Administración prenatal de progesterona para prevenir el parto prematuro en pacientes consideradas en riesgo de tener un recién nacido temprano

Los recién nacidos antes de las 37 semanas, y en particular, los nacidos antes de las 34 semanas, se encuentran en mayor riesgo de presentar problemas al nacer y complicaciones en la infancia. Los lactantes que nacen prematuros tienen mayor riesgo de muerte en el primer año de vida, y los que sobreviven tienen un mayor riesgo de ingreso hospitalario repetido y resultados adversos que incluyen parálisis cerebral y discapacidad a largo plazo. La progesterona es una hormona que reduce las contracciones del útero, tiene una función importante para mantener el embarazo y se indica para la prevención del trabajo de parto prematuro. Los efectos secundarios maternos del tratamiento con progesterona incluyen cefalea, sensibilidad mamaria, náuseas, tos e irritación local si se administra por vía intramuscular. Actualmente, es escasa la información disponible sobre la dosis adecuada de progesterona, la forma de administración, la edad gestacional para comenzar el tratamiento o la duración del mismo.

La revisión de 36 ensayos controlados aleatorios con 8523 mujeres consideradas con mayor riesgo de parto prematuro y 12 515 lactantes encontró que cuando se proporcionó progesterona (mediante inyección en el músculo en algunos estudios y como un pesario en la vagina en otros), hubo efectos beneficiosos que incluyeron la reducción en el riesgo de muerte del lactante después del parto, presentar complicaciones como necesitar asistencia respiratoria, enterocolitis necrosante o necesitar el ingreso a cuidados intensivos neonatales, se prolongó el embarazo y disminuyeron las probabilidades de ingreso en cuidados intensivos neonatales.

La información relacionada con los resultados del lactante a más largo plazo y en la niñez fue limitada. En general, los ensayos incluidos en esta revisión se consideraron de calidad buena a aceptable. Se necesitan más ensayos para evaluar el momento adecuado, la vía y la dosis de administración de la progesterona.

Conclusiones de los autores: 

El uso de progesterona se asocia con efectos beneficiosos en la salud del lactante después de la administración a las pacientes consideradas con mayor riesgo de parto prematuro debido a un parto prematuro previo o si se ha identificado en el examen ecográfico que presentan un cuello uterino corto. Sin embargo, existe información limitada disponible en relación con los resultados del lactante a más largo plazo y en la niñez, por lo que su evaluación todavía es una prioridad.

Se necesitan ensayos adicionales para evaluar el momento adecuado, la forma y la dosis de administración del tratamiento con progesterona cuando se proporciona a pacientes consideradas con mayor riesgo de parto prematuro.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El parto prematuro es una complicación grave del embarazo asociado con mortalidad y morbilidad perinatales. Se ha recomendado la administración de progesterona para la prevención del trabajo de parto prematuro.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de la progesterona para la prevención del parto prematuro en pacientes consideradas con mayor riesgo de parto prematuro y en los lactantes.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (14 de enero de 2013) y se revisaron las listas de referencias de todos los artículos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios en los que se proporcionó progesterona para prevenir el parto prematuro.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron de forma independiente los ensayos para determinar su calidad metodológica y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Se incluyeron 36 ensayos controlados aleatorios (8523 mujeres y 12 515 lactantes).

Progesterona versus placebo en pacientes con antecedentes de parto prematuro espontáneo
La progesterona se asoció con una reducción estadísticamente significativa del riesgo de mortalidad perinatal (seis estudios; 1453 mujeres; cociente de riesgos [CR] 0,50; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,33 a 0,75), parto prematuro antes de las 34 semanas (cinco estudios; 602 mujeres; CR promedio 0,31; IC del 95%: 0,14 a 0,69), peso al nacer del lactante menor de 2500 g (cuatro estudios; 692 lactantes; CR 0,58; IC del 95%: 0,42 a 0,79), uso de asistencia respiratoria (tres estudios; 633 mujeres; CR 0,40; IC del 95%: 0,18 a 0,90), enterocolitis necrosante (tres estudios; 1170 mujeres; CR 0,30; IC del 95%: 0,10 a 0,89), muerte neonatal (seis estudios; 1453 mujeres; CR 0,45; IC del 95%: 0,27 a 0,76), ingreso a la unidad de cuidados intensivos neonatales (tres estudios; 389 mujeres; CR 0,24; IC del 95%: 0,14 a 0,40), parto prematuro antes de las 37 semanas (diez estudios; 1750 mujeres; CR promedio 0,55; IC del 95%: 0,42 a 0,74) y un aumento estadísticamente significativo en la prolongación del embarazo en semanas (un estudio; 148 mujeres; diferencia de medias [DM] 4,47; IC del 95%: 2,15 a 6,79). En la mayoría de los resultados examinados, no se observaron efectos diferenciales en cuanto a la vía de administración, el momento de comienzo del tratamiento ni la dosis de progesterona.

Progesterona versus placebo en pacientes con un cuello uterino corto identificado mediante ecografía
En comparación con placebo, la progesterona se asoció con una reducción estadísticamente significativa del riesgo del parto prematuro antes de las 34 semanas (dos estudios; 438 mujeres; CR 0,64; IC del 95%: 0,45 a 0,90), parto prematuro antes de las 28 semanas de gestación (dos estudios; 1115 mujeres; CR 0,59; IC del 95%: 0,37 a 0,93) y un aumento del riesgo de urticaria en las pacientes (un estudio; 654 mujeres; CR 5,03; IC del 95%: 1,11 a 22,78). No fue posible evaluar el efecto de la vía de administración de la progesterona, la edad gestacional al comenzar el tratamiento ni la dosis acumulativa total de la medicación.

Progesterona versus placebo en pacientes con un embarazo múltiple
La progesterona no se asoció con diferencias estadísticamente significativas en los resultados informados.

Progesterona versus ningún tratamiento / placebo en pacientes después que presentaron amenaza de trabajo de parto prematuro
La progesterona se asoció con una reducción estadísticamente significativa en el riesgo del peso al nacer del lactante menor de 2500 g (un estudio; 70 lactantes; CR 0,52; IC del 95%: 0,28 a 0,98).

Progesterona versus placebo en pacientes con "otros" factores de riesgo de parto prematuro
La progesterona se asoció con una reducción estadísticamente significativa en el riesgo de peso al nacer del lactante inferior a 2500 g (tres estudios; 482 lactantes; CR 0,48; IC del 95%: 0,25 a 0,91).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save