Intervenciones cardioprotectoras para pacientes con cáncer que reciben antraciclinas

Las antraciclinas se encuentran entre los tratamientos quimioterápicos más efectivos disponibles para los diversos tipos de cáncer. Sin embargo, existe un riesgo de daño cardíaco (cardiotoxicidad) que depende de la dosis acumulativa. Algunos fármacos pueden prevenir este daño, pero para muchos de ellos los revisores no encontraron pruebas de alta calidad acerca de si fueron efectivos para proteger al corazón y no se pudieron establecer conclusiones. Para el dexrazoxano los revisores encontraron diez estudios con más de 1600 pacientes. Estos estudios aportaron pruebas de que el dexrazoxano previno el daño cardíaco sin interferir con los efectos antitumorales del tratamiento con antraciclinas. Los pacientes que recibieron dexrazoxano con su tratamiento con antraciclinas presentaron cerca de un tercio del riesgo de insuficiencia cardíaca en comparación con los pacientes tratados con antraciclinas sin dexrazoxano. El dexrazoxano no tuvo ningún efecto sobre la supervivencia. No fue posible asegurar si tuvo algún efecto secundario indeseable.

Conclusiones de los autores: 

No fue posible establecer conclusiones definitivas acerca de la eficacia de los agentes cardioprotectores para los que no fue posible realizar el agrupamiento de los resultados. El dexrazoxano previene el daño cardíaco y no se identificaron pruebas de una diferencia en la tasa de respuesta o supervivencia entre el grupo tratado con dexrazoxano y el grupo control. Las pruebas disponibles no permitieron establecer conclusiones definitivas acerca de los efectos adversos. Se concluyó que si se espera que el riesgo de daño cardíaco sea alto, quizá se justifique utilizar el dexrazoxano en los pacientes con cáncer tratados con antraciclinas. Sin embargo, para cada paciente individual los médicos deben equilibrar el efecto cardioprotector del dexrazoxano contra el riesgo posible de efectos adversos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las antraciclinas se encuentran entre los agentes quimioterápicos más efectivos en el tratamiento de numerosas neoplasias. Lamentablemente, su uso se ve limitado por la cardiotoxicidad dependiente de la dosis. En un intento de prevenir esta cardiotoxicidad, se estudiaron diferentes agentes cardioprotectores.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue evaluar la eficacia de diferentes agentes cardioprotectores para la prevención del daño cardíaco en los pacientes con cáncer tratados con antraciclinas.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las bases de datos Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials (CENTRAL) (The Cochrane Library 2010, número 10), MEDLINE (1966 hasta noviembre 2010) y EMBASE (1980 hasta noviemre 2010) Además, se hicieron búsquedas manuales en las listas de referencias, en los resúmenes de congresos de la Sociedad Internacional para la Oncología Pediátrica (International Society for Paediatric Oncology, SIOP) y la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology, ASCO) (1998 a 2010) y en registros de ensayos en curso.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon algún agente cardioprotector con ningún tratamiento adicional o placebo en pacientes con cáncer (niños y adultos) que recibieron antraciclinas.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores realizaron de forma independiente la selección de los estudios, la evaluación del riesgo de sesgo y la extracción de los datos, incluidos los efectos adversos.

Resultados principales: 

Se identificaron ECA para los ocho agentes cardioprotectores N-acetilcisteína, fenetilaminas, coenzima Q10, una combinación de vitamina E y C y N-acetilcisteína, L-carnitina, carvedilol y dexrazoxano (principalmente para adultos con cáncer de mama avanzado). Todos los estudios tuvieron limitaciones metodológicas y para los siete primeros agentes hubo muy pocos estudios para permitir el agrupamiento de los resultados. Ninguno de los estudios individuales mostró un efecto cardioprotector. Los diez estudios incluidos sobre el dexrazoxano reclutaron a 1619 pacientes. El metanálisis del dexrazoxano mostró un beneficio estadísticamente significativo a favor del dexrazoxano para la ocurrencia de insuficiencia cardíaca (cociente de riesgos [CR] 0,29; IC del 95%: 0,20 a 0,41). No se encontraron pruebas de una diferencia en la tasa de respuesta o la supervivencia entre el grupo tratado con dexrazoxano y el grupo control. Los resultados para los efectos adversos fueron ambiguos. No se identificaron diferencias significativas en la ocurrencia de neoplasias malignas secundarias.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save