Antibióticos perioperatorios para prevenir la infección después del aborto en el primer trimestre

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La infección del aparato genital superior, incluido el útero y las trompas de Falopio, puede causar complicaciones después del aborto inducido. Los antibióticos administrados cerca del momento del aborto (profilaxis) podrían prevenir esta complicación. Se encontraron 19 ensayos controlados aleatorios que consideraron el efecto de la profilaxis con antibióticos sobre la infección del aparato genital superior después del aborto entre las mujeres que solicitaron un aborto inducido en el primer trimestre del embarazo. Se consideró el efecto de cualquier régimen de profilaxis con antibióticos sobre el resultado. En términos generales, el riesgo de infección del aparato genital superior después del aborto en las mujeres que recibieron antibióticos fue del 59% del de las mujeres que recibieron placebo. Sin embargo, hubo diferencias entre los resultados del ensayo que excedieron las esperadas debido al azar solamente. Debe observarse que, si la infección es causada por un microorganismo de transmisión sexual, la profilaxis con antibióticos no protegerá a la mujer de una nueva infección si su compañero sexual no ha sido tratado. Ninguno de los ensayos se realizó en países de ingresos bajos o medios, que es donde el riesgo de complicaciones posteriores al aborto es más alto. Se necesitan ensayos adicionales para determinar si las combinaciones de antibióticos pueden prevenir más infecciones que los antibióticos solos, o si la profilaxis con antibióticos debe estar restringida a las mujeres con resultados positivos en las pruebas de detección realizadas antes del aborto.

Conclusiones de los autores: 

La profilaxis con antibióticos en el momento del aborto quirúrgico en el primer trimestre es efectiva para prevenir la infección del aparato genital superior después del aborto. Las pruebas de la heterogeneidad entre los ensayos indican que el efecto podría no aplicarse a todos los contextos, los grupos de población o las intervenciones.

Esta revisión no determinó el régimen más efectivo de profilaxis con antibióticos. La elección del antibiótico debe tener en cuenta la epidemiología local de las infecciones del aparato genital, incluidas las infecciones de transmisión sexual.

Serían útiles ECA adicionales que comparan diferentes antibióticos o combinaciones de antibióticos entre sí. Dichos ensayos podrían realizarse en países de ingresos bajos y medios y donde la prevalencia de las infecciones del aparato genital en las mujeres sometidas al aborto sea alta.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Hay dos estrategias principales para la prevención de la infección del aparato genital superior después del aborto: los antibióticos administrados cerca de la cirugía para todas las mujeres; y la “detección y tratamiento”, en la que se realiza una prueba de detección a todas las mujeres sometidas al aborto para detectar las infecciones genitales y se trata a las que presentan resultados positivos.

Objetivos: 

Determinar:

1. la efectividad de la profilaxis con antibióticos para prevenir la infección del aparato genital superior después del aborto;
2. el régimen antibiótico más efectivo;
3. la estrategia más efectiva.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), PubMed, EMBASE, POPLINE and LILACS. La búsqueda se actualizó por última vez en mayo 2011.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) en cualquier idioma que incluyeran a mujeres sometidas al aborto quirúrgico o médico inducido en el primer trimestre, que compararan: 1) cualquier régimen con antibiótico versus placebo, nada u otro antibiótico; 2) detección y tratamiento versus antibióticos. El resultado primario fue la proporción de mujeres con diagnóstico de infección del aparato genital superior después del aborto.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores, de forma independiente, seleccionaron las referencias y extrajeron los datos. Se calcularon los cocientes de riesgos (CR) con intervalos de confianza (IC) del 95%. Cuando correspondía, se utilizó el metanálisis, y se examinó la heterogeneidad entre los ensayos mediante el uso de la estadística I2. Cuando se observó heterogeneidad entre los ensayos también se calculó el intervalo de predicción (IP) del 95%.

Resultados principales: 

Se identificó un total de 703 ítems únicos. Se incluyeron 19 ECA. Hubo pruebas de sesgo en los estudios pequeños (prueba de Egger, p = 0,002). En 15 ECA controlados con placebo hubo un efecto de la profilaxis con antibióticos (CR agrupado 0,59; IC del 95%: 0,46 a 0,75; IP del 95%: 0,30 a 1,14; I2 = 39%). Hubo datos insuficientes (tres ensayos) para determinar si un régimen era superior a otro. En un ensayo, la incidencia de la infección del aparato genital superior después del aborto fue mayor en las mujeres asignadas a la estrategia de detección y tratamiento (CR 1,53; IC del 95%: 0,99 a 2,36).

Share/Save