Antibióticos tópicos sin esteroides para la secreción ótica crónica con perforación de tímpano subyacente

Una revisión sistemática Cochrane que evalúa los antibióticos tópicos sin esteroides para el tratamiento de la secreción ótica crónica con perforación de tímpano subyacentes, en participantes de cualquiera edad

La otitis media supurativa crónica (OMSC) es una infección del oído medio con pus y una perforación persistente en el tímpano. Es una causa frecuente de deficiencia auditiva prevenible, en particular en países de ingresos bajos y medios. Esta revisión evalúa los antibióticos tópicos (sin esteroides), para aclarar si son mejores que ningún tratamiento o que el lavado ótico (limpieza de la secreción del oído), o el tratamiento con antisépticos tópicos y para identificar qué antibiótico es mejor. Se incluyeron 14 ensayos controlados aleatorios (1 724 participantes u oídos analizados); la mayoría se informó de forma deficiente, y algunos incluyeron un rango de diagnósticos.

Las gotas del antibiótico quinolona (considerado como el valor de referencia [gold standard] de los antibióticos tópicos) son mejores que el tratamiento no-farmacológico o que los antisépticos para secar el oído. Los efectos de los antibióticos no-quinolona (sin esteroides) en comparación con los antisépticos están menos claros. Los estudios tampoco fueron concluyentes con respecto a cualquier diferencia entre los antibióticos quinolonas y no-quinolonas, aunque las pruebas indirectas indican que no se puede descartar un beneficio a favor de las quinolonas. Menos se conoce acerca de las medidas de resultado a más largo plazo (producir un oído sin secreción a largo plazo, prevenir complicaciones, cicatrizar el tímpano y mejorar la audición), o acerca del tratamiento de la OMSC complicada. Las pruebas en estos ensayos acerca de la seguridad también son débiles. Se necesita más investigación para evaluar si puede haber menos eventos adversos con las quinolonas tópicas que con los tratamientos tópicos alternativos.

Conclusiones de los autores: 

Los antibióticos de quinolona tópica pueden drenar la secreción ótica mejor que el tratamiento no-farmacológico o que los antisépticos tópicos; los efectos del antibiótico no-quinolona (sin esteroides) versus ningún fármaco o antisépticos están menos claros. Los estudios también fueron no concluyentes con respecto a cualquier diferencia entre quinolona y antibióticos no-quinolona, aunque las comparaciones indirectas indican que no se puede descartar un beneficio de las quinolonas tópicas. Los ensayos adicionales deben aclarar los efectos del antibiótico no-quinolona, evaluar las medidas de resultado a más largo plazo (para resolución, curación, audición o complicaciones) e incluir más evaluaciones de seguridad, en particular para aclarar los riesgos de ototoxicidad y si las quinolonas pueden dar lugar a menos eventos adversos que otros tratamientos tópicos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La otitis media supurativa crónica (OMSC) provoca secreción ótica y deteriora la audición.

Objetivos: 

Evaluar los antibióticos tópicos (con exclusión de esteroides) para la secreción ótica crónica con perforación de tímpano subyacentes (OMSC).

Estrategia de búsqueda (: 

El Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Enfermedades de Oído, Nariz y Garganta (Cochrane Ear, Nose and Throat Disorders Group Trials Register), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL, The Cochrane Library Número 1, 2005), MEDLINE (desde enero de 1951 hasta marzo de 2005), EMBASE (desde enero de 1974 hasta marzo de 2005), LILACS (desde enero de 1982 hasta marzo de 2005), AMED (desde 1985 hasta marzo de 2005), CINAHL (desde enero de 1982 hasta marzo de 2005), OLDMEDLINE (desde enero de 1958 hasta diciembre de 1965), PREMEDLINE, metaRegistro de Ensayos Controlados (mREC) y referencias de artículos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios; cualquier antibiótico tópico sin esteroides versus tratamiento no farmacológico, lavado ótico, antisépticos tópicos u otros antibióticos tópicos con exclusión de esteroides; participantes con OMSC.

Obtención y análisis de los datos: 

Un autor evaluó la elegibilidad y calidad, extrajo los datos, introdujo los datos en RevMan; dos autores aportaron material cuando había ambigüedad. Se contactó con los investigadores para obtener aclaraciones.

Resultados principales

Catorce ensayos (1 724 participantes u oídos analizados). Variaron las definiciones y gravedad de la OMSC; algunas incluyeron otitis externa, infecciones en la cavidad mastoidea y otros diagnósticos. Varió la calidad metodológica; generalmente mal informada, el seguimiento habitualmente corto, el tratamiento incongruente de la enfermedad bilateral. Los antibióticos tópicos con quinolona fueron mejores que el tratamiento no-farmacológico para drenar la secreción a la semana: riesgo relativo (RR) fue 0,45 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,34 a 0,59) (2 ensayos, N = 197). No se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre los antibióticos de quinolona y no-quinolona (sin esteroides) a las semanas 1 o 3: RR combinado 0,89 (IC del 95%: 0,59 a 1,32) (3 ensayos, N = 402) y RR 0,97 (IC del 95%: 0,54 a 1,72) (2 ensayos, N = 77), respectivamente. Se observó una tendencia positiva a favor de las quinolonas a las 2 semanas, en gran parte debida a un ensayo y no fue significativa después de considerar la heterogeneidad: RR combinado 0,65 (IC del 95%: 0,46 a 0,92) (4 ensayos, N = 276) mediante el modelo de efectos fijos y RR 0,64 (IC del 95%: 0,35 a 1,17) al considerar la heterogeneidad con el modelo de efectos aleatorios. Las quinolonas tópicas fueron significativamente mejores que los antisépticos para curar la OMSC: RR 0,52 (IC del 95%: 0,41 a 0,67) a la semana (3 ensayos, N = 263) y RR 0,58 (IC del 95%: 0,47 a 0,72) a las 2 y 4 semanas (4 ensayos, N = 519). Entretanto, los antibióticos no quinolona (sin esteroides) estaban más mezclados en comparación con los antisépticos, cambio con el transcurso del tiempo (4 ensayos, N = 254). Las pruebas con respecto a la seguridad fueron generalmente débiles.

Conclusiones de los autores

Los antibióticos de quinolona tópica pueden drenar la secreción ótica mejor que el tratamiento no-farmacológico o que los antisépticos tópicos; los efectos del antibiótico no-quinolona (sin esteroides) versus ningún fármaco o antisépticos están menos claros. Los estudios también fueron no concluyentes con respecto a cualquier diferencia entre quinolona y antibióticos no-quinolona, aunque las comparaciones indirectas indican que no se puede descartar un beneficio de las quinolonas tópicas. Los ensayos adicionales deben aclarar los efectos del antibiótico no-quinolona, evaluar las medidas de resultado a más largo plazo (para resolución, curación, audición o complicaciones) e incluir más evaluaciones de seguridad, en particular para aclarar los riesgos de ototoxicidad y si las quinolonas pueden dar lugar a menos eventos adversos que otros tratamientos tópicos.

Esta revisión debería citarse como:Macfadyen CA, Acuin JM, Gamble CLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Catorce ensayos (1 724 participantes u oídos analizados). Variaron las definiciones y gravedad de la OMSC; algunas incluyeron otitis externa, infecciones en la cavidad mastoidea y otros diagnósticos. Varió la calidad metodológica; generalmente mal informada, el seguimiento habitualmente corto, el tratamiento incongruente de la enfermedad bilateral. Los antibióticos tópicos con quinolona fueron mejores que el tratamiento no-farmacológico para drenar la secreción a la semana: riesgo relativo (RR) fue 0,45 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,34 a 0,59) (2 ensayos, N = 197). No se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre los antibióticos de quinolona y no-quinolona (sin esteroides) a las semanas 1 o 3: RR combinado 0,89 (IC del 95%: 0,59 a 1,32) (3 ensayos, N = 402) y RR 0,97 (IC del 95%: 0,54 a 1,72) (2 ensayos, N = 77), respectivamente. Se observó una tendencia positiva a favor de las quinolonas a las 2 semanas, en gran parte debida a un ensayo y no fue significativa después de considerar la heterogeneidad: RR combinado 0,65 (IC del 95%: 0,46 a 0,92) (4 ensayos, N = 276) mediante el modelo de efectos fijos y RR 0,64 (IC del 95%: 0,35 a 1,17) al considerar la heterogeneidad con el modelo de efectos aleatorios. Las quinolonas tópicas fueron significativamente mejores que los antisépticos para curar la OMSC: RR 0,52 (IC del 95%: 0,41 a 0,67) a la semana (3 ensayos, N = 263) y RR 0,58 (IC del 95%: 0,47 a 0,72) a las 2 y 4 semanas (4 ensayos, N = 519). Entretanto, los antibióticos no quinolona (sin esteroides) estaban más mezclados en comparación con los antisépticos, cambio con el transcurso del tiempo (4 ensayos, N = 254). Las pruebas con respecto a la seguridad fueron generalmente débiles.

Tools
Information
Share/Save