Programas de cribado para la displasia congénita de la cadera en recién nacidos

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La articulación de la cadera es una enartrosis. Los recién nacidos pueden tener caderas que no estén en su cúpula (luxada) o que se hayan formado inadecuadamente (displasia). Los factores de riesgo de la displasia de cadera incluyen antecedentes familiares de un problema similar y recién nacidos femeninos nacidos mediante un parto en podálica. Las caderas de la mayoría de los recién nacidos se examinarán clínicamente después del nacimiento y durante la infancia para determinar si son estables, inestables o están luxadas. El cribado para la displasia de cadera puede prevenir la necesidad de tratamiento tardío que se asocia a largo plazo con deformidad de la cadera, trastorno de la marcha y artritis. Sin embargo, el cribado temprano da lugar a un aumento del tratamiento. El tratamiento puede complicarse por el daño a la cadera debido al deterioro de la irrigación sanguínea (necrosis avascular).

Esta revisión no encontró estudios que compararan los efectos beneficiosos ni los costos del cribado temprano versus ningún cribado para los problemas de la cadera. Los estudios que compararon el agregado de examen ecográfico al examen clínico informaron que cuando el examen ecográfico se realizó en todos los recién nacidos la tasa de tratamiento aumentó, sin diferencias significativas en la tasa de diagnóstico tardío de displasia ni de cirugía. El examen ecográfico específico para los recién nacidos con alto riesgo de displasia de cadera no aumentó significativamente la tasa de tratamiento, pero tampoco redujo significativamente la tasa de diagnóstico tardío de displasia ni de cirugía. A partir de las pruebas disponibles no es posible hacer recomendaciones claras para el cribado de la cadera en los recién nacidos.

Cuando se detecta clínicamente que los recién nacidos tienen una cadera inestable pero no luxada, o se detecta en el examen ecográfico que presentan displasia leve de la cadera, hay pruebas de que retrasar el tratamiento entre dos y ocho semanas reduce la necesidad de tratamiento, sin un aumento significativo del diagnóstico tardío de displasia ni de cirugía.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas suficientes para hacer recomendaciones claras para la práctica. No hay pruebas consistentes de que el examen ecográfico universal dé lugar a un aumento significativo del tratamiento en comparación con el uso del examen ecográfico específico o del examen clínico solo. Ninguna de las estrategias ecográficas ha demostrado mejorar los resultados clínicos, que incluyen el diagnóstico tardío de DCC y la cirugía. Los estudios tienen una falta significativa de poder estadístico para detectar diferencias significativas en los eventos poco frecuentes diagnóstico tardío de DCC o cirugía. Para los recién nacidos con caderas inestables o caderas levemente displásicas el uso del examen ecográfico tardío y del entablillado específico reduce el tratamiento, sin aumentar significativamente la tasa de diagnóstico tardío de DCC ni de cirugía.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La displasia congénita de la cadera (DCC) no corregida se asocia con morbilidades a largo plazo como anomalías de la marcha, dolor crónico y artritis degenerativa.

Objetivos: 

Determinar el efecto de diferentes programas de cribado para la DCC sobre la incidencia de la presentación tardía de la luxación congénita de la cadera.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en CENTRAL (The Cochrane Library), MEDLINE y EMBASE (enero de 2011) complementadas con búsquedas en los registros de ensayos clínicos, las actas de congresos y las referencias cruzadas, así como mediante el contacto con fuentes expertas.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios, cuasialeatorios o por grupos que compararan la efectividad de los programas de cribado para la DCC.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres autores de la revisión independientes evaluaron la elegibilidad y la calidad de los ensayos, y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Ningún estudio examinó el efecto del cribado (clínico o ecográfico) y el tratamiento temprano versus ningún cribado y tratamiento tardío.

Un estudio informó que el examen ecográfico universal en comparación con el examen clínico solo no dio lugar a una reducción significativa del diagnóstico tardío de DCC ni de la cirugía, pero se asoció con un aumento significativo del tratamiento.

Un estudio informó que el examen ecográfico específico en comparación con el examen clínico solo no dio lugar a una reducción significativa del diagnóstico tardío de DCC ni de la cirugía, sin diferencias significativas en la tasa de tratamiento.

El metanálisis de dos estudios encontró que el examen ecográfico universal en comparación con el examen ecográfico específico no dio lugar a una reducción significativa del diagnóstico tardío de DCC ni de la cirugía. Hubo heterogeneidad entre los estudios que informaron el efecto sobre la tasa de tratamiento.

El metanálisis de dos estudios encontró que el examen ecográfico tardío y el entablillado específico en comparación con el entablillado inmediato de los recién nacidos con caderas inestables (pero no luxadas) no dieron lugar a diferencias significativas en la tasa de diagnóstico tardío de DCC. Ambos estudios informaron una reducción significativa del tratamiento con el uso del examen ecográfico tardío y del entablillado específico.

Un estudio informó que el examen ecográfico tardío y el entablillado específico en comparación con el entablillado inmediato de los recién nacidos con displasia leve de la cadera en el examen ecográfico no dieron lugar a diferencias significativas en el diagnóstico tardío de DCC, pero sí a una reducción significativa del tratamiento. Ningún lactante de cualquiera de los grupos recibió cirugía.

Share/Save