Cirugía con grapas versus cirugía convencional para las hemorroides

La hemorroidopexia con grapas se asocia con un riesgo mayor de recurrencia de las hemorroides y prolapso comparada con las hemorroidectomía por escisión convencional. Mientras que ambas operaciones son seguras, se descubrió que las técnicas de escisión tradicionales eran superiores a la técnica con grapas para prevenir los síntomas más clínicamente importantes. Si la recurrencia de las hemorroides y el prolapso se consideran los resultados clínicos más importantes, entonces la hemorroidectomía por escisión convencional sigue siendo el "tratamiento de referencia (gold standard)" para las hemorroides. Sin embargo, puede haber un subconjunto de pacientes para los cuales el método con grapas sea más útil, por lo que se justifica la realización de un estudio adicional.

Conclusiones de los autores: 

La hemorroidopexia con grapas se asocia a un riesgo a largo plazo mayor de recurrencia de las hemorroides y el prolapso. También es probable que se la asocie con una probabilidad mayor de recurrencia de los síntomas a largo plazo y la necesidad de cirugías adicionales comparada con las cirugías de hemorroides por escisión convencionales. Se debe informar a los pacientes sobre estos riesgos cuando se les ofrece la hemorroidopexia con grapas como tratamiento quirúrgico. Si la recurrencia de las hemorroides y el prolapso son los resultados clínicos más importantes, entonces la cirugía por escisión convencional sigue siendo el "valor de referencia (gold standard)" en el tratamiento quirúrgico de las hemorroides internas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las hemorroides son uno de los trastornos anorrectales más frecuentes. La hemorroidectomía abierta Milligan-Morgan es la técnica quirúrgica más ampliamente practicada para el tratamiento de las hemorroides y se considera el "valor de referencia (gold standard)" actual. La hemorroidopexia circular con grapas fue descrita por primera vez por Longo en 1998 como alternativa a la hemorroidectomía por escisión convencional. Los ensayos tempranos, pequeños, controlados aleatorios que comparaban hemorroidopexia con grapas con la cirugía por escisión tradicional han demostrado que es menos dolorosa y se asocia con una recuperación más rápida. Los informes también sugieren una mejor aceptación de los pacientes y un cumplimiento mayor con los procedimientos ambulatorios, que los hacen posiblemente más económicos

Objetivos: 

Comparar el uso de dispositivos de engrapado circulares y las técnicas de escisión convencionales en los pacientes con hemorroides sintomáticas.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en las principales bases de datos electrónicas (MEDLINE, EMBASE, and the Cochrane Central Register of Controlled Trials (CENTRAL) desde 1998 hasta mayo 2006.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorios que comparan la hemorroidopexia con grapas con las cirugías hemorroidales por escisión convencionales.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos se recopilaron en una hoja de datos. Cuando fue apropiado, se generó un odds-ratio mediante un modelo de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

Los pacientes sometidos a hemorroidopexia con grapas circular (HG) tuvieron significativamente más probabilidades de tener hemorroides recurrentes en el seguimiento a largo plazo en todos los puntos temporales que quienes recibieron hemorroidectomía convencional (HC) (siete ensayos, 537 pacientes, OR 3,85; IC: 1,47; 10,07; p = 0,006). Hubo 23 recurrencias en 269 pacientes del grupo con grapas versus sólo cuatro de 268 pacientes del grupo convencional. De igual manera, en los ensayos donde el seguimiento fue de un año o más, se asoció la HG con una mayor proporción de pacientes con recurrencia de las hemorroides (cinco ensayos, 417 pacientes, OR 3,60; IC: 1,24; 10,49; p = 0,02). Además, una proporción significativamente mayor de pacientes con HG se quejó de prolapso en todos los puntos temporales (ocho estudios, 798 pacientes, OR 2,96; IC: 1,33; 6,58; p = 0,008). En los estudios con seguimiento mayor que un año, se encontró el mismo resultado significativo (seis estudios, 628 pacientes, OR 2,68; IC: 0,98; 7,34; p = 0,05). No se observaron tendencias significativas a favor de HG en el dolor, el prurito anal y la urgencia fecal. Todos los otros parámetros clínicos mostraron tendencias que favorecían la HC

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save