Programas de actividades físicas para adultos mayores

Para mejorar la salud, ¿es mejor hacer un programa de ejercicios en casa o en un centro hospitalario?
Para responder esta pregunta, los científicos del Grupo Cochrane encontraron y analizaron seis estudios. Estos estudios evaluaron más de 370 pacientes mayores de 50 años que presentaban cardiopatía (o alto riesgo de cardiopatía), enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Los estudios compararon a los pacientes que realizaron un programa de ejercicios en el domicilio con los que realizaron un programa de ejercicios en un hospital o un centro hasta los dos años. Esta revisión proporciona la mejor evidencia que existe en la actualidad.

¿Cuál es la diferencia entre los programas de ejercicio en el domicilio o en un centro? ¿Por qué investigar si uno es mejor que el otro?
La vida activa beneficia la salud de las personas mayores de 50 años. Uno de los efectos beneficiosos importantes es poder realizar mejor sus actividades diarias y caminar mejor (función física). Hay muchas maneras de aumentar la actividad. Se puede hacer un programa de ejercicios en el domicilio a cuenta y conveniencia de la persona y tal vez con cierto coste, pero sin costo alguno para el sistema de salud. O la persona se puede unir a un programa en un centro u hospital dirigido por profesionales de la salud capacitados. La mayoría de las veces estos programas están cubiertos y no cuestan, pero sí representan costes para el sistema de salud. Por lo tanto, es importante saber qué tipo de programa mejora más la salud, qué programa seguirán las personas a largo plazo y qué programa vale la pena en cuanto a los costes.

¿Qué tipo de programa fue mejor en los estudios?
En los pacientes que tenían una cardiopatía o un alto riesgo de cardiopatía

Después de seis meses, la mayoría de los estudios muestran que los programas de ejercicio, ya sea en el domicilio o en un centro, mejoran la función física, la calidad de vida, los niveles de colesterol en sangre, la velocidad de marcha y el dolor en las piernas después de caminar debido al flujo sanguíneo deficiente. Al comparar los dos programas de ejercicio, los estudios encontraron que las mejorías fueron similares, pero que el ejercicio en un centro puede mejorar la velocidad de marcha y el dolor de las piernas después de caminar, más que en el domicilio.

Un estudio grande muestra que muchos más pacientes tienden a continuar el ejercicio a largo plazo después de un programa domiciliario, en comparación con un programa en un centro.

En los pacientes que tenían EPOC
La mayoría de los estudios muestran que los programas de ejercicio, ya sea en el domicilio o en un centro, mejoran la función física, disminuyen la presión arterial y mejoran algunas pruebas de ejercicio. Pero la calidad de vida y otras pruebas de ejercicio no mejoraron. Cuando se compararon los dos programas de ejercicio, un estudio muestra que las mejoras en el domicilio fueron similares a las logradas en un centro a los tres meses. Pero a los 18 meses el ejercicio en el domicilio fue mejor que en un centro. Otro estudio muestra que el ejercicio en un centro fue mejor que en el domicilio a los dos meses, pero similar a los 13 meses.

Ningún estudio examinó los costes ni el uso del sistema de asistencia sanitaria.

¿Hubo algún problema con los programas?
Esta revisión no informó sobre problemas con los programas.

¿Cuál es la conclusión?
Existe evidencia de "nivel plata" (www.cochranemsk.org) de que el ejercicio en el domicilio y en un centro mejoran la salud y la función física de los adultos mayores. No obstante, los pacientes tienden a continuar los ejercicios en el domicilio más que en un centro.

Los pacientes con cardiopatía o con un alto riesgo de cardiopatía pueden mostrar más mejoras a corto plazo (tres meses) con el ejercicio en un centro que en su domicilio. En los pacientes con EPOC, aún no está claro si es mejor hacer ejercicio en el domicilio o en un centro.

Todavía se necesitan más estudios de investigación para probar qué tipo de programa podría ser mejor para los pacientes con osteoartritis y cuáles son los costes en general.

Conclusiones de los autores: 

A corto plazo, los programas de ejercicios en un centro son superiores a los programas domiciliarios en los pacientes con EVP. Sin embargo, existe una alta posibilidad de un efecto del entrenamiento, ya que los grupos de ejercicio en un centro se entrenaron principalmente en cintas rodantes (no así los de ejercicio domiciliario) y las medidas de resultado se basaron en la cinta rodante. Hay evidencia contradictoria sobre cuál es mejor en los pacientes con EPOC. Los programas domiciliarios parecen ser superiores a los programas en un centro con respecto a la adherencia al ejercicio (especialmente a largo plazo)

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La inactividad física es una de las principales causas de muerte y morbilidad prevenibles en los países desarrollados. Además, la actividad física puede ser un tratamiento potencialmente efectivo para varias afecciones médicas (p.ej. enfermedades cardiovasculares, osteoartritis). Existen muchos tipos de programas de actividad física que van desde simples programas de ejercicio en el domicilio hasta programas intensos altamente supervisados basados en el hospital (un centro).

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de los programas de actividad física "domiciliarios" versus "en un centro" sobre la salud de los adultos mayores.

Estrategia de búsqueda (: 

Los revisores realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (1991-presente), MEDLINE (1966 a septiembre 2002), EMBASE (1988 a septiembre 2002), CINAHL (1982 a septiembre 2002), Health Star (1975 a septiembre 2002), Dissertation Abstracts (1980 a septiembre 2002), Sport Discus (1975 a septiembre 2002) y Science Citation Index (1975 a septiembre 2002), en las listas de referencias de los artículos pertinentes y, cuando fue posible, establecieron contacto con los autores principales.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados o cuasialeatorizados de diferentes intervenciones de actividad física en adultos mayores (50 años o más) que compararon un programa de ejercicios "domiciliario" con uno "en un centro". Los participantes del estudio tenían que tener un factor de riesgo cardiovascular reconocido, una enfermedad cardiovascular existente, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) u osteoartritis. Se excluyeron los programas cardíacos y postoperatorios dentro del año de haber ocurrido el evento.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres revisores de forma independiente seleccionaron y evaluaron los estudios identificados. Otros dos revisores extrajeron los datos de los estudios que cumplieron los criterios de inclusión/exclusión.

Resultados principales: 

En esta revisión se incluyeron seis ensayos con 224 participantes que recibieron un programa de ejercicios "domiciliario" y 148 que recibieron un programa de ejercicios "en un centro". Cinco estudios fueron de calidad media y uno baja. No fue posible realizar el metanálisis debido a la heterogeneidad de los estudios.

Cardiovascular
El ensayo más grande (que representó a aproximadamente el 60% de los participantes) examinó a adultos mayores sedentarios. Tres ensayos analizaron pacientes con enfermedad vascular periférica (claudicación intermitente). En pacientes con enfermedad vascular periférica, los programas en un centro fueron superiores a los domiciliarios en cuanto a la mejora de la distancia de marcha y el tiempo hasta la claudicación por dolor hasta los seis meses. Sin embargo, el riesgo de un efecto del entrenamiento puede ser alto. No hay estudios a largo plazo en esta población.

En particular, los programas domiciliarios parecieron tener una tasa de adherencia significativamente más alta que los programas en un centro. Sin embargo, esto se basó principalmente en un estudio (con la calificación de calidad más alta de los estudios encontrados) de adultos mayores sedentarios. Este estudio mostró una tasa de adherencia del 68% en el programa domiciliario a los dos años de seguimiento en comparación, con una adherencia del 36% en el grupo de ejercicio en un centro. En resumen, no hubo diferencias en cuanto al rendimiento en la cinta rodante o a los factores de riesgo cardiovascular entre los grupos.

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
Dos ensayos examinaron adultos mayores con EPOC. En los pacientes con EPOC la evidencia es contradictoria. Un estudio mostró cambios similares en varias medidas fisiológicas a los tres meses que persistieron en el grupo domiciliario hasta los 18 meses, pero no en el grupo de ejercicio en un centro. El otro estudio mostró mejoras significativamente mayores en las medidas fisiológicas en el grupo de ejercicio en un centro después de ocho semanas, pero de nuevo la posibilidad de un efecto del entrenamiento es alta.

Osteoartritis
No se encontraron estudios.

Ninguno de los estudios examinó medidas de coste o de utilización de los servicios de salud.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save