Dosis repetidas de corticosteroides prenatales para mujeres con riesgo de parto prematuro para la prevención de enfermedades respiratorias neonatales

La presente revisión muestra que una dosis repetida de corticosteroides prenatales administrada a mujeres con riesgo de un parto prematuro después de un ciclo inicial de corticosteroides prenatales ayuda a los pulmones del recién nacido y reduce los problemas de salud graves en las primeras semanas de vida.

Los recién nacidos prematuros (nacidos antes de las 37 semanas de gestación) tienen riesgo de dificultad para respirar y de enfermedad pulmonar debido a que sus pulmones no están completamente desarrollados. Entre las mujeres con riesgo de parto prematuro se incluyen las que presentan rotura de membranas, hemorragia previa al parto, trabajo de parto prematuro, incompetencia cervical, preeclampsia o embarazo múltiple. Los recién nacidos prematuros que sobreviven las primeras semanas de vida también tienen riesgo de discapacidades neurológicas a largo plazo como epilepsia y parálisis cerebral. Un único ciclo de corticosteroides, administrados a las mujeres que pueden dar a luz antes de tiempo, ayuda a desarrollar los pulmones del recién nacido. Sin embargo, este efecto beneficioso no dura más allá de los siete días. Esta revisión de diez ensayos controlados aleatorizados que incluyó más de 4733 mujeres con riesgo de parto prematuro por más de siete días después de un ciclo inicial con corticosteroides y 5700 recién nacidos entre 23 y 34 semanas de gestación, mostró que la/s dosis repetida/s de corticosteroides prenatales redujeron el riesgo de que el recién nacido presentara dificultades para respirar y problemas de salud graves en las primeras semanas de vida. Algunos de los ensayos mostraron que el recién nacido puede ser más pequeño al nacer, lo que no se observó cuando se ajustó para la edad gestacional y el momento del alta hospitalaria. En cuatro ensayos que siguieron a los recién nacidos hasta la niñez temprana, no se observaron efectos beneficiosos ni perjudiciales a largo plazo a los 18 meses ni a los dos años de edad corregida. Se necesitan estudios de investigación adicionales sobre los efectos beneficiosos y los riesgos a largo plazo para la mujer y el recién nacido, que deben incluir la salud, el crecimiento y el desarrollo del niño hasta una edad mayor.

El tratamiento repetido con corticosteroides prenatales podría aumentar el riesgo de infección y suprimiría la función hipofisaria suprarrenal de la madre y del feto. En las mujeres no se produjo un aumento de la morbilidad infecciosa como la corioamnionitis o la sepsis puerperal, y no cambió la probabilidad de un parto por cesárea.

La betametasona fue el único corticosteroide evaluado. No está claro si los efectos observados para la betametasona serían similares para la dexametasona.

Conclusiones de los autores: 

Los efectos beneficiosos a corto plazo en los recién nacidos de menos dificultad respiratoria y menos problemas de salud graves en las primeras semanas después del nacimiento apoyan la administración de dosis repetida/s de corticosteroides prenatales en las mujeres que todavía presentan riesgo de parto prematuro siete días o más después de un ciclo inicial. Estos efectos beneficiosos se asociaron con una reducción pequeña de la talla al nacer. De forma fiable, la evidencia disponible en la actualidad no muestra efectos perjudiciales significativos en la niñez temprana, aunque tampoco muestra efectos beneficiosos.

Se necesitan estudios de investigación adicionales sobre los efectos beneficiosos y los riesgos a largo plazo para la mujer y el recién nacido. El metanálisis de datos de pacientes individuales puede aclarar cómo se pueden maximizar los efectos beneficiosos y reducir los efectos perjudiciales.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Todavía no está claro si la/s dosis repetida/s de corticosteroides prenatales son beneficiosas.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de la/s dosis repetida/s de corticosteroides prenatales.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (20 de enero 2015) y en listas de referencias de estudios recuperados, y se estableció contacto con los autores de los ensayos para obtener datos adicionales.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados en mujeres que habían recibido previamente un ciclo único de corticosteroides siete o más días, y todavía se consideraban con riesgo de parto prematuro.

Obtención y análisis de los datos: 

Se evaluó la calidad de los ensayos y se extrajeron los datos de forma independiente.

Resultados principales: 

Se incluyeron diez ensayos (4733 mujeres y 5700 recién nacidos), con riesgo de sesgo bajo a moderado. El tratamiento de las mujeres con riesgo de parto prematuro siete o más días después de un ciclo inicial con corticosteroides prenatales con dosis repetida/s, en comparación con ningún tratamiento repetido con corticosteroides, redujo el riesgo de que sus recién nacidos presentaran los resultados primarios síndrome de dificultad respiratoria(riesgo relativo [RR] 0,83; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,75 a 0,91; ocho ensayos, 3206 recién nacidos, número necesario a tratar [NNT] 17; IC del 95%: 11 a 32) y resultado neonatal grave(RR 0,84; IC del 95%: 0,75 a 0,94; siete ensayos, 5094 recién nacidos, NNT 30; IC del 95%: 19 a 79).

El tratamiento con dosis repetida/s de corticosteroides se asoció con una reducción en la media del peso al nacer (diferencia de medias [DM] -75,79; IC del 95%: -117,63 a -33,96; nueve ensayos, 5626 recién nacidos). Sin embargo, los resultados que se ajustaron al peso al nacer para la edad gestacional (puntuaciones Z del peso al nacer, múltiplos de la mediana del peso al nacer y tamaño pequeño para la edad gestacional) no difirieron entre los grupos de tratamiento.

En el seguimiento de la primera infancia no se observaron diferencias estadísticamente significativas en los recién nacidos expuestos a corticosteroides prenatales repetidos en comparación con los recién nacidos no expuestos para los resultados primarios (muertes totales; supervivencia sin discapacidad o sin discapacidad importante; discapacidad; o resultado grave), ni en los resultados secundarios de las evaluaciones del crecimiento. En las mujeres no se produjo un aumento de la morbilidad infecciosa como corioamnionitis o sepsis puerperal, y no se modificó la probabilidad de un parto por cesárea.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save