Metaloporfirinas para el tratamiento de la hiperbilirrubinemia no conjugada en recién nacidos

Las metaloporfirinas pueden reducir los niveles muy altos de ictericia en los recién nacidos, pero se necesitan más estudios de investigación sobre la seguridad y compararla con otros tratamientos. La ictericia es muy frecuente en los recién nacidos y es causada porque el hígado produce demasiada bilirrubina, una sustancia biliar de color amarillo. Un nivel muy alto de bilirrubina puede dañar el cerebro en desarrollo y se trata con fototerapia (tratamiento con luz) o exanguinotransfusiones. Las metaloporfirinas son fármacos que pueden prevenir la formación de bilirrubina, pero también pueden causar fotosensibilidad (sensibilidad a la luz) y anemia (disminución de los niveles de hemoglobina en la sangre). La revisión de los ensayos encontró alguna evidencia de que las metaloporfirinas podrían reducir la bilirrubina, pero se necesitan más estudios de investigación sobre sus efectos a corto y largo plazo y compararlas con otros tratamientos.

Conclusiones de los autores: 

El tratamiento de la hiperbilirrubinemia neonatal no conjugada con metaloporfirinas puede reducir los niveles neonatales de bilirrubina y disminuir la necesidad de fototerapia e ingreso. No existe evidencia que apoye o refute la posibilidad de que el tratamiento con una metaloporfirina disminuye el riesgo de kernicterus neonatal o de trastornos del neurodesarrollo a largo plazo debido a encefalopatía bilirrubínica. No existe evidencia que apoye o refute la posibilidad de que la fotosensibilidad cutánea aumente con el tratamiento con metaloporfirina. Actualmente no se puede recomendar la metaloporfirina como tratamiento habitual de la hiperbilirrubinemia neonatal no conjugada.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las metaloporfirinas son análogos del hem que inhiben la hemooxigenasa, la enzima reguladora del catabolismo del hem en bilirrubina. Al evitar la formación de bilirrubina, tienen la posibilidad de reducir el nivel de bilirrubina no conjugada en los recién nacidos y, por lo tanto, reducir el riesgo de encefalopatía neonatal y trastornos del neurodesarrollo a largo plazo, causados por la toxicidad de la bilirrubina en el sistema nervioso.

Objetivos: 

1. Determinar la eficacia de las metaloporfirinas para reducir los niveles de bilirrubina, reducir la necesidad de fototerapia o de exsanguineotransfusión y reducir la incidencia de encefalopatía bilirrubínica en recién nacidos con hiperbilirrubinemia no conjugada, en comparación con placebo, fototerapia o exsanguineotransfusión.

2. Determinar la naturaleza y frecuencia de los efectos secundarios de las metaloporfirinas cuando se administran para tratar la hiperbilirrubinemia en los recién nacidos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en Medline (1966 hasta enero de 2003) y en el Cochrane Controlled Trials Register (CCTR) de la Cochrane Library (2003, Número 1). Se realizaron búsquedas manuales en los artículos citados de cada publicación obtenida. Se realizaron búsquedas manuales en los resúmenes de la Society for Pediatric Research (EE.UU.) (publicados en Pediatric Research) entre los años 1985 y 2002.

Criterios de selección: 

Se incluyeron solamente los estudios controlados aleatorizados en los que se asignaron al azar recién nacidos prematuros o a término (28 días de vida o menos) con hiperbilirrubinemia no conjugada por cualquier causa, a recibir una metaloporfirina en el/los brazo/s de tratamiento y a recibir placebo o un tratamiento convencional (fototerapia o exsanguineotransfusión) o ningún tratamiento para la hiperbilirrubinemia en el/los brazo/s de comparación. Se podía administrar cualquier preparación de metaloporfirina, en cualquier presentación, por cualquier vía y en cualquier dosis.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron los datos de forma independiente. Un autor introdujo los datos en Revman y un segundo autor los verificó. Se planearon análisis de subgrupos preespecificados en recién nacidos a término versus prematuros, causas hemolíticas versus causas no hemolíticas de ictericia y según el tipo de metaloporfirina utilizada.

Resultados principales: 

Tres pequeños estudios que reclutaron en total 170 recién nacidos fueron elegibles para su inclusión en esta revisión. Ninguno cegó la intervención ni la evaluación de los resultados. En los tres estudios se excluyeron algunos pacientes después de la asignación al azar. En comparación con los controles, los recién nacidos tratados con metaloporfirina parecieron tener efectos beneficiosos a corto plazo como un nivel máximo inferior de bilirrubina plasmática en un estudio, una menor frecuencia de hiperbilirrubinemia grave en un estudio, una disminución de la necesidad de fototerapia, menos mediciones de bilirrubina plasmática y una menor duración del ingreso. Ninguno de los recién nacidos necesitó exsanguineotransfusión en los dos estudios que describieron este resultado. Ninguno de los estudios informó sobre kernicterus neonatal, muerte, resultados del neurodesarrollo a largo plazo o anemia ferropénica. Aunque un pequeño número de los recién nacidos tratados con metaloporfirina y con una intervención control desarrollaron erupción cutánea por fotosensibilidad, los ensayos fueron demasiado pequeños para descartar un aumento en el riesgo de fotosensibilidad u otros efectos adversos provocados por el tratamiento con metaloporfirinas. No fue posible realizar análisis de subgrupos debido al reducido número de ensayos incluidos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save