Intervenciones sistémicas para la estomatitis aftosa recurrente (úlceras bucales)

Las úlceras (heridas) de la boca son uno de los problemas orales más frecuentes, que muchas personas padecen reiteradamente. Éstas pueden ser dolorosas y de curación lenta. En el peor de los casos, pueden causar problemas importantes al comer y beber. Esta revisión halló que se usaron muchos tratamientos diferentes para controlar esta enfermedad, aunque las pruebas de su efectividad siguen siendo no concluyentes.

Conclusiones de los autores: 

No se encontró ningún tratamiento eficaz y por lo tanto los resultados siguen siendo no concluyentes en cuanto a la mejor intervención sistémica para la EAR. Es probable que este hecho represente el rigor metodológico deficiente de los ensayos y la ausencia de estudios para ciertos fármacos, en lugar de un efecto cierto de la intervención. También se admite que, en la práctica clínica, los fármacos individuales parecen surtir efecto para pacientes individuales y las intervenciones tienden a ser de naturaleza compleja. Además, se reconoce que las intervenciones sistémicas a menudo se reservan para los pacientes que han sido poco receptivos a los tratamientos tópicos y por lo tanto puede representar un grupo selecto de pacientes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La estomatitis aftosa recurrente (EAR) es la forma más frecuente de ulceración oral, caracterizada por la ulceración de la mucosa oral recurrente en un individuo sin otra patología. En el peor de los casos, la EAR puede causar dificultades significativas para comer y beber. El tratamiento se orienta principalmente al alivio del dolor y la cicatrización para reducir la duración de la enfermedad o reducir la tasa de recurrencia. Se ha utilizado una variedad de tratamientos tópicos y sistémicos.

Objetivos: 

Determinar el efecto clínico de las intervenciones sistémicas en la reducción del dolor asociado a la EAR, una reducción de la duración del episodio o la frecuencia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas electrónicas en: el Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health Group) y el registro de ensayos PaPaS (hasta el 6 de junio de 2012); CENTRAL vía The Cochrane Library (hasta el número 4 de 2012); MEDLINE vía OVID (desde 1950 hasta el 6 de junio de 2012); EMBASE vía OVID (desde 1980 hasta el 6 de junio de 2012); CINAHL vía EBSCO (desde 1980 hasta el 6 de junio de 2012); y AMED vía PubMed (desde 1950 hasta el 6 de junio de 2012). Se realizaron búsquedas en las listas de referencias de los artículos pertinentes y se contactó con los autores de los ensayos elegibles para identificar ensayos y obtener información adicional.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) en los cuales las medidas de resultado primarias evaluaban una reducción del dolor asociado con la EAR, una reducción de la duración del episodio o una reducción de la frecuencia del episodio. Los ensayos no fueron restringidos por resultado. También se incluyeron ECA de diseño cruzado.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron los datos de forma independiente por duplicado. Se contactó con los autores del ensayo para obtener detalles de la aleatorización, el cegamiento y los abandonos. Se realizó el riesgo de la evaluación de sesgos en seis dominios. Se siguieron las guías estadísticas de la Colaboración Cochrane y se calcularon los valores de los cocientes de riesgos (CR) mediante los modelos de efectos fijos (si había dos o tres ensayos en cada metanálisis) o los modelos de efectos aleatorios (si había cuatro o más ensayos en cada metanálisis).

Resultados principales: 

Se incluyeron 25 ensayos, 22 de los cuales fueron controlados con placebo y ocho comparaciones directas (cinco ensayos tenían más de dos brazos de tratamiento). Se evaluaron 21 intervenciones diferentes. Las intervenciones se agruparon en dos categorías: inmunorreguladoras/antiinflamatorias e inciertas. Sólo un estudio se consideró de bajo riesgo de sesgo. No hubo pruebas suficientes para apoyar o refutar el uso de cualquier intervención.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save