Intervenciones para la prevención de lesiones en ambientes donde se expende alcohol

Las lesiones son una carga significativa para la salud pública y la intoxicación por alcohol (es decir, la embriaguez) se ha reconocido como un factor de riesgo de lesiones; en efecto, el alcohol causa una considerable proporción de todas las lesiones. El alcohol asociado con lesiones es un problema en los países de altos y de bajos ingresos.

Muchas intervenciones para reducir las lesiones relacionadas con el alcohol se centran en la demanda y tienen como objetivo la reducción de la demanda de los individuos y, por lo tanto, el consumo de alcohol. Sin embargo, cada vez se le presta mayor atención en las intervenciones relacionadas con la oferta que intentan alterar el ambiente y el contexto en el cual se suministra y consume el alcohol; el objetivo es modificar el hábito de beber o el ambiente donde se expende alcohol de manera que se reduzca el daño potencial.

Esta revisión sistemática se realizó para examinar las pruebas de la efectividad de las intervenciones implementadas en el ambiente donde se expende alcohol, con el objetivo de reducir las lesiones. Los autores de esta revisión sistemática examinaron todos los estudios que compararon los ambientes donde se expende alcohol expuestos a una intervención centrada en facilitar el consumo responsable de alcohol o en la prevención de lesiones, con los ambientes donde se expende alcohol no expuestos a dicha intervención.

Los autores encontraron 20 estudios; sólo cinco de estos estudios midieron el efecto sobre la lesión; los 15 restantes midieron el efecto sobre la conducta (de los clientes o de los expendedores de alcohol dentro de los locales). Los estudios investigaron varias intervenciones que incluyeron el entrenamiento de los expendedores, las iniciativas de promoción de salud, un servicio para prevenir la conducción de vehículos bajo los efectos del alcohol, una intervención de políticas e intervenciones dirigidas al ambiente donde se expende alcohol.

Los revisores concluyeron que no existen pruebas fiables de que las intervenciones en el ambiente donde se expende alcohol sean efectivas para prevenir lesiones. Se encontró que la efectividad de las intervenciones sobre el consumo de alcohol de los clientes no fue concluyente. Hay cierta indicación de mejoría en la conducta de los expendedores pero es difícil predecir qué efecto pudiera tener este resultado sobre el riesgo real de lesiones.

La falta de cumplimiento de las intervenciones parece ser un problema particular; por lo tanto, es más probable que las intervenciones obligatorias o las que se asocian con incentivos para el cumplimiento muestren un efecto. Es necesario mejorar la metodología de las evaluaciones futuras. El centro de las investigaciones se debe ampliar para investigar la efectividad de intervenciones diferentes del entrenamiento de expendedores, donde dominan las investigaciones previas. Cuando la obtención de los datos del resultado de lesión no sea posible, se deben realizar investigaciones para identificar los indicadores sustitutos más útiles.

Conclusiones de los autores: 

No existen pruebas fiables de que las intervenciones en ambientes donde se expende alcohol sean efectivas para reducir las lesiones. El cumplimiento de las intervenciones parece ser un problema; por lo tanto, es más probable que las intervenciones obligatorias muestren un efecto. Se necesitan ensayos controlados aleatorios, con ocultación de la asignación y cegamiento adecuados para mejorar la base de pruebas. También se necesitan ensayos no aleatorios adicionales bien realizados cuando la asignación aleatoria no sea posible.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las lesiones representan un problema importante de la salud pública y la intoxicación por alcohol se reconoce como un factor de riesgo de lesiones. Cada vez se presta mayor atención a las intervenciones relacionadas con la oferta, que tienen como objetivo modificar el ambiente y el contexto en el que se ofrece y consume alcohol.

Objetivos: 

Cuantificar la efectividad de las intervenciones implementadas en el ambiente donde se expende alcohol para la reducción de lesiones.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Lesiones (Cochrane Injuries Group) (septiembre 2004), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library, número 3, 2004), MEDLINE (enero 1966 hasta septiembre 2004), EMBASE (1980 hasta 2004, semana 36), otras bases de datos especializadas y listas de referencias de artículos. También se estableció contacto con expertos en el tema.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECAs) y estudios controlados (ECCs) no aleatorios de la efectividad de las intervenciones administradas en ambientes donde se expende alcohol que intentaron modificar las condiciones bajo las que se expende y consume alcohol, para facilitar el consumo responsable de alcohol y reducir la incidencia de daños relacionados con el alcohol.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de forma independiente realizaron la revisión de los resultados de la búsqueda y evaluaron los textos completos de los estudios potencialmente pertinentes para su inclusión. Se extrajeron los datos y se examinó la calidad metodológica. Debido a la variabilidad en los tipos de intervención investigados, no fue apropiado un análisis agrupado.

Resultados principales

Veinte estudios cumplieron los criterios de inclusión. En general la calidad metodológica fue deficiente. Cinco estudios utilizaron la lesión como una medida de resultado; sólo uno de estos estudios fue aleatorio. Los estudios se agruparon en categorías amplias de acuerdo con el tipo de intervención.

Un ECC no aleatorio investigó el entrenamiento de los expendedores de alcohol y determinó una reducción del 23% en los accidentes nocturnos de vehículos únicos en el área experimental (controlado para los accidentes en el área control). Otros ECC examinaron el efecto de un servicio para prevenir la conducción de vehículos bajo los efectos del alcohol e informaron una reducción del 15% de los accidentes viales con lesiones en el área experimental, sin cambio en el control; no se encontraron diferencias en los accidentes fatales. Un ECC que investigó la repercusión de una intervención de políticas, informó que previo a la intervención el índice de agresión grave en el área experimental era 52% mayor que el índice en el área control. Después de la intervención el índice de agresión grave en el área experimental fue 37% menor que en el control.

El único ECA centrado en el ambiente donde se expende alcohol y en el cual la medida de resultado fue una lesión, comparó la vajilla de vidrio reforzado (experimental) con la vajilla de vidrio templado (control) con respecto al número de lesiones del personal del bar; se detectó un mayor número de lesiones en el grupo experimental (riesgo relativo 1,72; IC del 95%: 1,15 a 2,59). Un ECC que investigó el efecto de una intervención centrada en la reducción de los delitos observados en locales donde se consume alcohol; encontró una tasa menor de todos los delitos en los locales experimentales (proporción de la tasa 4,6; IC del 95%: 1,7 a 12; p = 0,01); no se encontraron diferencias con respecto a las lesiones (proporción de la tasa 1,1; IC del 95%: 0,1 a 10; p = 0,093).

La efectividad de las intervenciones sobre el consumo de alcohol de los clientes no es concluyente. Un ensayo aleatorio encontró una reducción estadísticamente significativa de la agresión grave mostrada por los clientes. Hay cierta indicación de mejoría en la conducta de los expendedores, pero es difícil predecir qué efecto pudiera tener este hecho sobre el riesgo de lesiones.

Conclusiones de los autores

No existen pruebas fiables de que las intervenciones en ambientes donde se expende alcohol sean efectivas para reducir las lesiones. El cumplimiento de las intervenciones parece ser un problema; por lo tanto, es más probable que las intervenciones obligatorias muestren un efecto. Se necesitan ensayos controlados aleatorios, con ocultación de la asignación y cegamiento adecuados para mejorar la base de pruebas. También se necesitan ensayos no aleatorios adicionales bien realizados cuando la asignación aleatoria no sea posible.

Esta revisión debería citarse como:Ker Katharine, Chinnock PaulLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Veinte estudios cumplieron los criterios de inclusión. En general la calidad metodológica fue deficiente. Cinco estudios utilizaron la lesión como una medida de resultado; sólo uno de estos estudios fue aleatorio. Los estudios se agruparon en categorías amplias de acuerdo con el tipo de intervención.

Un ECC no aleatorio investigó el entrenamiento de los expendedores de alcohol y determinó una reducción del 23% en los accidentes nocturnos de vehículos únicos en el área experimental (controlado para los accidentes en el área control). Otros ECC examinaron el efecto de un servicio para prevenir la conducción de vehículos bajo los efectos del alcohol e informaron una reducción del 15% de los accidentes viales con lesiones en el área experimental, sin cambio en el control; no se encontraron diferencias en los accidentes fatales. Un ECC que investigó la repercusión de una intervención de políticas, informó que previo a la intervención el índice de agresión grave en el área experimental era 52% mayor que el índice en el área control. Después de la intervención el índice de agresión grave en el área experimental fue 37% menor que en el control.

El único ECA centrado en el ambiente donde se expende alcohol y en el cual la medida de resultado fue una lesión, comparó la vajilla de vidrio reforzado (experimental) con la vajilla de vidrio templado (control) con respecto al número de lesiones del personal del bar; se detectó un mayor número de lesiones en el grupo experimental (riesgo relativo 1,72; IC del 95%: 1,15 a 2,59). Un ECC que investigó el efecto de una intervención centrada en la reducción de los delitos observados en locales donde se consume alcohol; encontró una tasa menor de todos los delitos en los locales experimentales (proporción de la tasa 4,6; IC del 95%: 1,7 a 12; p = 0,01); no se encontraron diferencias con respecto a las lesiones (proporción de la tasa 1,1; IC del 95%: 0,1 a 10; p = 0,093).

La efectividad de las intervenciones sobre el consumo de alcohol de los clientes no es concluyente. Un ensayo aleatorio encontró una reducción estadísticamente significativa de la agresión grave mostrada por los clientes. Hay cierta indicación de mejoría en la conducta de los expendedores, pero es difícil predecir qué efecto pudiera tener este hecho sobre el riesgo de lesiones.

Tools
Information
Share/Save