Oxigenoterapia normobárica e hiperbárica para el tratamiento y la prevención de la migraña y la cefalea en racimos

Antecedentes

La migraña y las cefaleas en racimos son intensas e invalidantes. La oxigenoterapia hiperbárica (OTHB, que es la respiración de oxígeno puro a presiones mayores de una atmósfera en una cámara presurizada) y la oxigenoterapia a presión normal (OTNB) se pueden aplicar a través de una máscara en el domicilio o en un consultorio. Estos tratamientos pueden ayudar a interrumpir los ataques agudos y prevenir ataques futuros.

Resultados

Se buscó originalmente y de manera amplia en la bibliografía en mayo de 2008, y más recientemente en junio de 2015. Se buscaron ensayos de alta calidad que ayudarían a definir si había pruebas convincentes a favor o en contra de la administración de oxígeno para la migraña o la cefalea en racimos. Se incluyeron 11 ensayos en esta revisión.

Calidad de la evidencia

Se encontraron algunas pruebas de muy baja calidad que indicaron que la OTHB alivia el dolor de las cefaleas migrañosas agudas y posiblemente las cefaleas en racimos, y que la OTNB puede aliviar el dolor de la cefalea en racimos. No se encontraron pruebas de que alguna de las dos pueda prevenir ataques futuros. Como muchas migrañas se pueden tratar sencillamente con un tratamiento farmacológico adecuado, es necesario realizar más estudios de investigación que ayuden a elegir a los pacientes más apropiados (de existir alguno) para recibir la OTHB.

Conclusiones de los autores: 

Desde la última versión de esta revisión, dos nuevos estudios incluidos han aportado información adicional para modificar las conclusiones. Hubo algunas pruebas de que la OTHB fue efectiva para combatir la migraña aguda en una población no seleccionada y pruebas débiles de que la OTNB fue igualmente efectiva para la cefalea en racimos. Dado el costo y la disponibilidad deficiente del OTHB, se deberían realizar más investigaciones en pacientes no receptivos al tratamiento estándar. La OTNB es económica, segura y fácil de aplicar, de manera que probablemente se continúe utilizando a pesar de las pruebas limitadas en esta revisión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La migraña y las cefaleas en racimos son intensas e invalidantes. La migraña afecta hasta el 18% de las mujeres, mientras que las cefaleas en racimos son mucho menos frecuentes (0,2% de la población). Hay a disposición varios tratamientos agudos y profilácticos. La oxigenoterapia hiperbárica (OTHB) es la administración terapéutica de oxígeno al 100% a presiones ambientales mayores que una atmósfera, mientras que la oxigenoterapia normobárica (OTNB) se administra a una atmósfera. Esta es una versión actualizada de la revisión Cochrane original publicada en el Número 3, 2008 bajo el título "Oxígeno normobárico e hiperbárico para la migraña y la cefalea en racimos".

Objetivos: 

Examinar la eficacia y la seguridad de la oxigenoterapia normobárica (OTNB) y la oxigenoterapia hiperbárica (OTHB) en el tratamiento de la migraña y la cefalea en racimos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se actualizaron las búsquedas de las siguientes bases de datos hasta el 15 de junio de 2015: CENTRAL (the Cochrane Library), MEDLINE, EMBASE y CINAHL. Para la revisión original, se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos hasta mayo 2008: CENTRAL, MEDLINE, EMBASE, CINAHL, DORCTIHM y listas de referencias de artículos relevantes. Se hicieron búsquedas manuales en revistas relevantes y se contactó con investigadores para identificar ensayos.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios que compararon OTHB u OTNB entre sí, otros tratamientos activos, intervenciones placebo (simuladas) o ningún tratamiento en pacientes con migraña o cefalea en racimos.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres autores de la revisión extrajeron de forma independiente los datos y evaluaron la calidad de las pruebas mediante el enfoque GRADE.

Resultados principales: 

En esta actualización, se incluyeron 11 ensayos con 209 participantes. Cinco ensayos (103 participantes) compararon OTHB versus tratamiento simulado para la migraña aguda, tres ensayos compararon OTNB con tratamiento simulado o tartrato de ergotamina para la cefalea en racimos (145 participantes), dos ensayos evaluaron la OTHB para la cefalea en racimos (29 participantes), y un ensayo (56 participantes) comparó OTNB con tratamiento simulado para un grupo mixto de cefaleas. El riesgo de sesgo varió considerablemente entre estos ensayos, pero en general, la calidad de los ensayos fue de deficiente a moderada. Un ensayo puede no haber sido verdaderamente aleatorio y dos estudios incluidos se informaron solamente como resúmenes. Siete ensayos no indicaron la ocultación de la asignación ni el método de asignación al azar. Es de señalar que diez de los 11 ensayos utilizaron un tratamiento simulado como comparador y el evaluador de resultados no estaba al tanto de la asignación.

Se agruparon los datos de tres ensayos, lo que indicó que la OTHB fue efectiva para aliviar la migraña en comparación con el tratamiento simulado (cociente de riesgos [CR] 6,21; IC del 95%: 2,41 a 16,00; 58 participantes, tres ensayos). La calidad de las pruebas fue baja y se disminuyó por los estudios cruzados pequeños con informe incompleto. No hubo pruebas de que la OTHB pudiera prevenir los episodios de migraña, redujera la incidencia de náuseas y vómitos o redujera la necesidad de medicación de rescate. No hubo pruebas de que la OTHB fuera efectiva para combatir la cefalea en racimos (CR 11,38; IC del 95%: 0,77 a 167,85; p = 0,08) (un ensayo), pero este ensayo tuvo poco poder estadístico.

La OTNB fue efectiva para combatir la cefalea en racimos en comparación con el tratamiento simulado en un único estudio pequeño (CR 7,88; IC del 95%: 1,13 a 54,66), pero no fue superior a la administración de ergotamina en otro ensayo pequeño (CR 1,17; IC del 95%: 0,94 a 1,46; P = 0,16). Un tercer ensayo informó una diferencia estadísticamente significativa en la proporción de ataques tratados con éxito con oxígeno (117 de 150 ataques fueron tratados con éxito con OTNB [78%] versus 30 de 148 ataques tratados con OTNB [20%]). La proporción de pacientes que respondieron fue consistente en estos tres ensayos e indicó que fue probable que más del 75% de las cefaleas respondiera a la OTNB.

No se informaron efectos adversos graves con la OTHB o la OTNB.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save