Naloxona para el shock

Será agregado próximamente.

Conclusiones de los autores: 

La naloxona mejora la presión arterial, especialmente la presión arterial media. Sin embargo, la utilidad clínica de la naloxona para tratar el shock no se ha determinado, y se necesitan ensayos aleatorios controlados adicionales para evaluar su utilidad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Hay evidencia preclínica que comprende varias especies de animales y que sugiere que los péptidos opioides cumplen una función en la fisiopatología del shock (endotóxico, hipovolémico, cardiogénico, espinal y anafiláctico). Muchos informes de casos han sugerido que la naloxona (un antagonista de los opiáceos) podría ser un tratamiento efectivo para el shock en los seres humanos, pero otros informes no han apoyado dicho punto de vista. Esta controversia nos llevó a realizar un metanálisis de la evidencia disponible sobre la eficacia de la naloxona como medida de tratamiento para el shock en los seres humanos.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de la naloxona en el shock en los seres humanos y estimar la calidad metodológica de los ensayos clínicos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas bibliográficas electrónicas hasta diciembre de 2002, se revisaron las referencias de todos los trabajos encontrados sobre la materia y se estableció contacto con los investigadores primarios de estudios elegibles.

Criterios de selección: 

También se realizaron ensayos aleatorios controlados que evaluaron la naloxona en el shock humano, independientemente de la edad del paciente (adulto, niño o recién nacido).

Obtención y análisis de los datos: 

Tres revisores independientes obtuvieron datos sobre el diseño del estudio, la intervención, el resultado y la calidad metodológica.

Resultados principales

Tres lectores independientes revisaron 80 publicaciones de estudios en seres humanos y seleccionaron seis ensayos clínicos. El acuerdo general sobre la selección de estudio fue perfecto (concordancia: 100%). Este metanálisis incluye seis estudios que comprenden 126 pacientes con shock séptico, cardiogénico, hemorrágico y espinal.

El tratamiento con naloxona estuvo asociado con mejoras hemodinámicas estadísticamente significativas (odds-ratio 0,24; intervalo de confianza del 95% [IC del 95%]: 0,09 a 0,68). La presión arterial media fue significativamente más alta en los grupos naloxona que en los grupos placebo (diferencias de promedios ponderados: +9,33 mmHg; IC del 95%: 7,07 a 11,59). No se encontró heterogeneidad para este resultado. La tasa de mortalidad fue más baja en el grupo naloxona (odds-ratio 0,59; IC del 95%: 0,21 a 1,67) pero esto fue coherente con el papel del azar. Se detectó una heterogeneidad significativa para este último resultado (p

Conclusiones de los autores

La naloxona mejora la presión arterial, especialmente la presión arterial media. Sin embargo, la utilidad clínica de la naloxona para tratar el shock no se ha determinado, y se necesitan ensayos aleatorios controlados adicionales para evaluar su utilidad.

Esta revisión debería citarse como:Boeuf B, Poirier V, Gauvin F, Guerguerian AM, Roy C, Farrell CA, Lacroix J.La Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Tres lectores independientes revisaron 80 publicaciones de estudios en seres humanos y seleccionaron seis ensayos clínicos. El acuerdo general sobre la selección de estudio fue perfecto (concordancia: 100%). Este metanálisis incluye seis estudios que comprenden 126 pacientes con shock séptico, cardiogénico, hemorrágico y espinal.

El tratamiento con naloxona estuvo asociado con mejoras hemodinámicas estadísticamente significativas (odds-ratio 0,24; intervalo de confianza del 95% [IC del 95%]: 0,09 a 0,68). La presión arterial media fue significativamente más alta en los grupos naloxona que en los grupos placebo (diferencias de promedios ponderados: +9,33 mmHg; IC del 95%: 7,07 a 11,59). No se encontró heterogeneidad para este resultado. La tasa de mortalidad fue más baja en el grupo naloxona (odds-ratio 0,59; IC del 95%: 0,21 a 1,67) pero esto fue coherente con el papel del azar. Se detectó una heterogeneidad significativa para este último resultado (p

Tools
Information
Share/Save