Antibióticos para prevenir las infecciones agudas del oído en niños

La otitis media aguda (OMA, infección en el espacio del oído medio) es común en los niños, causando dolor y sordera. La mayoría de los niños experimentan al menos un episodio y algunos niños sufren OMA recurrente (más de tres episodios en seis meses o cuatro episodios en 12 meses), y algún progreso hacia la perforación del tímpano. Se necesitan intervenciones (antibióticos, vacunas o exposición reducida a patógenos bacterianos y virales) que disminuyan la frecuencia y la gravedad de la infección. Los antibióticos administrados una o dos veces al día pueden reducir los episodios de OMA bacteriana y sus complicaciones. Esta revisión incluyó 17 estudios (1586 niños). Los antibióticos a largo plazo (iguales o superiores a seis semanas) casi redujeron a la mitad el riesgo de nuevas infecciones. No hubo suficiente información para saber si los antibióticos redujeron la otitis media aguda con perforación o la otitis media supurativa crónica (perforación crónica), o si mejoraron los resultados a largo plazo. Los antibióticos no parecían ser una causa frecuente de efectos secundarios significativos (por ejemplo, reacciones alérgicas o diarrea). Los padres deben sospesar estos efectos secundarios potenciales más el costo y las molestias asociadas con los antibióticos contra los beneficios probables del tratamiento. La resistencia a los antibióticos por el uso a largo plazo de estos fármacos también es un tema que debe considerarse, en particular para los niños con infecciones recurrentes.

Conclusiones de los autores: 

Para los niños en riesgo, los antibióticos administrados una o dos veces al día reducirán la probabilidad de OMA mientras el niño esté en tratamiento. En poblaciones similares, los antibióticos reducirán el número de episodios de OMA por año de alrededor de tres a 1,5. Creemos que los beneficios absolutos más grandes son probables en los niños de alto riesgo. Estas conclusiones no se vieron afectadas por los análisis de sensibilidad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La otitis media aguda (OMA) es una enfermedad frecuente en la infancia. Es posible que estas infecciones en el oído medio sean frecuentes y dolorosas. La OMA puede estar asociada con la perforación de la membrana timpánica y puede progresar a otitis media supurativa crónica (OMSC).

Objetivos: 

Determinar la efectividad de los antibióticos a largo plazo (seis semanas o más) para prevenir cualquier OMA, OMA con perforación y OMSC.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library 2010, número 3) que incluye el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Infecciones Respiratorias Agudas (Acute Respiratory Infections Group's Specialised Register), MEDLINE (enero 1966 hasta julio, semana 4, 2010), OLD MEDLINE (1950 hasta 1965) y EMBASE (1990 hasta agosto 2010).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados de antibióticos a largo plazo versus placebo o ningún tratamiento para la prevención de la OMA, la OMA con perforación o la OMSC.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron los datos de forma independiente. OMA; episodios de OMA; OMA recurrente; episodios de enfermedad; efectos secundarios; resistencia a los antibióticos; y resultados al final de la intervención (cualquier OMA) y después del cese de la intervención (cualquier OMA). Para los resultados dicotómicos, se calculó el riesgo relativo resumido (modelos de efectos fijos y aleatorios). Para los resultados de las tasas, se calculó el cociente de la tasa de incidencia resumida.

Resultados principales: 

Se incluyeron 17 estudios (1586 niños). Todos los estudios incluyeron a niños con mayor riesgo de OMA. En siete estudios, los niños eran propensos a la otitis media. La mayoría eran estudios de alta calidad y la mayoría (16 estudios) informaron datos para las medidas de resultado primarias. Uno reportó OMA con perforación o OMSC. Los antibióticos a largo plazo redujeron cualquier episodio de OMA (14 estudios, 1 461 niños, cociente de riesgos[CR] 0,65; IC del 95%: 0,53 a 0,79; modelo de efectos aleatorios) y el número de episodios de OMA (13 estudios, 1 327 niños, cociente de tasas de incidencia [TIR] 0,51; IC del 95%: 0,39 a 0,66; modelo de efectos aleatorios). Aproximadamente cinco niños necesitarían ser tratados a largo plazo para prevenir que un niño experimente OMA mientras está en tratamiento. Los antibióticos previnieron 1,5 episodios de OMA por cada 12 meses de tratamiento por niño. Se exploró la heterogeneidad estadística. Los antibióticos a largo plazo no se asociaron con un aumento significativo de los eventos adversos (12 estudios, 817 niños, RR 1,99; IC del 95%: 0,25 a 15,89; modelo de efectos aleatorios).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save