Políticas sobre el lavado de las sondas urinarias que se usan a largo plazo

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Muchos pacientes tienen incontinencia (pérdida de orina) o no pueden vaciar la vejiga adecuadamente. Algunos pueden ser ayudados con una sonda insertada en la vejiga para que salga la orina. Cuando la sonda se mantiene colocada durante mucho tiempo, pueden ocurrir obstrucciones. Se pueden inyectar soluciones líquidas en la sonda para prevenir o aliviar la obstrucción. Este procedimiento a veces se conoce como lavado. En esta revisión, se planteó evaluar la efectividad de los lavados. Se buscaron los estudios con pacientes con sondas colocadas a largo plazo, asignados al azar a tener lavados de sondas o no y comparar los efectos. También se buscaron los estudios que compararon diferentes tipos de solución de lavado. Sólo se identificaron cinco estudios pertinentes. Los cinco llegaron a la conclusión de que no había pruebas de que los lavados fueron útiles. Sin embargo, la mayoría de los estudios eran pequeños y de mala calidad, y sus resultados no se pudieron combinar. Se llegó a la conclusión de que, hasta el presente, no hay suficientes pruebas provenientes de buenas investigaciones, para decir si los pacientes y los proveedores de la asistencia sanitaria deben o no usar el lavado de las sondas.

Conclusiones de los autores: 

Los datos de cinco ensayos que compararon diferentes políticas de lavado fueron dispersos y los ensayos fueron en general de calidad deficiente o mal informados. Las pruebas fueron demasiado escasas para concluir si los lavados fueron o no beneficiosos. En el primer caso, se requieren ensayos rigurosos adicionales de alta calidad, con poder adecuado para detectar algún beneficio del lavado realizado en contraposición con ninguno. Y entonces es necesario realizar ensayos que comparen diferentes soluciones de lavado, volúmenes de lavado, frecuencias y momento y vías de administración.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las sondas permanentes colocadas en las personas que requieren drenaje vesical a largo plazo se pueden obstruir. Se pueden usar regímenes de lavado de las sondas con diferentes soluciones con el propósito de prevenir su obstrucción.

Objetivos: 

Determinar si ciertos regímenes de lavado son mejores que otros en cuanto a la efectividad, la aceptabilidad, las complicaciones, la calidad de vida y la economía, para la atención de la sonda urinaria permanente a largo plazo en adultos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro especializado de ensayos del Grupo Cochrane de Incontinencia (Cochrane Incontinence Group) (búsqueda 30 abril 2009), MEDLINE (enero 1966 hasta abril 2009), MEDLINE In-Process (30 abril 2009), EMBASE (enero 1980 hasta abril 2009) y en CINAHL (diciembre 1981 hasta abril 2009). Además, se examinaron todas las listas de referencias de los ensayos identificados y se estableció contacto con fabricantes e investigadores en el tema.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos aleatorios y cuasialeatorios que compararon las políticas de lavado de las sondas (p.ej., lavado versus ningún lavado, diferentes soluciones de lavado, frecuencia, duración, volumen, concentración, método de administración) en adultos (16 años y más), en cualquier contexto (es decir, hospital, centro de cuidados/residencial, comunidad) con una sonda uretral o suprapúbica permanente durante más de 28 días.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos fueron extraídos independientemente por tres revisores y comparados. Los desacuerdos se resolvieron mediante discusión. Los datos se procesaron tal como se describe en el Manual del Revisor Cochrane (Cochrane Handbook). Si los datos de los ensayos informados no estaban completos se solicitó aclaración directamente a los autores. En los resultados categóricos (dicotómicos), el número de un resultado se relacionó con el número de pacientes en riesgo de cada grupo para obtener un cociente de riesgos (CR). En las variables continuas se utilizaron las medias y las desviaciones estándar para obtener una diferencia de medias ponderada (DMP). No fue posible realizar un metanálisis de los resultados de los estudios.

Resultados principales: 

Cinco ensayos cumplieron los criterios de inclusión con 242 pacientes (132 completaron) en dos ensayos cruzados (crossover) y tres ensayos controlados aleatorios de grupos paralelos. En estos ensayos, sólo se abordaron tres de las ocho comparaciones preestablecidas. Algunos ensayos abordaron más de una comparación (p.ej., lavado versus ningún lavado y un tipo de solución de lavado versus otro). Los análisis informados de los dos ensayos cruzados (crossover) eran inapropiados, porque se basaron en las diferencias entre grupos en lugar de diferencias de los individuos que recibían intervenciones secuenciales. Dos ensayos de grupos paralelos tenían un valor limitado: uno combinó los resultados de sondas suprapúbicas y uretrales y uno tenía datos de sólo cuatro pacientes. Sólo un ensayo no tuvo limitaciones metodológicas significativas, pero el tamaño de su muestra era pequeño.

Tres ensayos compararon ningún lavado con una o más soluciones de lavado (solución salina o soluciones ácidas), y los autores se inclinaron a concluir que no hubo diferencias de los resultados clínicos entre el lavado y ningún lavado. En el único ensayo que tuvo datos de calidad suficiente para permitir la interpretación, no se encontraron diferencias entre los grupos con lavado y sin lavado en la tasa de infecciones sintomáticas del tracto urinario o el tiempo hasta el primer cambio de la sonda.

Tres ensayos compararon diferentes tipos de solución: solución salina versus soluciones ácidas (dos ensayos); solución salina versus solución ácida versus solución antibiótica (un ensayo). Los autores tendieron a informar que no hubo diferencias entre diferentes soluciones de lavado, pero hubo muy pocos datos para apoyar sus conclusiones. El único ensayo que merece consideración concluyó que no había diferencias entre la solución salina y una solución ácida en cuanto a las infecciones urinarias sintomáticas o el tiempo hasta el primer cambio de sondas.

Share/Save