciones del uso del preservativo. Una revisión actualizada indica que los programas de abstinencia exclusiva no afectan el riesgo de VIH en los países de bajos ingresos; esta revisión examinó las pruebas en países de ingresos altos.

Esta revisión incluyó 13 ensayos controlados aleatorios que compararon los programas de abstinencia exclusiva con diversos grupos control (p.ej. "atención habitual" "ninguna intervención"). Aunque se realizó una búsqueda internacional extensa de ensayos, todos los estudios incluidos reclutaron jóvenes residentes en los EE.UU. (en total al inicio = 15 940 participantes). Los programas se realizaron en escuelas, centros comunitarios y en el hogar; se suministraron en la familia o a grupos de jóvenes. No se pudo realizar un metanálisis debido a los datos que faltaban y a la diversidad del diseño de los programas. Sin embargo, los resultados de los ensayos individuales fueron notablemente coherentes.

En términos generales, los ensayos no indicaron que los programas de abstinencia exclusiva pueden reducir el riesgo del VIH indicado por medidas de resultado conductuales (p.ej. relaciones sexuales por vía vaginal sin protección) o medidas de resultados biológicas (p.ej. infecciones de transmisión sexual). En cambio, los programas sistemáticamente no tuvieron efecto sobre la incidencia de participantes con relaciones sexuales vaginales sin protección, la frecuencia de relaciones sexuales vaginales, el número de parejas sexuales, la iniciación sexual, o el uso del preservativo.

Un ensayo favoreció un programa de abstinencia exclusiva sobre la atención habitual en la incidencia de relaciones sexuales vaginales (n = 839), pero este resultado estaba limitado al seguimiento a los dos meses y estaba limitado por el error de medición y contrastaba con otros seis estudios con efectos no significativos (n = 2 615).

Una evaluación encontró varios efectos adversos (nocivos) significativos de los programas: los participantes en los programas de abstinencia exclusiva tuvieron mayor probabilidad que los controles con la atención habitual de informar infecciones de transmisión sexual (n = 2 711), embarazo (n = 1 548) y mayor frecuencia de relaciones sexuales vaginales (n = 338). Estos efectos estaban limitados por la deserción alta y contrastaban con otros estudios que mostraron efectos no significativos.

Se concluyó que los programas de abstinencia exclusiva no parecen reducir o exacerbar el riesgo de VIH entre los participantes en los países de ingresos altos, aunque estas pruebas quizá no se apliquen más allá de los jóvenes de los EE.UU. Las limitaciones de los ensayos incluían la información deficiente de medidas de resultado pertinentes, la confianza en que los participantes en el programa informan sus comportamientos con exactitud, y defectos metodológicos en los ensayos.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas no indican que las intervenciones para la abstinencia exclusiva reducen de forma efectiva o incrementan el riesgo de VIH entre los participantes en los países de ingresos altos; los ensayos sugieren que los programas no son efectivos, pero la posibilidad de generalizar sus resultados puede estar limitada a los jóvenes de los EE.UU. Si la financiamiento continúa, los recursos adicionales pueden apoyar la realización de evaluaciones rigurosas con medidas de resultado conductuales o biológicas. Se necesitan más ensayos que comparen la abstinencia exclusiva con las intervenciones que incluyan también la abstinencia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las intervenciones para la abstinencia exclusiva promueven la abstinencia sexual como el único medio para prevenir el contagio sexual del VIH; no promueven estrategias de actividad sexual más segura (p.ej. uso de preservativo). Aunque los programas de abstinencia exclusiva están generalizados, no existe ninguna revisión internacional dirigida a evaluar su efectividad para prevenir la infección por VIH en los países de ingresos altos.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los programas de abstinencia exclusiva para la prevención de la infección por VIH en los países de ingresos altos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se efectuaron búsquedas en 30 bases de datos electrónicas (p.ej. CENTRAL, PubMed, EMBASE, AIDSLINE, PsycINFO) que concluyeron en febrero de 2007. El cruce de referencias, la búsqueda manual, y el contacto con los expertos produjeron citas adicionales en abril de 2007.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios que evaluaron las intervenciones para la abstinencia exclusiva en los países de ingresos altos (definido por el Banco Mundial). Las intervenciones consistieron en cualquier esfuerzo para promover la abstinencia sexual para la prevención de la infección por VIH; se excluyeron los programas que también promovieron las estrategias de actividad sexual más segura. Los resultados fueron medidas de resultado biológicas y conductuales.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres revisores de forma independiente evaluaron la inclusión y la calidad metodológica de 20 070 registros y el texto completo de 326 documentos; se incluyeron 13 de los estudios evaluados. Debido a la heterogeneidad y a la falta de datos, se presentaron los resultados de los estudios individuales en vez de realizar un metanálisis.

Resultados principales: 

Los estudios incluyeron 15 940 jóvenes de los Estados Unidos; los participantes pertenecían a diversos grupos étnicos. Siete programas se realizaron en escuelas, dos en la comunidad y uno en los domicilios familiares. La mediana del seguimiento final fue 17 meses después del inicio.

Los resultados no mostraron indicación de que los programas de abstinencia exclusiva pueden reducir el riesgo de VIH, como lo indican los resultados autoinformados biológicos y conductuales. Comparado con diversos controles, los programas evaluados no afectaron sistemáticamente la incidencia de las relaciones sexuales vaginales sin protección, la frecuencia de las relaciones sexuales vaginales, el número de parejas sexuales, la iniciación sexual, o el uso de preservativo.

Un estudio halló un efecto significativamente protector sobre la incidencia de relaciones sexuales vaginales recientes (n = 839), pero estuvo limitado al seguimiento a corto plazo, en contra de estos resultados está el error de la medición y los resultados no significativos de otros seis estudios (n = 2 615).

Un estudio halló efectos significativamente perjudiciales en la incidencia de las ITS (n = 2 711), la incidencia del embarazo (n = 1 548) y la frecuencia de las relaciones sexuales vaginales (n = 338); estos efectos estaban también en contraposición con los estudios con hallazgos no significativos.

La fortaleza metodológica de los estudios era que emplearon grandes muestras, realizaron esfuerzos para mejorar el autoinforme, y el análisis controló las diferencias de los valores iniciales. Los defectos fueron la poca utilización de medidas de resultado pertinentes, el escaso informe de datos clave, el sesgo introducido por el autoinforme y los análisis que ignoraron la deserción y la asignación al azar de grupos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save