Creatina para la esclerosis lateral amiotrófica / enfermedad de la motoneurona

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA), también conocida como enfermedad de la motoneurona (EMN), es una enfermedad neurodegenerativa progresiva que causa parálisis generalizada y acorta la vida. Recientemente, un ácido orgánico de formación natural denominado creatina ha recibido atención como tratamiento potencial para la ELA/EMN. Sin embargo, hasta el momento los ensayos en humanos han mostrado resultados contradictorios. Por lo tanto, se revisaron de forma sistemática todas las pruebas de ensayos clínicos disponibles hasta julio de 2012 para determinar si la creatina tiene efectos beneficiosos o perjudiciales en los pacientes con ELA/EMN. Esta revisión incluyó tres ensayos clínicos bien diseñados con un total de 386 participantes que recibieron creatina o placebo. En general, la creatina fue bien tolerada sin efectos secundarios graves. Con el uso de diversos métodos estadísticos se encontró que la creatina en una dosis de 5 g a 10 g por día no mejoró la supervivencia relacionada con la ELA ni enlenteció la progresión de la ELA de forma significativa. Hubo indicios de que la creatina puede empeorar ligeramente la capacidad respiratoria, aunque este hecho puede haberse debido a una variabilidad estadística engañosa.

Conclusiones de los autores: 

En los pacientes diagnosticados con ELA clínicamente probable o definitiva, la creatina en dosis que varían de 5 g a 10 g por día no tuvo un efecto estadísticamente significativo en la supervivencia, la progresión en la ALSFRS-R ni el porcentaje teórico de la progresión de la CVF.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se ha demostrado que la creatina, un ácido orgánico nitrogenado de formación natural involucrado en la producción de trifosfato de adenosina (ATP, por sus siglas en inglés), aumenta la supervivencia en modelos de esclerosis lateral amiotrófica (ELA) en ratones, también conocida como enfermedad de la motoneurona (EMN). Sin embargo, los resultados de los ensayos en humanos han sido contradictorios. Debido a dichos resultados contradictorios con respecto a la eficacia de la creatina se realizó una revisión sistemática que se actualizó en 2012.

Objetivos: 

Examinar sistemáticamente la eficacia de la creatina para prolongar la supervivencia relacionada con la ELA y enlentecer la progresión de la ELA.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Enfermedades Neuromusculares (16 de julio de 2012), CENTRAL (2012, Número 7 en The Cochrane Library), MEDLINE (enero de 1966 hasta julio de 2012) y EMBASE (enero de 1980 hasta julio de 2012) para obtener cualquier ensayo que incluyera la creatina para el tratamiento de la ELA. Se estableció contacto con expertos en el tema para obtener estudios adicionales.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios del tratamiento con creatina o placebo en pacientes con diagnóstico de ELA. El resultado primario fue el tiempo de supervivencia sin traqueostomía; los resultados secundarios fueron la progresión de la ELA medida por cambios en las ALS functional rating revised scores (ALSFRS-R) (puntuaciones revisadas de calificación funcional de la ELA) y el porcentaje teórico de la capacidad vital forzada (CVF) en el transcurso del tiempo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores seleccionaron los estudios de forma independiente, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Se obtuvieron y analizaron los datos de los participantes individuales de cada estudio.

Resultados principales: 

Se incluyeron tres ensayos con 386 participantes asignados al azar a creatina 5 g a 10 g por día o placebo. Cuando se actualizaron las búsquedas en el año 2012 no se encontraron ensayos adicionales. Se informó que la creatina fue bien tolerada en los tres estudios incluidos, sin pruebas de insuficiencia renal ni eventos adversos graves atribuibles específicamente a la creatina. Al utilizar una prueba estadística de rango logarítmico agrupada no se encontraron diferencias estadísticas en la supervivencia entre los grupos de creatina y placebo entre los tres estudios (Chi2 = 0,09; p = 0,76). Además, no se encontraron diferencias estadísticas en las pendientes de la ALSFRS-R entre los dos grupos en los tres estudios que utilizaron un modelo agrupado lineal de efectos combinados (diferencia de la pendiente de +0,03 ALSFRS-R/mes en el grupo de creatina; p = 0,76). Es interesante destacar que hubo una tendencia hacia una pendiente de la CVF ligeramente peor en el grupo de creatina (diferencia de la pendiente de -0,63 CVF/mes en el grupo de creatina) cuando se utilizó un modelo agrupado lineal de efectos combinados entre los dos estudios que incluyeron la CVF como un resultado, aunque esta diferencia no fue estadísticamente significativa (p = 0,054).

Tools
Information
Share/Save