Intervenciones conductuales para reducir la transmisión de la infección por VIH entre los trabajadores sexuales y sus clientes en países de ingresos bajos y medios

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Las tasas del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y la propagación de infecciones de transmisión sexual (ITS) siguen aumentando, en particular entre los trabajadores sexuales y sus clientes en países de ingresos bajos y medios. Los esfuerzos para la prevención dirigidos a estas infecciones en esta población en riesgo pueden haber tenido un efecto en la reducción de la transmisión general del VIH/ITS en la población en general. Se ha informado que existen varias intervenciones conductuales exitosas incluidas las intervenciones para reducir la incidencia y la prevalencia del VIH/ITS, cambiar el comportamiento, promover el uso de preservativos, mejorar la disponibilidad de preservativos y aumentar el conocimiento en salud sexual. La revisión encontró siete ensayos controlados aleatorios (ECA) individuales, dos ECA grupales y cuatro ensayos controlados cuasialeatorios que incluyeron a 8698 participantes y que examinaron varias intervenciones conductuales con objeto de evaluar si reducían las tasas de VIH/ITS o daban lugar a un cambio en el comportamiento entre los trabajadores sexuales y sus clientes. Los resultados mostraron que las intervenciones fueron efectivas en cuanto a la prevención del VIH/ITS e incluyeron una reducción de la incidencia y la prevalencia del VIH y las ITS. Además, hubo algunas diferencias en el comportamiento autoinformado incluido un aumento del uso de preservativos y una reducción en el riesgo de consumo de drogas. Sin embargo, estos ensayos fueron pequeños y por lo general tenían pocos participantes. Como resultado, hubo pruebas limitadas sobre la efectividad de la teoría cognitiva social y la promoción del uso de preservativos en cuanto a la reducción de la incidencia del VIH/ITS en comparación con otras intervenciones conductuales. Esto se debe a que ningún ECA examinó los efectos de estas intervenciones sobre la prevalencia del VIH o sobre los trabajadores sexuales aparte de las mujeres. Por lo tanto, en la investigación futura y las agendas de programas es importante evaluar otras estrategias potencialmente más potentes para el cambio de conducta.

Conclusiones de los autores: 

No obstante, las pruebas disponibles indican que en comparación con la atención estándar o ninguna intervención, las intervenciones conductuales son efectivas para reducir el VIH y la incidencia de ITS entre las trabajadoras sexuales (mujeres) (TSM). Debido a los beneficios de la teoría cognitiva social y la promoción del uso de preservativos para reducir el VIH/ITS y la necesidad de la salud pública de controlar la transmisión entre las TSM, existe un hallazgo claro a favor de las intervenciones conductuales. Sin embargo, debe reconocerse que falta información acerca de la mayoría de los demás resultados y las poblaciones estudiadas, y que todos los ensayos se realizaron en países de ingresos bajos y medios.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se han adoptado diversas intervenciones para reducir la transmisión del VIH entre los trabajadores sexuales y sus clientes aunque aún debe investigarse la efectividad de estas estrategias mediante técnicas metanalíticas.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las intervenciones conductuales para reducir la transmisión de la infección por VIH entre los trabajadores sexuales y sus clientes en países de ingresos bajos y medios.

Estrategia de búsqueda (: 

El Registro Central Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), el Registro Especializado del Grupo Cochrane de VIH/SIDA (Cochrane HIV/AIDS Group), la Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas (Cochrane Database of Systematic Reviews), MEDLINE, PsycINFO, Resúmenes Sociológicos, CINAHL, Dissertation Abstract International (DAI), EMBASE, LILACS, BIOSIS, SciSearch, INDMED, Proquest y diversas bases de datos de resúmenes del sur de Asia se incluyeron en la lista de bases de datos. También estaban incluidos en la lista de bases de datos los sitios de publicaciones de la Organización Mundial de la Salud, los US Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el control y la prevención de enfermedades de los EE.UU.) y otras organizaciones de investigación internacionales y no gubernamentales.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) y ensayos controlados cuasialeatorios que examinaran los efectos sobre el riesgo de transmisión del VIH de diferentes intervenciones conductuales o que compararan las intervenciones conductuales con ninguna intervención, que describieran cualquiera de las medidas de resultado, como la incidencia y la prevalencia del VIH, la incidencia y la prevalencia de ITS, el cambio en el uso autoinformado de preservativos y otros resultados relacionados con el VIH.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores, de forma independiente, evaluaron los ensayos, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. También se evaluó la heterogeneidad entre los ensayos.

Resultados principales: 

Se incluyó un total de 13 ensayos con 8698 participantes. Los resultados primarios (prevalencia e incidencia del VIH y la ITS) se informaron en siete ensayos. La incidencia del VIH se informó en sólo tres de estos ensayos. Después de una evaluación de seguimiento a los seis meses, no hubo pruebas de que la intervención cognitiva conductual social fuese efectiva para reducir la incidencia del VIH (CR 0,12; IC del 95%: 0,01 a 2,22). Sin embargo, hubo una reducción en la incidencia del VIH en la evaluación de seguimiento a los tres meses de la promoción del uso de preservativos femeninos y masculinos (CR 0,07; IC del 95%: 0,00 a 1,38). Las intervenciones cognitivas sociales y la promoción del uso de preservativos femeninos y masculinos redujeron significativamente la incidencia de ITS (CR 0,57; IC del 95%: 0,34 a 0,96) y (CR 0,63; IC del 95%: 0,45 a 0,88), respectivamente. Se identificaron resultados secundarios en 13 ensayos. Los metanálisis mostraron pruebas de que las intervenciones para promover el uso de preservativos femeninos y masculinos reducen la falta de uso de preservativos (CR 0,83; IC del 95%: 0,65 a 1,05) en comparación con la promoción de preservativos masculinos solamente, y de que las intervenciones cognitivas sociales redujeron el consumo de drogas entre los trabajadores sexuales (CR 0,65; IC del 95%: 0,36 a 1,16) en comparación con la atención estándar.

Share/Save