Tiamina para el síndrome de Wernicke-Korsakoff en personas en riesgo por consumo patológico de alcohol

Pruebas insuficientes sobre la eficacia de la tiamina para el tratamiento del síndrome de Wernicke-Korsakoff.

El consumo patológico de alcohol es una causa importante pero no exclusiva del síndrome de Wernicke-Korsakoff. Aunque el SWK está razonablemente bien definido y se sabe que causa una significativa mortalidad y morbilidad, no está en claro cuál es la estrategia óptima de tratamiento. Se ha registrado con frecuencia el papel de la tiamina en el tratamiento de algunas de las manifestaciones del SWK,, pero se admite que las recomendaciones acerca de la dosificación y duración del tratamiento son arbitrarias. Se identificaron dos estudios que reunían los criterios de inclusión pero sólo uno contenía datos suficientes para el análisis cuantitativo. Este estudio tenía deficiencias metodológicas en el diseño y en la presentación de los resultados, que limitaron el análisis adicional. Por consiguiente no existen pruebas suficientes en los ensayos clínicos controlados aleatorios que sirvan de guía para los médicos en relación a la dosis, frecuencia, vía o duración del tratamiento con tiamina para la profilaxis o el tratamiento del SWK por abuso del alcohol.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas suficientes en los ensayos clínicos controlados aleatorios que guíen a los médicos con respecto a la dosis, frecuencia, vía o duración del tratamiento con tiamina para la profilaxis o el tratamiento del SWK por consumo patológico de alcohol.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los estudios de autopsias indican que el síndrome de Wernicke-Korsakoff (SWK) no es un trastorno raro, en particular entre los individuos que abusan del alcohol. Hace más de 50 años que la tiamina es el tratamiento de elección, pero existen dudas acerca de la dosificación y duración apropiada. Las normas de práctica actuales se basan en los informes de casos y la experiencia clínica.

Objetivos: 

Determinar la calidad de las pruebas sobre la eficacia de la tiamina en la prevención y el tratamiento de las manifestaciones del SWK como consecuencia del consumo excesivo de alcohol, y de ser así, cómo debe administrarse, a qué dosis y durante cuánto tiempo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se identificaron los ensayos en la última búsqueda actualizada del Registro Especializado del Grupo Cochrane de Demencia y Trastornos Cognitivos (Specialized Register of the Cochrane Dementia and Cognitive Improvement Group) el 3 de febrero de 2003 mediante los términos "(thiamin* o aneurin*) y (Korsakoff * o Wernicke* o alcohol*). El registro Especializado del GCDTC contiene registros actualizados de las principales bases de datos de asistencia sanitaria (Medline, Embase, PsycInfo, Cinahl y otras) así como de muchas bases de datos de ensayos.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos aleatorios en los cuales se administró tratamiento con tiamina o con productos que contienen tiamina y se lo comparó con intervenciones alternativas para las personas con, o en riesgo de desarrollar, el SWK secundario al consumo patológico de alcohol.

Obtención y análisis de los datos: 

Todos los resúmenes fueron inspeccionados de forma independiente por dos revisores (ED y PB) y se recuperaron los trabajos relevantes y se evaluó su calidad metodológica según los criterios del Manual del Revisor Cochrane.

Resultados principales

Se identificaron dos estudios que reunían los criterios de inclusión pero sólo uno contenía datos suficientes para el análisis cuantitativo. Ambrose (2001) asignó al azar a los participantes (n=107) a una de las cinco dosis de tiamina intramuscular y midió los resultados después de dos días de tratamiento. Se comparó la dosis más baja (5 mg/día) con cada una de las otras cuatro. Hubo una diferencia significativa a favor de los 200 mg/día en comparación con la dosis de 5 mg/día en el número de ensayos tomados para cumplir con el criterio en una prueba retardada de alternancia (MD-17,90; IC del 95%: -35,4 a -0,40; p=0,04). Ninguna diferencia significativa surgió al comparar las otras dosis con la de 5 mg/día. El patrón de resultados no presentó una relación dosis-respuesta simple. El estudio tenía deficiencias metodológicas en el diseño y en la presentación de los resultados que limitaron un análisis adicional.

Conclusiones de los autores

No hay pruebas suficientes en los ensayos clínicos controlados aleatorios que guíen a los médicos con respecto a la dosis, frecuencia, vía o duración del tratamiento con tiamina para la profilaxis o el tratamiento del SWK por consumo patológico de alcohol.

Esta revisión debería citarse como:Day E, Bentham P, Callaghan R, Kuruvilla T, George SLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se identificaron dos estudios que reunían los criterios de inclusión pero sólo uno contenía datos suficientes para el análisis cuantitativo. Ambrose (2001) asignó al azar a los participantes (n=107) a una de las cinco dosis de tiamina intramuscular y midió los resultados después de dos días de tratamiento. Se comparó la dosis más baja (5 mg/día) con cada una de las otras cuatro. Hubo una diferencia significativa a favor de los 200 mg/día en comparación con la dosis de 5 mg/día en el número de ensayos tomados para cumplir con el criterio en una prueba retardada de alternancia (MD-17,90; IC del 95%: -35,4 a -0,40; p=0,04). Ninguna diferencia significativa surgió al comparar las otras dosis con la de 5 mg/día. El patrón de resultados no presentó una relación dosis-respuesta simple. El estudio tenía deficiencias metodológicas en el diseño y en la presentación de los resultados que limitaron un análisis adicional.

Tools
Information
Share/Save