Evitación del glutamato monosódico para el asma crónica en adultos y niños

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El glutamato monosódico (GMS) se utiliza como un reforzador del sabor y se ha relacionado con el "Síndrome del Restaurante Chino", que causa opresión, ardor o adormecimiento en la cara, el cuello y el área superior del tórax (aunque no hay pruebas para demostrar este síndrome). También se ha propuesto que los pacientes con asma pueden reaccionar de forma deficiente al GMS. En dos ensayos controlados aleatorios (ECA) que incluyeron a 24 pacientes adultos con asma no hubo pruebas de que el GMS empeorara el asma en comparación con la ingestión control. Se necesitan ECA adicionales.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas limitadas disponibles (n = 24) no encontraron diferencias significativas entre el GMS ni la prueba de provocación control en cuanto al número de participantes que presentaron una disminución máxima en el VEF1 mayor del 15% o 200 ml. No existen pruebas para apoyar la evitación del GMS en adultos con asma crónica, aunque debido a que los datos fueron limitados esta revisión no puede proporcionar una base confiable de pruebas para determinar si la evitación del GMS es una estrategia valiosa. No fue posible encontrar estudios que analizaran el efecto del GMS en niños con asma crónica. Por lo tanto, existe la necesidad de realizar ECA adicionales para investigar cualquier relación entre el GMS y el asma, especialmente en niños.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El glutamato monosódico (GMS) es la sal sódica del aminoácido no esencial ácido glutámico que se utiliza como un reforzador del sabor. Se ha indicado como la causa de reacciones adversas que se conocen como "síndrome del restaurante chino". Durante las dos últimas décadas se han realizado varios estudios que investigaron si la ingestión de GMS induce una respuesta asmática y se han publicado varias revisiones (ILSI 1991; Stevenson 2000; Woods 2001), pero no se han realizado metanálisis ni revisiones sistemáticas Cochrane.

Objetivos: 

Los objetivos de esta revisión son: 1) identificar ensayos controlados aleatorios (ECA) de ingestión de GMS y respuesta relacionada con el asma en adultos y niños mayores de dos años de edad con asma; 2) evaluar la calidad metodológica de estos ensayos; y 3) determinar el efecto de la ingestión de GMS sobre los resultados del asma.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro especializado del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) y en las bibliografías de los ensayos existentes. Las búsquedas se actualizaron hasta mayo de 2012.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ECA que investigaron el efecto del GMS sobre el asma crónica en adultos y niños.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente extrajeron, introdujeron y analizaron los datos de los estudios incluidos. Se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener información adicional.

Resultados principales: 

Solo dos estudios cruzados (crossover) con 24 adultos cumplieron los criterios de elegibilidad; las dosis de prueba de provocación de GMS fueron de 1 g, 5 g y 25 mg/kg. Los estudios informaron el número de participantes que presentaron una disminución máxima en el volumen espiratorio forzado en un segundo (VEF1) mayor del 15% o 200 ml después del GMS o la prueba de provocación control. Los datos agrupados no encontraron diferencias estadísticamente significativas entre GMS y placebo. Un ensayo informó el cambio medio a las cuatro horas y la disminución máxima en el VEF1 después de cuatro horas de administrado el GMS o la prueba de provocación placebo, pero no encontró diferencias estadísticamente significativas entre las intervenciones. No hubo diferencias en las puntuaciones de los síntomas, la hiperreactividad bronquial (HRB) no específica, la proteína catiónica eosinófila (PCE) ni los niveles de triptasa en sangre periférica entre GMS y control, aunque no fue posible realizar metanálisis.

Share/Save