Metotrexato para la espondilitis anquilosante

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Este resumen de una revisión Cochrane presenta los datos que se conocen a partir de la investigación sobre el efecto del metotrexato en la espondilitis anquilosante. La revisión muestra que:

Hay pruebas del nivel de plata (www.cochranemsk.org) de que para las personas con espondilitis anquilosante, el metotrexato no puede mejorar la actividad general de la enfermedad, la función física, el dolor general, el dolor, la sensibilidad y el edema en los ligamentos de las articulaciones, el movimiento de la columna, la rigidez o el bienestar general. Puede no causar graves efectos secundarios. Pero no hay suficientes pruebas para asegurarse de los beneficios y los daños del metotrexato para la espondilitis anquilosante y se necesita más investigación.

¿Qué es la espondilitis anquilosante y qué fármacos se usan para tratarla?
La espondilitis anquilosante (EA) es un tipo de artritis, generalmente localizada en las articulaciones y los ligamentos de la columna. También puede afectar los hombros, la cadera u otras articulaciones. Se produce dolor y rigidez, lo que limita el movimiento de la columna y de las otras articulaciones afectadas.

Para aliviar el dolor y la rigidez, frecuentemente se indican fármacos antiinflamatorios no esteroides (AINEs). Cuando las personas no responden bien a los AINEs, a veces se recetan fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad, tales como el metotrexato. No se sabe si el metotrexato controla el dolor y la rigidez, retarda el progreso o detiene el daño en la EA.

¿Cuáles son los resultados de esta revisión?
Beneficios del metotrexato
En las personas con espondilitis anquilosante, a los seis a 12 meses, el metotrexato

Daños con el uso de metotrexato
En las personas con espondilitis anquilosante, a los seis a 12 meses, el metotrexato puede no causar graves efectos secundarios. Pero no hay suficientes pruebas para asegurar estas aseveraciones. Los efectos secundarios pueden incluir náuseas, dolor de estómago, vómitos, diarrea leve, cefaleas leves, llagas bucales, cambios en la función hepática, alopecia o infecciones leves.

Conclusiones de los autores: 

No existen pruebas suficientes para apoyar el uso del MTX en el tratamiento de la EA. Se necesitan ensayos controlados aleatorios de alta calidad de duración más prolongada y con tamaños muestrales más grandes para aclarar el (los) efecto(s) del MTX en la EA.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La espondilitis anquilosante (EA) es una enfermedad inflamatoria crónica de causa desconocida, caracterizada por sacroileitis y espondilitis. Generalmente, el tratamiento se limita al alivio de los síntomas mediante la administración de fármacos antiinflamatorios no-esteroides (AINEs). Recientemente, se han usado los fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME) en pacientes para quienes los AINEs no son efectivos. El metotrexato (MTX), un FARME ampliamente usado, es efectivo para la artritis reumatoide (AR), y por lo tanto, puede también ser beneficioso para la EA.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y la toxicidad del MTX para el tratamiento de la EA.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron las búsquedas en cualquier idioma en: CENTRAL (The Cochrane Library, número 4, 2005); MEDLINE (1966 hasta el 20 noviembre de 2005); EMBASE (1980 hasta el 20 noviembre de 2005); CINAHL (1982 hasta el 20 de noviembre de 2005), y las secciones de referencias de los artículos recuperados.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios y cuasialeatorios que examinan la eficacia del MTX versus placebo, otra medicación o ninguna medicación, para la EA.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron de forma independiente los informes de ensayos no cegados para su inclusión, evaluaron la calidad metodológica e introdujeron los datos del ensayo en RevMan 4.2 mediante la aplicación de doble entrada. Los desacuerdos se resolvieron mediante discusión con un tercer revisor. En ausencia de heterogeneidad significativa, los resultados de los datos continuos se combinaron mediante la diferencia de medias ponderada o la diferencia de medias estandarizada. El riesgo relativo se usó para los datos dicotómicos.

Resultados principales

Se incluyeron tres ensayos con 116 pacientes. Un ensayo de 12 meses comparó naproxeno más MTX con naproxeno solo. Dos ensayos de 24 semanas compararon diferentes dosis de MTX con placebo. No se halló ninguna diferencia estadísticamente significativa en las medidas de resultado primarias de función física, dolor, movilidad espinal, dolor en entesis / articulaciones periféricas, edema y sensibilidad, cambios en las radiografías de columna y evaluación general por el paciente y el médico. Sólo la tasa de respuesta en un ensayo mostró un beneficio estadísticamente significativo de 36% en el grupo MTX comparado con el grupo placebo (RR 3,18; IC del 95%: 1,03 a 9,79). Esta tasa de respuesta fue un índice compuesto que incluía evaluaciones de la rigidez matinal, el bienestar físico, el Bath Ankylosing Spondylitis Disease Activity Index (BASDAI, índice de actividad de la espondilitis anquilosante de Bath), Bath Ankylosing Spondylitis Functional Index (BASFI, índice funcional de la espondilitis anquilosante de Bath), Health Assessment Questionnaire for Spondyloarthropathies (HAQ-S, cuestionario de evaluación de la salud para las espondiloartropatías) y la evaluación general por el médico y el paciente. Sin embargo, ningún resultado indicó una diferencia estadísticamente significativa entre los grupos MTX y placebo cuando se compararon los datos de las medidas de resultados. Por consiguiente, este beneficio del MTX es dudoso. No se informaron efectos secundarios graves en estos ensayos.

Conclusiones de los autores

No existen pruebas suficientes para apoyar el uso del MTX en el tratamiento de la EA. Se necesitan ensayos controlados aleatorios de alta calidad de duración más prolongada y con tamaños muestrales más grandes para aclarar el (los) efecto(s) del MTX en la EA.

Esta revisión debería citarse como:Chen J, Liu C, Lin JLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron tres ensayos con 116 pacientes. Un ensayo de 12 meses comparó naproxeno más MTX con naproxeno solo. Dos ensayos de 24 semanas compararon diferentes dosis de MTX con placebo. No se halló ninguna diferencia estadísticamente significativa en las medidas de resultado primarias de función física, dolor, movilidad espinal, dolor en entesis / articulaciones periféricas, edema y sensibilidad, cambios en las radiografías de columna y evaluación general por el paciente y el médico. Sólo la tasa de respuesta en un ensayo mostró un beneficio estadísticamente significativo de 36% en el grupo MTX comparado con el grupo placebo (RR 3,18; IC del 95%: 1,03 a 9,79). Esta tasa de respuesta fue un índice compuesto que incluía evaluaciones de la rigidez matinal, el bienestar físico, el Bath Ankylosing Spondylitis Disease Activity Index (BASDAI, índice de actividad de la espondilitis anquilosante de Bath), Bath Ankylosing Spondylitis Functional Index (BASFI, índice funcional de la espondilitis anquilosante de Bath), Health Assessment Questionnaire for Spondyloarthropathies (HAQ-S, cuestionario de evaluación de la salud para las espondiloartropatías) y la evaluación general por el médico y el paciente. Sin embargo, ningún resultado indicó una diferencia estadísticamente significativa entre los grupos MTX y placebo cuando se compararon los datos de las medidas de resultados. Por consiguiente, este beneficio del MTX es dudoso. No se informaron efectos secundarios graves en estos ensayos.

Share/Save