Rehabilitación de miembros artificiales para pacientes de edad avanzada con una pierna amputada a la altura de la rodilla o por encima de ella debido a problemas de circulación sanguínea

Antecedentes

Los problemas de circulación insuficiente en las piernas (disvascularidad), particularmente en pacientes mayores de 60 años, pueden ser tan graves que precisen la amputación de una pierna. Esto puede ocurrir a la altura de la rodilla o por encima de ella. Las condiciones médicas acompañantes (comorbilidades) como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares o cardíacas pueden afectar a la rehabilitación de un paciente. Cuando se coloca un miembro artificial (prótesis) por encima o a través de la rodilla, es difícil que el paciente recupere la movilidad y la funcionalidad, y algunos pacientes optan por utilizar una silla de ruedas. La motivación, la comodidad, la apariencia estética, la funcionalidad, la fiabilidad, la facilidad de uso, la movilidad previa y el esfuerzo adicional necesario para utilizar una pierna artificial son factores importantes que pueden afectar a la independencia de una persona y al uso de la prótesis. El miedo a las caídas, el número de caídas, las circunstancias sociales y la ayuda y el apoyo de otras personas también son influencias importantes. Los autores de la revisión buscaron ensayos que compararan diferentes tipos de rehabilitación que pudieran beneficiar la movilidad o la función en pacientes de edad avanzada que utilizan un miembro artificial.

Características de los estudios y resultados clave

Los autores de la revisión sólo encontraron un ensayo controlado de calidad metodológica moderada (búsqueda más reciente, 14 de junio de 2018). Este ensayo tenía un diseño cruzado (cross-over), y a cada uno de los 10 participantes se le añadieron tres pesos protésicos aparentemente idénticos a la prótesis debajo de la rodilla en orden aleatorio. Todos los miembros artificiales eran prótesis de estilo modular. Los participantes - nueve hombres y una mujer - tenían más de 50 años de edad, y ocho tenían más de 60 años. Durante las pocas horas del ensayo, cuatro participantes prefirieron el peso más ligero (150 g), cinco prefirieron el peso medio (770 g) y uno prefirió el peso más pesado (1625 g). Siete de los 10 pacientes clasificaron con éxito los pesos de más ligero a más pesado. Las pesas no alteraron la velocidad de los participantes en una prueba de caminata de dos minutos. Los autores del estudio no informaron de ningún efecto adverso.

Calidad de la evidencia y conclusiones

La inclusión de un solo ensayo con un número reducido de participantes, la breve exposición a diferentes pesos en un contexto de laboratorio y el hecho de que hubiera diferencias de peso entre los pacientes y sus prótesis limitan la utilidad de estos hallazgos. La limitada evidencia incluida en esta revisión es de muy baja calidad y es insuficiente para informar la elección de la rehabilitación protésica, incluido el peso óptimo de la prótesis, después de una amputación transfemoral unilateral en pacientes de edad avanzada con problemas vasculares.

Conclusiones de los autores: 

La limitada evidencia presentada en esta revisión es de muy baja calidad y es insuficiente para informar la elección de la rehabilitación protésica, incluido el peso óptimo de la prótesis, después de una amputación transfemoral unilateral en pacientes de edad avanzada con problemas vasculares. Se necesita urgentemente un programa de investigación que incluya ensayos controlados aleatorizados para examinar las intervenciones clave en esta área.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La disvascularidad es la causa del 75% de todas las amputaciones de miembros inferiores en el Reino Unido. Alrededor del 37% de estos procedimientos se realizan a nivel transfemoral (mitad del muslo), y la mayoría de los pacientes son mayores de 60 años y tienen comorbilidades existentes. A un número significativo de estos pacientes amputados se les prescribe una prótesis de miembro inferior para caminar. Sin embargo, muchos pacientes amputados no alcanzan un alto nivel de funcionalidad después de la rehabilitación protésica. Esta es la tercera actualización de una revisión publicada por primera vez en 2005.

Objetivos: 

Identificar y resumir la evidencia que evalúa las intervenciones de rehabilitación protésica para la deambulación protésica después de una amputación transfemoral o transgénica unilateral en pacientes de edad avanzada con trastornos vasculares, ya sea en la comunidad o en instituciones.

Métodos de búsqueda: 

El especialista en información del Grupo Cochrane Vascular realizó búsquedas en las bases de datos del registro especializado del Grupo Cochrane Vascular (Cochrane Vascular Specialised Register), CENTRAL, MEDLINE, Embase y CINAHL, en la World Health Organization International Clinical Trials Registry Platform y en el registro de ensayos de ClinicalTrials.gov hasta el 14 de junio de 2018. Se realizaron búsquedas adicionales mediante la búsqueda manual de citas de los estudios identificados por la búsqueda electrónica. No se impusieron restricciones respecto al idioma o estado de publicación.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados y cuasialeatorizados que prueban las intervenciones de rehabilitación protésica después de una amputación transfemoral o transgénica unilateral en pacientes de edad avanzada (de 60 años o más) disvasculares.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión examinaron de forma independiente los resultados de la búsqueda de estudios potencialmente elegibles y, al obtener informes completos de éstos, seleccionaron los estudios para su inclusión y exclusión. Dos autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron la calidad metodológica de los estudios y extrajeron los datos. Se utilizó GRADE para evaluar la calidad general de la evidencia que apoyaba los resultados evaluados en esta revisión.

Resultados principales: 

No se identificaron nuevos estudios para su inclusión en esta actualización. En total se incluyó un ensayo, se excluyeron 18 ensayos, se clasificó un ensayo como en curso y se clasificó otro como en espera de clasificación. El número total de participantes en el ensayo incluido fue de 10, y la calidad metodológica de este ensayo fue moderada debido al alto riesgo de sesgo en relación con dos dominios (generación de secuencias aleatorias y ocultación de la asignación), pero de bajo riesgo de sesgo para los cuatro dominios restantes (cegamiento, datos de resultados incompletos, información selectiva y cualquier otro sesgo). El ensayo incluido fue un ensayo cruzado (cross-over) aleatorizado a corto plazo realizado en Canadá, en el que se probaron los efectos de añadir tres pesos protésicos aparentemente idénticos (150 g vs 770 g vs 1625 g) a las prótesis de un total de 10 participantes con amputación transfemoral disvascular unilateral. Ocho participantes tenían más de 60 años. Los autores del ensayo encontraron que cuatro participantes preferían que se añadiera el peso más ligero (150 g), cinco preferían el peso medio (770 g) y uno prefería el peso más pesado (1625 g). Los investigadores interpretaron que esto equivalía a la satisfacción del usuario (éxito) y no informaron ningún efecto adverso.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save