Movilización pasiva continua después de la cirugía de reemplazo de rodilla

Antecedentes

La cirugía de reemplazo de rodilla es un procedimiento frecuente para el tratamiento de la artritis, aunque puede causar rigidez de la rodilla. La rigidez de la rodilla puede dificultar la realización de determinadas actividades que incluyen ponerse de pie desde una posición de sentado. La movilización pasiva continua (MPC) es una manera de proporcionar movimiento regular a la rodilla mediante una máquina. Esta revisión Cochrane presenta lo que se conoce acerca de los efectos de la MPC después de la cirugía de la rodilla. Luego de buscar todos los estudios relevantes en enero de 2013, se encontraron 24 estudios con 1445 participantes que habían sido sometidos a cirugía de reemplazo de la rodilla, principalmente a causa de artritis de la rodilla. La MPC comenzó desde el primer al cuarto días posteriores a la cirugía y se aplicó por 1,5 a 24 horas al día durante uno a 17 días. La revisión mostró que la cirugía de reemplazo de rodilla posterior a la MPC probablemente mejora levemente la capacidad de doblar la rodilla y la calidad de vida del paciente, aunque puede no mejorar el dolor o la función. No existe certeza acerca de los efectos de la MPC sobre la necesidad de manipulación bajo anestesia, las percepciones de los participantes de la efectividad del tratamiento o el riesgo de complicaciones.

La mejor estimación de lo que les sucede a los pacientes con MPC luego de la cirugía de reemplazo de rodilla incluye:

Amplitud de movimiento- flexión activa de al rodilla (es decir, capacidad para doblar la rodilla)

Los pacientes que recibieron MPC pudieron doblar la rodilla como promedio 2 grados más (0 a 5 grados más) que los que no recibieron MPC, a las seis semanas (mejoría absoluta del 2%, mejoría absoluta 0% al 4%)

- Los pacientes que recibieron MPC pudieron doblar la rodilla como promedio 80 grados.

- Los pacientes que no recibieron MPC pudieron mover su rodilla como promedio 78 grados.

Dolor (puntuaciones más altas significan dolor peor o más intenso)

Los pacientes que recibieron MPC consideraron que el dolor fue como promedio 0,4 puntos menor(0,8 puntos menor a 0,1 puntos mayor) en una escala de 0 a 10 puntos, a las seis semanas (reducción absoluta del 4%, reducción del 8% a aumento del 1%)

- Los pacientes que recibieron MPC consideraron que el dolor fue como promedio 2,6 puntos en una escala de 0 a 10.

- Los pacientes que no recibieron MPC consideraron que el dolor fue como promedio 3 puntos en una escala de 0 a 10.

Función (puntuaciones mayores significan mejor función)

Los pacientes que recibieron MPC tuvieron como promedio una pérdida en la función equivalente a 1,6 puntos en una escala de 0 a 100 puntos, a los seis meses (reducción absoluta del 2%, reducción del 5% a aumento del 2%).

- Los pacientes que recibieron MPC tuvieron como promedio una función equivalente a 56 puntos en una escala de 0 a 100 puntos.

- Los pacientes que no recibieron MPC tuvieron como promedio una función equivalente a 57,6 puntos en una escala de 0 a 100 puntos.

Calidad de vida (puntuaciones más altas significan mejor calidad de vida)

Los pacientes que recibieron MPC tuvieron como promedio un aumento de la calidad de vida equivalente a 1 punto en una escala de 0 a 100 puntos, a los seis meses (mejoría absoluta del 1%, reducción del 3% a aumento del 4%).

- Los pacientes que recibieron MPC tuvieron como promedio una calidad de vida equivalente a 41 puntos en una escala de 0 a 100 puntos.

- Los pacientes que no recibieron MPC tuvieron como promedio una función equivalente a 40 puntos en una escala de 0 a 100 puntos.

Manipulación bajo anestesia

Los pacientes que recibieron MPC tuvieron como promedio una disminución en el riesgo de necesidad de manipulación bajo anestesia equivalente a 25 manipulaciones menos por 1000 pacientes (reducción del riesgo absoluto del 4%, reducción del riesgo del 8% a reducción del riesgo del 0%).

- Los pacientes que recibieron MPC tuvieron como promedio un riesgo del 1,6% de requerir manipulación bajo anestesia.

- Los pacientes que no recibieron MPC tuvieron como promedio un riesgo del 7,2% de requerir manipulación bajo anestesia.

Eventos adversos

Los pacientes que recibieron MPC tuvieron como promedio una disminución en el riesgo de desarrollar eventos adversos equivalente a 13 eventos adversos menos por 1000 pacientes (reducción del riesgo absoluto del 1%, reducción del riesgo del 5% a aumento del riesgo del 3%).

- Los pacientes que recibieron MPC tuvieron como promedio un riesgo del 15% de desarrollar eventos adversos.

- Los pacientes que no recibieron MPC tuvieron como promedio un riesgo del 16,3% de desarrollar eventos adversos.

Conclusiones de los autores: 

La MPC no tiene efectos clínicamente importantes sobre la ADM de la flexión activa de la rodilla, el dolor, la función o la calidad de vida, como para justificar su uso habitual. Puede reducir el riesgo de manipulación bajo anestesia y el riesgo de desarrollar eventos adversos, aunque la evidencia que apoya estos hallazgos es de calidad muy baja y baja, respectivamente. No se conocen los efectos de la MPC sobre otros resultados.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La artritis de la rodilla es un problema frecuente que causa dolor y discapacidad. Si es grave, la artritis de la rodilla se puede tratar de forma quirúrgica con una artroplastia total de la rodilla. La rehabilitación posterior a la artroplastia de la rodilla a menudo incluye movilización pasiva continua (MPC). La MPC se realiza mediante una máquina que mueve la rodilla de forma pasiva y reiterada a una amplitud de movimiento (ADM) específica. Se considera que la MPC aumenta la recuperación de la ADM de la rodilla y presenta otros efectos beneficiosos terapéuticos. Sin embargo, no está claro si la MPC es efectiva.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de la MPC y la atención posoperatoria estándar versus una atención posoperatoria similar, con o sin ejercicios adicionales de la rodilla, en pacientes con artroplastia de la rodilla. Esta revisión es una actualización de una versión de la misma revisión de 2003 y 2010.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library 2012, Número 12), MEDLINE (enero de 1966 hasta 24 de enero de 2013), EMBASE (enero de 1980 hasta 24 de enero de 2013), CINAHL (enero de 1982 hasta 24 de enero de 2013), AMED (enero de 1985 hasta 24 de enero de 2013) y en PEDro (hasta 24 de enero de 2013).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados en los que el grupo experimental recibió MPC, y el grupo experimental y el grupo control recibieron atención posoperatoria y tratamiento similares después de la artroplastia total de rodilla en pacientes con artritis.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente seleccionaron los ensayos para su exclusión, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. Los resultados primarios de interés fueron la ADM de la flexión activa de la rodilla, el dolor, la calidad de vida, la función, la evaluación global de los participantes de la efectividad del tratamiento, la incidencia de la manipulación bajo anestesia y los eventos adversos. Los resultados secundarios fueron la ADM de la flexión pasiva de la rodilla, la ADM de la extensión activa de la rodilla, la ADM de la extensión pasiva de la rodilla, la duración de la estancia hospitalaria, el edema y la fuerza del cuádriceps. Los efectos para los datos continuos se calcularon como diferencias de medias o diferencias de medias estandarizadas (DME), y los efectos para los datos dicotómicos como riesgos relativos, todos con los intervalos de confianza (IC) del 95%. Cuando fue apropiado se realizaron metanálisis mediante el modelo de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

En las búsquedas electrónicas se identificaron 684 artículos después de eliminar los duplicados, y se recuperaron los informes completos de 62 ensayos potencialmente elegibles. Veinticuatro ensayos controlados aleatorizados con 1445 participantes cumplieron los criterios de inclusión; cuatro de ellos fueron nuevos para esta actualización.

Evidencia de calidad moderada indicó que la MPC no tiene efectos a corto plazo clínicamente importantes sobre la ADM de la flexión activa de la rodilla: la flexión media de la rodilla fue 78 grados en el grupo control, la MPC aumentó la ADM de la flexión activa de la rodilla en 2 grados (IC del 95%: 0 a 5), o una mejoría absoluta del 2% (IC del 95%: 0% a 4%). Los efectos a plazo medio y largo son similares, aunque la calidad de la evidencia es inferior.

Evidencia de baja calidad indicó que la MPC no tiene efectos a corto plazo clínicamente importantes sobre el dolor: el dolor medio fue de 3 puntos en el grupo control, la MPC redujo el dolor en 0,4 puntos en una escala de 10 puntos (IC del 95%: -0,8 a 0,1), o una reducción absoluta de -4% (IC del 95%: -8% a 1%).

Evidencia de moderada calidad indicó que la MPC no tiene efectos a corto plazo clínicamente importantes sobre el dolor: el dolor medio fue de 56 puntos en el grupo control, la MPC redujo el dolor en 1,6 puntos (IC del 95%: -6,1 a 2,0) en una escala de 100 puntos, o una reducción absoluta de -2% (IC del 95%: -5% a 2%). La DME fue -0,1 desviaciones estándar (DE) (IC del 95%: -0,3 a 0,1).

Evidencia de moderada calidad indicó que la MPC no tiene efectos a corto plazo clínicamente importantes sobre el dolor: el dolor medio fue de 40 puntos en el grupo control, la MPC redujo el dolor en 1 puntos (IC del 100%: -95 a 3) en una escala de 4 puntos, o una reducción absoluta de -1% (IC del 95%: -3% a 4%).

Evidencia de muy baja calidad indicó que la MPC reduce el riesgo de manipulación bajo anestesia; el riesgo de manipulación en el grupo control fue del 7,2%, el riesgo de manipulación en el grupo experimental fue del 1,6%; la MPC disminuyó el riesgo de manipulación en 25 manipulaciones menos por 1000 (IC del 95%: 9 a 64) o una reducción del riesgo absoluto de -4% (IC del 95%: -8% a 0%). El riesgo relativo fue 0,3 (IC del 95%: 0,1 a 0,9).

Evidencia de baja calidad indicó que la MPC reduce el riesgo de eventos adversos; en el grupo control fue del 16,3%, y en el grupo experimental fue del 15%; la MPC disminuyó el riesgo de eventos adversos en 13 eventos adversos menos por 1000, o una reducción del riesgo absoluto del -1% (IC del 95%: -5% a 3%). El riesgo relativo fue 0,9 (IC del 95%: 0,6 a 1,3). Las estimaciones para el riesgo de manipulación y de eventos adversos son muy imprecisas y la estimación para el riesgo de eventos adversos no distingue entre un aumento y una disminución clínicamente importantes en el riesgo.

No hubo evidencia suficiente para determinar el efecto de la MPC sobre la evaluación global de los participantes de la efectividad del tratamiento.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save