Técnicas de fusión intercorporales anteriores de uno o dos niveles para la enfermedad degenerativa del disco cervical

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La enfermedad degenerativa discal forma parte del proceso de envejecimiento natural de la columna humana y puede causar complicaciones que surgen de la raíz nerviosa o de la médula espinal. La enfermedad degenerativa del disco de la columna puede dar lugar a un dolor significativo, inestabilidad, trastornos en las raíces nerviosas o la médula espinal o a una combinación de los síntomas. La causa de estos síntomas proviene de la compresión de los nervios.

Cuando los síntomas no responden al tratamiento conservador, se considera el tratamiento quirúrgico. Los objetivos del tratamiento quirúrgico deben ser la eliminación de la presión de los nervios, la restauración de la alineación de las vértebras y la estabilización de la columna. La técnica quirúrgica más frecuente para tratar la enfermedad del disco cervical es la extracción del disco dañado con o sin fusión de los dos cuerpos vertebrales adyacentes. Los injertos óseos (extracción de hueso de otros sitios del cuerpo) generalmente se usan para estimular el proceso de fusión.

Esta revisión de 33 estudios pequeños (2 267 participantes) evaluó las técnicas de fusión utilizadas para tratar la enfermedad degenerativa discal. Los tratamientos principales fueron la discectomía (extracción del disco dañado) sola, el agregado de un procedimiento de fusión (trasplante de hueso de otra parte del cuerpo, cemento, o armazón) y el agregado de una placa.

Ninguna de las pruebas de esta revisión sistemática indica que una técnica sea mejor que otra para el alivio del dolor clínicamente significativo en los pacientes con enfermedad degenerativa crónica del disco cervical o herniación de disco. No puede optarse por una técnica específica sobre la base del aspecto más importante, el alivio del dolor, que era la medida de resultado primari de nuestra revisión. Hay pruebas de calidad moderada de que hubo poca o ninguna diferencia en los criterios de Odom (una herramienta que mide el éxito de la intervención quirúrgica en cuanto al alivio de los síntomas molestos anteriores a la cirugía) entre los pacientes que recibieron un trasplante óseo de cadera y un armazón metálico para ayudar a la fusión.

Hay pruebas de calidad moderada de que el uso de un injerto óseo (trasplante de hueso de otra parte del cuerpo) es más efectivo que la discectomía sola para lograr la fusión. Hay pruebas de baja calidad de que el trasplante de hueso de la cresta ilíaca es más efectivo para lograr la fusión que el uso de un armazón, mientras que los armazones son más efectivos para prevenir las complicaciones.

Es muy probable que la investigación futura tenga un impacto importante en los resultados y en nuestra confianza en ellos.

Conclusiones de los autores: 

Cuando el mecanismo de funcionamiento para el alivio del dolor y la mejoría funcional es la fusión del segmento de movimiento, hay pruebas de baja calidad de que el autoinjerto de la cresta ilíaca es la mejor técnica. Cuando se pasan por alto las tasas de fusión y se consideran las tasas de complicación, existe una base de pruebas débiles sobre el armazón en comparación con el autoinjerto de la cresta ilíaca, aunque no en comparación con la discectomía sola. La investigación futura debe considerar la instrumentación adicional como tornillos, placas y armazones en comparación con la discectomía con o sin autoinjerto.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Aunque se ha incrementado rápidamente el número de técnicas quirúrgicas para la descompresión y fusión intercorporal sólida como tratamiento para la espondilosis cervical, aún se desconoce la justificación para la elección de las diferentes técnicas.

Objetivos: 

Determinar qué técnica de fusión intercorporal anterior proporciona el mejor resultado clínico y radiológico en pacientes con enfermedad degenerativa discal de uno o dos niveles de la columna cervical.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL (Cochrane Library 2009, número 1), MEDLINE (1966 hasta mayo 2009), EMBASE (1980 hasta mayo 2009), BIOSIS (2004 hasta mayo 2009) y en referencias de artículos seleccionados.

Criterios de selección: 

Estudios comparativos con asignación aleatoria que compararan las técnicas de descompresión y de fusión intercorporal cervical anterior en participantes con enfermedad degenerativa discal crónica.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente el riesgo de sesgo mediante los criterios del Grupo de Revisión Cochrane de la Espalda (Cochrane Back Review Group). Los datos sobre la demografía, los detalles de la intervención y las medidas de resultado se extrajeron en un formulario de extracción de datos probado previamente.

Resultados principales: 

Treinta y tres estudios pequeños (2 267 pacientes) compararon diferentes técnicas de fusión. Los tratamientos principales fueron la discectomía sola, el agregado de un procedimiento de fusión intercorporal (autoinjerto, aloinjerto, cemento, o armazón) y el agregado de placas anteriores. Ocho estudios presentaban un bajo riesgo de sesgo.Pocos estudios informaron sobre el dolor, por lo tanto, en el mejor de los casos, hubo pruebas de calidad muy baja sobre pocas o ninguna diferencia en el alivio del dolor entre las diferentes técnicas. Se encontraron pruebas de calidad moderada para estos resultados secundarios: ninguna diferencia estadísticamente significativa en los criterios de Odom entre el autoinjerto de la cresta ilíaca y el armazón metálico (6 estudios; RR 1,11, IC del 95%: 0,99 a 1,24); el injerto óseo produjo una fusión más efectiva que la discectomía sola (5 estudios; RR 0,22, IC del 95%: 0,17 a 0,48); ninguna diferencia estadísticamente significativa en las tasas de complicación entre la discectomía sola y el autoinjerto de la cresta ilíaca (7 estudios; RR 1,56, IC del 95%: 0,71 a 3,43); y pruebas de baja calidad de que el autoinjerto de la cresta ilíaca resulta en una fusión mejor que un armazón (5 estudios; RR 1,87, IC del 95%: 1,10 a 3,17); aunque da lugar a más complicaciones (7 estudios; RR 0,33, IC del 95%: 0,12 a 0,92).

Share/Save