Ciclosporina A para la inducción de la remisión en la colitis ulcerativa grave

La colitis ulcerativa (CU) es una inflamación crónica del intestino grueso. Los síntomas incluyen diarrea con sangre y dolor abdominal. La enfermedad también puede tener manifestaciones fuera del intestino, con compromiso de las articulaciones, la piel, los ojos y el hígado. Aunque el tratamiento de "primera línea" para un ataque grave de CU son generalmente los esteroides (ya sea en forma de píldoras o por vía intravenosa), las opciones para los pacientes que no responden a los esteroides son limitadas e incluyen la extirpación quirúrgica del intestino grueso. La ciclosporina A (CsA), un fármaco efectivo para prevenir el rechazo de órganos de trasplante mediante la supresión del sistema inmunológico, se probó en la CU grave con resultados alentadores a principios de los años noventa. El objetivo de esta revisión fue evaluar la efectividad de la CsA para la CU grave. La búsqueda bibliográfica identificó 36 estudios. Solo dos estudios fueron de alta calidad metodológica y ambos apoyan el uso de CsA en pacientes con CU con un ataque grave. Sin embargo, ambos estudios fueron pequeños (con solo 50 pacientes en total) y limitados en cuanto a la duración del seguimiento (desde unas pocas semanas hasta un año). Existe evidencia limitada de que la ciclosporina es más efectiva que el tratamiento estándar para la colitis ulcerativa grave. La conclusión de la revisión es que, aunque los datos sobre el uso de CsA en la CU grave son alentadores, se necesitan más estudios.

Conclusiones de los autores: 

Existe evidencia limitada de que la ciclosporina es más efectiva que el tratamiento estándar solo para la colitis ulcerativa grave. La respuesta relativamente rápida hace que el uso a corto plazo de la ciclosporina sea potencialmente atractivo, pero el efecto beneficioso no está claro a largo plazo, que es cuando los eventos adversos como la nefrotoxicidad inducida por la ciclosporina se pueden hacer más evidentes. Se necesitan estudios de investigación adicionales sobre la calidad de vida, los costes y los resultados a largo plazo del tratamiento con ciclosporina en la colitis ulcerativa grave.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La colitis ulcerativa (CU) se caracteriza por un curso crónico de por vida, con remisiones y exacerbaciones. Aproximadamente el 15% de los pacientes tienen un ataque severo que requiere hospitalización en algún momento durante su enfermedad. habitualmente estos pacientes reciben tratamiento con corticosteroides intravenosos, con una tasa de respuesta de aproximadamente el 60%. Los pacientes que no responden al tratamiento con esteroides por lo general requieren de la extirpación quirúrgica del intestino grueso (proctocolectomía o colectomía con bolsa anal). Este procedimiento quirúrgico esencialmente cura al paciente de la enfermedad, pero se asocia con complicaciones como la inflamación de la bolsa. Existen pocos tratamientos alternativos para la colitis ulcerativa grave: los fármacos inmunosupresores (como la azatioprina) tienen un inicio de acción lento y, por lo tanto, suelen ser ineficaces. No se ha comprobado que los antibióticos sean efectivos y los tratamientos biológicos como el infliximab aún están bajo investigación. La introducción de la ciclosporina A (CsA) para su uso en pacientes con colitis ulcerativa (CU) grave ha proporcionado una alternativa a los pacientes que anteriormente solo tenían opciones quirúrgicas. La ciclosporina actúa principalmente al inhibir la función de los linfocitos T, que es esencial para la propagación de la inflamación. A diferencia de la mayoría de los otros agentes inmunosupresores, la CsA no suprime la actividad de otras células hematopoyéticas, no causa supresión de la médula ósea y tiene un inicio rápido de acción. El objetivo de esta revisión es evaluar sistemáticamente la efectividad y la seguridad de la CsA para la CU grave.

Objetivos: 

Esta revisión intentó evaluar la efectividad de la ciclosporina A para los pacientes con colitis ulcerativa grave.

Estrategia de búsqueda (: 

Búsquedas electrónicas en The Cochrane Library (Número 2, 2008), EMBASE (1980 a 2008) y MEDLINE (1966 a 2008); búsqueda manual en las referencias de todos los estudios identificados; contacto con el primer autor de cada ensayo incluido.

Criterios de selección: 

Ensayos clínicos aleatorizados que compararon la ciclosporina A con placebo o ninguna intervención para lograr y mantener la remisión de la colitis ulcerativa idiopática.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente la calidad de todos los ensayos y extrajeron los datos de los ensayos incluidos. Se calcularon los riesgos relativos (RR) con los intervalos de confianza (IC) del 95%. Los autores de la revisión asumieron un análisis por intención de tratar para las medidas de resultado.

Resultados principales: 

Una búsqueda bibliográfica actualizada realizada en julio de 2008 no identificó nuevos ensayos. Solo se identificaron dos ensayos controlados aleatorizados que cumplieron los criterios de inclusión. No fue posible agrupar estos dos ensayos para el análisis debido a las grandes diferencias en el diseño y las poblaciones de pacientes. En el primer ensayo, 11 pacientes recibieron ciclosporina intravenosa (4 mg/kg) y nueve recibieron placebo. Dos de 11 en el grupo de tratamiento no respondieron al tratamiento, en comparación con nueve de nueve en el grupo placebo (RR 0,18; IC del 95%: 0,05 a 0,64). Sin embargo, 3/11 y 4/9 eventualmente se sometieron a colectomía en los grupos de tratamiento y placebo respectivamente, y el seguimiento duró menos de un mes. En el segundo ensayo, 15 pacientes recibieron tratamiento con ciclosporina intravenosa y 15 con metilprednisolona intravenosa. Cinco de 15 pacientes del grupo de ciclosporina no respondieron al tratamiento, en comparación con 7/15 en el grupo de metilprednisolona (RR 0,71; IC del 95%: 0,29 a 1,75). Después de un año, 7/9 participantes en el grupo de ciclosporina todavía estaban en remisión, en comparación con 4/8 en el grupo de esteroides (p > 0,05), y la tasa de colectomía fue similar en ambos grupos. El tiempo medio de respuesta en el grupo de ciclosporina en los dos ensayos fue corto (siete días y 5,2 días). Estos resultados se deben interpretar con precaución debido al escaso número de ensayos y pacientes evaluados para la comparación y al seguimiento limitado (unas pocas semanas en un ensayo y un año en el otro). La evaluación precisa de la aparición de eventos adversos fue difícil porque los ensayos describieron diferentes reacciones adversas, que desaparecieron después de la interrupción de la ciclosporina. En los ensayos examinados no hubo evidencia de que la ciclosporina fuera más efectiva que el tratamiento estándar para prevenir la colectomía, pero no es posible excluir este efecto debido al pequeño tamaño de la muestra y a la poca frecuencia de este resultado. Las limitaciones adicionales de los estudios de investigación actuales incluyen la falta de datos sobre la calidad de vida, los costes y los resultados a largo plazo del tratamiento con ciclosporina.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save