Angioplastia primaria con balón versus colocación de stents para el tratamiento del infarto agudo de miocardio

La colocación de finos tubos metálicos (stents) tuvo mejores resultados que el uso de pequeños balones para abrir nuevamente las arterias de aquellas personas que han tenido un ataque cardíaco debido a la obstrucción de las arterias cardíacas.

Las arterias pueden obstruirse y estrecharse con los depósitos de grasa, colesterol y otras sustancias. Esto se denomina aterosclerosis y puede causar un ataque cardíaco. Dos métodos para abrir las arterias estrechadas u obstruidas en las personas que han tenido un ataque cardíaco reciente son, colocar un balón pequeño desinflado en la arteria y expandirlo para abrir el vaso (angioplastia con balón) o colocar un tubo metálico delgado o manga (stent) en la arteria para abrir la arteria. Esta revisión comparó estos tratamientos y encontró que ambos fueron igualmente eficaces para evitar la muerte, pero el uso de stents tuvo mejores resultados que la angioplastia con balón, debido a que fue necesario volver a desobstruir menos arterias y los stents previnieron más ataques cardíacos que la angioplastia con balón.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas que sugieran que la colocación primaria de stents reduce la mortalidad comparada con la angioplastia con balón. De acuerdo con este análisis, la colocación de stents parece estar asociada con una reducción en el riesgo de reinfarto y revascularización del vaso objetivo, pero no se pueden descartar los posibles factores de confusión debido a los diferentes tratamientos antitrombóticos/anticoagulantes postintervención.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La angioplastia con balón después de un infarto de miocardio (IM) reduce el riesgo de muerte, IM no mortal y accidente cerebrovascular, comparada con la reperfusión trombolítica. Sin embargo, hasta un 50% de los pacientes experimenta una reestenosis y un 3% a 5% un infarto de miocardio recurrente. Por lo tanto, en los pacientes con infarto agudo de miocardio, la colocación de stents puede ofrecer otros beneficios en comparación con la angioplastia con balón.

Objetivos: 

Analizar si la colocación primaria de stents comparada con la angioplastia primaria con balón reduce los resultados clínicos en los pacientes con infarto agudo de miocardio.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en MEDLINE, EMBASE, Pascal, Index medicus y en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register) (The Cochrane Library) desde 1979 hasta marzo 2002.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios de colocación primaria de stents o angioplastia primaria con balón antes del procedimiento invasivo; intervención en las arterias coronarias nativas en un plazo de 24 horas después de la aparición de los síntomas del infarto de miocardio; informe de muerte o reinfarto; y seguimiento de al menos un mes. Se excluyeron los ensayos en los que la asignación al azar ocurrió después de un procedimiento invasivo y los que incluyeron solamente a pacientes con shock cardiogénico.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores, de forma independiente, seleccionaron y extrajeron los datos de los ensayos identificados. Entre los resultados se incluyeron la mortalidad, el reinfarto, la revascularización arterial coronaria, la revascularización del vaso objetivo, la necesidad de reparación vascular o transfusión de sangre. Se calcularon los odds-ratios de Peto. Se realizaron varios análisis de sensibilidad para analizar la estabilidad del efecto general del tratamiento.

Resultados principales: 

Se incluyeron nueve ensayos con 4433 participantes. Los odds-ratios para la mortalidad después de la colocación de stents comparada con la angioplastia con balón a 30 días, seis y 12 meses fueron 1,16 (IC del 95%: 0,78 a 1,73); 1,27 (IC del 95%: 0,89 a 1,83) y 1,06 (IC del 95%: 0,77 a 1,45). A 30 días, seis y 12 meses, los odds-ratios para el reinfarto después de la colocación de stents comparada con la angioplastia con balón fueron 0,52 (IC del 95%: 0,31 a 0,87); 0,67 (IC del 95%: 0,45 a 1,00) y 0,67 (IC del 95%: 0,45 a 0,98) y los odds-ratios para la revascularización del vaso objetivo después de la colocación de stents comparada con la angioplastia con balón fueron 0,45 (IC del 95%: 0,34 a 0,60); 0,42 (IC del 95%: 0,35 a 0,51) y 0,47 (IC del 95%: 0,38 a 0,57). El odds-ratio para las complicaciones hemorrágicas postintervención después de la colocación de stents comparada con la angioplastia con balón fue 1,34 (IC del 95%: 0,95 a 1,88; prueba de heterogeneidad p > 0,1).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save