Inhibidores de la HMG CoA reductasa (estatinas) para los receptores de trasplante renal

Los pacientes sometidos a un trasplante renal presentan cardiopatías más a menudo que la población en general. Se ha demostrado que las estatinas reducen el colesterol, los ataques cardíacos, los accidentes cerebrovasculares y las muertes para la población en general. El objetivo de esta revisión fue determinar si las estatinas evitan la muerte y las complicaciones causadas por cardiopatías en los pacientes que han sido sometidos a un trasplante renal. Se incluyeron 17 estudios en 3282 adultos con trasplante renal en funcionamiento que compararon el tratamiento con estatinas con un placebo o tratamiento estándar. En base principalmente a la información de un único estudio amplio y bien realizado, las estatinas pueden reducir las complicaciones causadas por cardiopatías, aunque la información proveniente de la investigación disponible es imprecisa. No se conocen los efectos del tratamiento con estatinas sobre la muerte en general, el accidente cerebrovascular, la función renal y los efectos secundarios en los pacientes sometidos a un trasplante renal. Los estudios adicionales amplios del tratamiento con estatinas pueden mejorar la confianza en el hecho de que el tratamiento con estatinas puede prevenir con seguridad las complicaciones graves causadas por cardiopatías para los pacientes sometidos a un trasplante renal.

Conclusiones de los autores: 

Las estatinas pueden reducir los eventos cardiovasculares en los receptores de trasplante renal, aunque los efectos del tratamiento son imprecisos. El tratamiento con estatinas tiene efectos inciertos sobre los resultados de la mortalidad general, el accidente cerebrovascular, la función renal y la toxicidad en los receptores de trasplante renal. Los estudios adicionales mejorarían la confianza en los efectos beneficiosos y perjudiciales del tratamiento con estatinas sobre los eventos cardiovasculares en este contexto clínico.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los pacientes con nefropatía crónica (NC) presentan riesgos mayores de enfermedades cardiovasculares en comparación con la población en general. Específicamente, las muertes cardiovasculares representan la mayoría de las muertes en receptores de trasplante renal. Las estatinas son una intervención potencialmente beneficiosa para los pacientes sometidos al trasplante renal debido a sus beneficios establecidos en los pacientes en riesgo de enfermedades cardiovasculares en la población en general. Ésta es una actualización de una revisión publicada por primera vez en 2009.

Objetivos: 

Se intentó evaluar los efectos beneficiosos (reducciones de la mortalidad cardiovascular y por todas las causas, de los eventos cardiovasculares graves, el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular y de la progresión de la NC que requiere diálisis) y perjudiciales (disfunción muscular y hepática, retiros, cáncer) de las estatinas comparadas con placebo, ningún tratamiento, atención estándar u otra estatina en adultos con NC sometidos a un trasplante renal en funcionamiento.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Riñón (Cochrane Renal Group) hasta el 29 de febrero 2012, mediante contacto con el coordinador de búsqueda de ensayos, utilizando términos de búsqueda relevantes para esta revisión.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) y los ensayos controlados cuasialeatorios que comparaban los efectos de las estatinas con placebo, ningún tratamiento, atención estándar, o estatinas en la mortalidad, los eventos cardiovasculares, la función renal y la toxicidad en receptores de trasplante renal.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. Los efectos del tratamiento se expresaron como diferencia de medias (DM) para los resultados continuos (lípidos, tasa de filtración glomerular [TFG], proteinuria) y riesgo relativo (RR) para los resultados dicotómicos (eventos cardiovasculares graves, mortalidad, infarto de miocardio mortal o no mortal, accidente cerebrovascular mortal o no mortal, nivel elevado de las enzimas musculares o hepáticas, retiros debido a los eventos adversos, cáncer, insuficiencia renal terminal [IRT], rechazo agudo del aloinjerto) junto con intervalos de confianza (IC) del 95%.

Resultados principales: 

Se identificaron 22 estudios (3465 participantes); 17 estudios (3282 participantes) compararon estatina con placebo o ningún tratamiento, y cinco estudios (183 participantes) compararon dos regímenes diferentes de estatinas.

A partir de los datos derivados en general de un único estudio de alta calidad, se halló que las estatinas pueden reducir los eventos cardiovasculares graves (1 estudio, 2102 participantes: RR 0,84; IC: 0,66 a 1,06), la mortalidad cardiovascular (4 estudios, 2322 participantes: RR 0,68; IC: 0,45 a 1,01) y el infarto de miocardio mortal o no mortal (1 estudio, 2102 participantes: RR 0,70; IC: 0,48 a 1,01); aunque las estimaciones del efecto carecen de precisión e incluyen la posibilidad de ningún efecto.

Las estatinas tuvieron efectos inciertos sobre la mortalidad por todas las causas (6 estudios, 2760 participantes: RR 1,08; IC: 0,63 a 1,83); el accidente cerebrovascular mortal o no mortal (1 estudio, 2102 participantes: RR 1,18; IC: 0,85 a 1,63); la elevación de la creatinquinasa (3 estudios, 2233 participantes: RR 0,86; IC: 0,39 a 1,89); la elevación de las enzimas hepáticas (4 estudios, 608 participantes: RR 0,62; IC: 0,33 a 1,19); los retiros debido a los eventos adversos (9 estudios, 2810 participantes: RR 0,89; IC: 0,74 a 1,06); y cáncer (1 estudio, 2094 participants: RR 0,94; IC: 0,82 a 1,07).

Las estatinas redujeron significativamente el colesterol total sérico (12 estudios, 3070 participantes: DM -42,43 mg/dL, IC: -51,22 a -33,65); el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (11 estudios, 3004 participantes: DM -43,19 mg/dL, IC: -52,59 a -33,78); los triglicéridos séricos (11 estudios, 3012 participantes: DM -27,28 mg/dL, IC: -34,29 a -20,27); y redujeron el colesterol de lipoproteínas de alta densidad (11 estudios, 3005 participantes: DM -5,69 mg/dL, IC: -10,35 a -1,03).

Las estatinas tuvieron efectos inciertos sobre la función renal: IRT (6 estudios, 2740 participantes: RR 1,14; IC: 0,94 a 1,37); proteinuria (2 estudios, 136 participantes: DM -0,04 g/24 h, IC -0,17 a 0,25); rechazo agudo del aloinjerto (4 estudios, 582 participantes: RR 0,88; IC: 0,61 a 1,28); y TFG (1 estudio, 62 participantes: DM -1,00 ml/min; IC: -9,96 a 7,96).

Debido a la heterogeneidad en las comparaciones, no fue posible metanalizar los datos que comparaban directamente los diferentes regímenes de estatinas. Las pruebas sobre las estatinas en pacientes que han sido sometidos a un trasplante renal fueron escasas y de calidad inferior debido a las estimaciones imprecisas del efecto, y proporcionaron una evaluación sistemática limitada de los efectos perjudiciales del tratamiento.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save