Alimentación por sonda en el estómago o el intestino versus alimentación por la boca para los niños con parálisis cerebral

Los niños con parálisis cerebral pueden tener problemas para succionar, masticar y tragar. Esto puede dificultar la alimentación y dar lugar finalmente a la desnutrición o a problemas causados por la comida que baja por el camino equivocado y llega a los pulmones. El momento de la alimentación puede ser largo y angustioso para el niño y su cuidador. Cada vez más, la alimentación por medio de un tubo insertado quirúrgicamente en el estómago (gastrostomía) o por medio de un tubo insertado en el medio del intestino delgado (yeyunostomía) se utiliza para proporcionar a esos niños la nutrición. Estos procesos pueden ser costosos, además de ser emocionalmente difíciles para las familias, y son posibles las complicaciones. Se realizaron búsquedas en 12 bases de datos en julio 2012, pero no se encontraron estudios que colocaran a los niños de forma aleatoria en dos grupos para investigar los efectos de la alimentación por sonda mediante gastrostomía (o yeyunostomía), en comparación con la alimentación por vía oral solamente. Se necesitan estudios bien diseñados para ayudar a los profesionales sanitarios y a las familias a tomar decisiones difíciles sobre cómo tratar a los niños con parálisis cerebral y dificultades físicas para comer.

Conclusiones de los autores: 

Aún existe una gran incertidumbre sobre los efectos de la gastrostomía en los niños con parálisis cerebral. Se debería realizar un ensayo controlado aleatorizado bien diseñado y realizado para resolver las incertidumbres actuales sobre el tratamiento médico de los niños con parálisis cerebral y dificultades físicas para comer.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los niños con parálisis cerebral pueden quedar significativamente discapacitados en cuanto a su capacidad de succionar, masticar y tragar. Lo anterior puede dar lugar a un deterioro significativo en la alimentación y, finalmente, a la desnutrición. También puede dar lugar a la aspiración de alimentos hacia los pulmones. La duración del tiempo de alimentación puede aumentar considerablemente y, en lugar de ser una experiencia agradable, el momento de la comida puede ser angustiosa para el niño y para el cuidador. En el caso de los niños que no pueden mantener un estado nutricional normal con la alimentación por la boca, se utilizan cada vez más los tubos de gastrostomía o yeyunostomía para proporcionar nutrientes al sistema digestivo. Una sonda de gastrostomía es un tubo de alimentación que se inserta quirúrgicamente a través de la pared abdominal directamente en el estómago. Una sonda de alimentación de yeyunostomía se inserta en el yeyuno, parte del intestino delgado, ya sea directamente o a través de una gastrostomía previa. Aunque la colocación de una gastrostomía o yeyunostomía puede facilitar enormemente la alimentación de los niños con parálisis cerebral, a muchos cuidadores les resulta muy difícil emocionalmente aceptar esta intervención. Además, la intervención es costosa y existe la posibilidad de complicaciones. La efectividad y la seguridad del tratamiento requiere una evaluación más detallada. Esta revisión es una actualización de una publicada anteriormente en 2004.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la administración de suplementos nutricionales por gastrostomía o yeyunostomía a niños con dificultades de alimentación debido a la parálisis cerebral.

Métodos de búsqueda: 

Para esta actualización se buscó en las siguientes bases de datos en julio 2012: CENTRAL, MEDLINE, Embase, CINAHL, Science Citation Index, Conference Proceedings Citation Index, LILACS y Zetoc. Se buscaron ensayos en la ICTRP y Clinicaltrials.gov, y tesis en WorldCat y Proquest Index to Theses. También se estableció contacto con otros investigadores y expertos en este campo.

Criterios de selección: 

Se buscaron ensayos controlados aleatorizados que compararon la administración de nutrientes por medio de una sonda de gastrostomía o yeyunostomía, en comparación con la alimentación oral sola, para niños de hasta 16 años.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente realizaron el examen de los resultados de la búsqueda. No fue posible extraer datos porque no se incluyeron estudios.

Resultados principales: 

No se identificaron estudios que cumplieran los criterios de inclusión para esta revisión.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save