Combinación de psicoterapia y benzodiazepina para el tratamiento del trastorno de pánico

Combinación de psicoterapia y benzodiazepina para el tratamiento del trastorno de pánico

El trastorno de pánico se caracteriza por la aparición repetida de ataques de pánico inesperados durante los cuales el individuo experimenta un fuerte temor con expectativa de muerte. Por lo general, estos ataques están acompañados de síntomas somáticos como palpitaciones, disnea o desvanecimiento. Las personas que sufren un trastorno de pánico presentan un temor previsor persistente a ataques recurrentes y se sienten ansiosos, incluso mientras no padecen ataques de pánico durante un cierto período. El trastorno de pánico se asocia con un riesgo elevado de agorafobia y depresión. Se informó que la prevalencia del trastorno de pánico es aproximadamente del 2% al 3% en la población en general. Se demostró que dos categorías de tratamiento amplias son eficaces para tratar el trastorno de pánico. La farmacoterapia con antidepresivos o benzodiazepinas y la psicoterapia. Estos tratamientos, a menudo, se combinan; no obstante, la eficacia de combinar psicoterapia y benzodiazepina para el trastorno de pánico no está clara, a pesar de su amplio uso. Esta revisión incluyó ensayos controlados aleatorios que compararon la combinación de psicoterapia y benzodiazepina con psicoterapia o benzodiazepina solas para las personas con trastorno de pánico. Sólo fue posible incluir tres ensayos. Dos se utilizaron en la comparación de la combinación de psicoterapia y benzodiazepina versus psicoterapia sola y uno en la comparación de la combinación con benzodiazepina. Estas comparaciones incluyeron 166 y 77 pacientes respectivamente. Estos números pequeños dificultan la detección de cualquier diferencia entre los tratamientos de combinación y el tratamiento solo. Los ensayos que compararon la combinación de los tratamientos con psicoterapia sola (ambos mediante terapia conductual) no indicaron diferencias en la respuesta entre los dos enfoques durante la intervención, al final de la misma o en el último momento del seguimiento. El ensayo que comparó la combinación de los tratamientos con benzodiazepina sola no mostró diferencias en la respuesta durante la intervención. Aunque la combinación de los tratamientos pareció ser más efectiva que la benzodiazepina sola al final del tratamiento, no se observaron diferencias significativas al séptimo mes del seguimiento. Antes de que sea posible realizar recomendaciones en base a las pruebas del tratamiento, se requieren más ensayos controlados aleatorios que comparen la combinación de la psicoterapia y benzodiazepinas con cualquier tratamiento solo, e incluyan a suficientes personas para poder detectar una diferencia cierta entre los tratamientos, si es que existe alguna.

Conclusiones de los autores: 

La revisión informó la escasez de pruebas de alta calidad que investiguen la eficacia de la psicoterapia combinada con benzodiazepinas para el trastorno de pánico. Actualmente, no existen suficientes pruebas para evaluar los efectos clínicos de la psicoterapia combinada con benzodiazepinas para pacientes con trastorno de pánico.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

A pesar de su amplio uso, la eficacia de combinar psicoterapia y benzodiazepinas para el trastorno de pánico es incierta.

Objetivos: 

Examinar la eficacia de la combinación comparada con algún tratamiento solo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se identificaron ensayos aleatorios que compararon la combinación de psicoterapia y benzodiazepina con terapia sola para el trastorno de pánico. Se realizaron búsquedas en los Estudios y Registros de Referencias del Grupo Cochrane de Depresión, Ansiedad y Neurosis. Se verificaron las referencias de los ensayos relevantes y de otras revisiones. Se estableció contacto con expertos en el campo. Se obtuvieron datos no publicados adicionales de los autores de los ensayos originales.

Criterios de selección: 

Dos autores verificaron de manera independiente los registros recuperados por las búsquedas para identificar los ensayos aleatorios que compararon la terapia combinada versus monoterapia en adultos con trastorno de pánico.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores verificaron de manera independiente la elegibilidad, evaluaron la calidad y extrajeron datos de los ensayos aptos por medio de un formulario de obtención de datos estandarizado. La medida de resultado primaria fue la "respuesta" basada en la estimación global. Los metanálisis de los efectos aleatorios se realizaron mediante la combinación de los datos de los estudios incluidos.

Resultados principales: 

Tres ensayos cumplieron los criterios de elegibilidad. Dos ensayos utilizaron una intervención de terapia conductual de 16 semanas y el tercero una intervención de terapia cognitivo conductual de 12 semanas. La duración del seguimiento varió de 0 a 12 meses.
Dos ensayos (166 participantes) facilitaron datos que compararon la combinación con psicoterapia sola (ambos utilizaron terapia conductual). No se observaron diferencias estadísticamente significativas en la respuesta durante la intervención (riesgo relativo [RR] para la combinación 1,25, IC del 95%: 0,78 a 2,03; P= 0,35), al final de la misma (RR 0,78, 0,45 a 1,35; P = 0,37), o en el último momento del seguimiento. Sin embargo, los datos del seguimiento sugirieron que la combinación quizá sea inferior a la terapia conductual sola (RR 0,62, 0,36 a 1,07; P = 0,08).
Un ensayo (77 participantes) comparó la combinación con benzodiazepina sola. No se hallaron diferencias en la respuesta durante la intervención (RR 1,57, 0,83 a 2,98; P = 0,17). Aunque la combinación pareció ser superior a la benzodiazepina sola al final del tratamiento (RR 3,39, 1,03 a 11,21; P = 0,05), existen dudas acerca de si el resultado fue estadísticamente significativo. Además, no se observaron diferencias significativas al séptimo mes de seguimiento (RR 2,31, 0,79 a 6,74; P = 0,12).

Tools
Information
Share/Save