Terapia de movimiento inducido por restricción para miembros superiores en pacientes con accidente cerebrovascular

Pregunta de la revisión

Se necesitaba evaluar los efectos de la terapia de movimiento inducido por restricción (TMIR) sobre la capacidad de realizar las actividades cotidianas y sobre la recuperación del movimiento de los brazos paralizados después de un accidente cerebrovascular.

Antecedentes

Después de un accidente cerebrovascular, los pacientes pueden presentar parálisis de un brazo, y, aunque se mantenga algún control del movimiento, puede utilizarse menos que el brazo no afectado. La parálisis hace que los movimientos del brazo como alcanzar, agarrar y manipular los objetos sean difíciles. A su vez, este hecho provoca muchas dificultades en las actividades cotidianas como bañarse, vestirse, comer y usar el baño. Durante la TMIR se restringe el brazo no afectado para que no se pueda utilizar, lo que significa que se tiene que utilizar en cambio el brazo afectado. Se impide el movimiento del brazo y la mano normales mediante un guante o un dispositivo especial para el reposo del brazo. Se supone que la TMIR es una herramienta útil para recuperar la capacidad de realizar las actividades cotidianas.

Características de los estudios

El equipo de investigadores Cochrane que ha realizado esta revisión, buscó ampliamente a través de la literatura médica e identificó 42 estudios relevantes con 1453 participantes. Las pruebas están actualizadas hasta enero 2015. Los participantes en estos estudios tenían algún control del brazo afectado y generalmente fueron capaces de abrir la mano afectada al extender la muñeca y los dedos. Los tratamientos con TMIR variaron entre los estudios en cuanto al tiempo de restricción diario del brazo no afectado de los participantes y la cantidad de ejercicio activo que se recomendó que se hiciera con el brazo. La TMIR se comparó principalmente con tratamientos con fisioterapia activa y a veces con ningún tratamiento.

Resultados clave

Los 42 estudios evaluaron diferentes aspectos de la recuperación del accidente cerebrovascular, y no todos midieron lo mismo. Once estudios (con 344 participantes) evaluaron el efecto de la TMIR sobre la discapacidad (el uso efectivo del brazo en la vida cotidiana) y encontraron que el uso de la TMIR no provocó una mejoría en la capacidad de realizar actividades cotidianas como bañarse, vestirse, comer y usar el baño. Veintiocho ensayos (con 858 participantes) probaron si la TMIR mejoró la capacidad de utilizar el brazo afectado. La TMIR pareció ser más efectiva en la mejoría del movimiento del brazo que los tratamientos con fisioterapia activa o ningún tratamiento.

Calidad de la evidencia

La calidad de las pruebas para cada resultado es limitada debido al pequeño número de participantes en los estudios y al informe deficiente de los detalles de los estudios. Se consideró que la calidad de las pruebas fue baja para la discapacidad y muy baja para la capacidad de utilizar el brazo afectado.

Conclusiones de los autores: 

La TMIR es una intervención multifacética donde la restricción del miembro menos afectado se acompaña de un aumento en el ejercicio adaptado a la capacidad del paciente. Se encontró que la TMIR se asoció con mejorías limitadas en la deficiencia motora y la función motora, pero que estos efectos beneficiosos no redujeron la discapacidad de forma convincente. Este resultado difiere del resultado de un metanálisis anterior donde se indicó que la TMIR podría ser superior a la rehabilitación tradicional. La información acerca de los efectos a largo plazo de la TMIR es escasa. Se requieren ensayos adicionales que estudien la relación entre las características de los participantes y las mejorías en los resultados.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

En los pacientes que han presentado un accidente cerebrovascular, la paresia de los miembros superiores afecta muchas actividades de la vida cotidiana. Por lo tanto, la reducción de la discapacidad es un objetivo principal de las intervenciones de rehabilitación. A pesar de preservar o recuperar la capacidad de movimiento después del accidente cerebrovascular, a veces los pacientes no desarrollan completamente esta capacidad en las actividades cotidianas. La terapia de movimiento inducido por restricción (TMIR) es un enfoque para la rehabilitación del accidente cerebrovascular que implica el uso forzado y mucha ejercitación del brazo afectado mediante la restricción del brazo no afectado. Esta terapia se ha propuesto como una herramienta útil para recuperar las capacidades en las actividades cotidianas.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de la TMIR, de la TMIR modificada (TMIRm) o del uso forzado (UF) para el tratamiento de los miembros superiores en pacientes con hemiparesia después del accidente cerebrovascular.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Accidentes Cerebrales Vasculares (Cochrane Stroke Group) (última búsqueda junio 2015), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL; The Cochrane Library número 1, 2015), MEDLINE (1966 hasta enero 2015), EMBASE (1980 hasta enero 2015), CINAHL (1982 hasta enero 2015), y en la Physiotherapy Evidence Database (PEDro; enero 2015).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) y ensayos controlados cuasialeatorios que comparen la TMIR, la TMIRm o el UF con otras técnicas de rehabilitación o con ninguna técnica.

Obtención y análisis de los datos: 

Un autor identificó ensayos a partir de los resultados de las búsquedas electrónicas de acuerdo con los criterios de inclusión y exclusión, tres autores de la revisión evaluaron de forma independiente la calidad metodológica y el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. El resultado primario fue discapacidad.

Resultados principales: 

Se incluyeron 42 estudios con 1453 participantes. Los ensayos incluyeron participantes que tenían alguna energía motora residual del brazo con paresia, la posibilidad de recuperación motora adicional y que presentaban dolor o espasticidad limitados, pero que tendían a usar muy poco la extremidad. La mayoría de los estudios no tuvo poder estadístico suficiente (la mediana del número de pacientes incluidos fue 29) y no fue posible descartar un sesgo de ensayo pequeño. Once ensayos (344 participantes) evaluaron la discapacidad inmediatamente después de la intervención e indicaron una diferencia de medias estandarizada (DME) no significativa de 0,24 (intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,05 a 0,52) que favoreció a la TMIR en comparación con el tratamiento convencional. Para el resultado informado con mayor frecuencia, función motora del brazo (28 estudios con 858 participantes), la DME fue 0,34 (IC del 95%: 0,12 a 0,55) y mostró un efecto significativo (valor de p 0,004) a favor de la TMIR. Tres estudios que incluyeron a 125 participantes exploraron la discapacidad después de unos pocos meses de seguimiento y no encontraron diferencias significativas, DME -0,20 (IC del 95%: -0,57 a 0,16) a favor del tratamiento convencional.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save