Derivado de la matriz del esmalte (Emdogain®) para la regeneración del tejido periodontal en los defectos intraóseos

Emdogain puede tener algunas ventajas sobre otros métodos de regeneración del tejido que sostiene los dientes perdidos por la enfermedad gingival, por ejemplo, menos complicaciones posoperatorias, pero no se ha demostrado que salve los dientes más comprometidos o que los pacientes hayan notado una mejoría estética un año después de su aplicación.
Las bacterias en la placa pueden causar enfermedad gingival (periodontitis) que destruye los tejidos de soporte de los dientes. La limpieza quirúrgica intenta detener la enfermedad para evitar la pérdida de los dientes. El objetivo del injerto óseo, la regeneración tisular guiada y los derivados de la matriz del esmalte (como Emdogain) es regenerar los tejidos de sostén. Emdogain contiene proteínas (derivadas de los dientes en desarrollo del cerdo) que se considera que regeneran la inserción del diente. La revisión encontró que la aplicación adyuvante de Emdogain regenera alrededor de 1 mm más de tejido que la limpieza quirúrgica sola, aunque no está claro hasta qué punto tal mejoría es notoria, ya que los pacientes no encontraron diferencias en los resultados estéticos. Emdogain mostró resultados clínicos similares a la regeneración tisular guiada, pero es más sencillo de utilizar y provoca menos complicaciones. Los sustitutos óseos pueden inducir menos retracción de las encías que Emdogain. En los ensayos no se informaron reacciones adversas graves a Emdogain.

Conclusiones de los autores: 

Un año después de su aplicación, el DME mejoró significativamente los niveles de inserción detectados por sondaje (1,1 mm) y redujo las profundidades de bolsa detectadas por sondaje (0,9 mm) cuando se comparó con placebo o control; sin embargo, el alto grado de heterogeneidad observada entre los ensayos indica que los resultados se deben interpretar con mucho cuidado. Además, el análisis de sensibilidad indicó que el efecto general del tratamiento podría estar sobrestimado. No se conocen las ventajas clínicas reales de utilizar un DME. Con excepción de un número significativamente mayor de complicaciones posoperatorias en el grupo de RTG, no hubo evidencia de diferencias clínicamente importantes entre la RTG y el DME. Los sustitutos óseos se pueden asociar con menos retracciones gingivales que el DME.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La periodontitis es una enfermedad infecciosa crónica de las encías, causada por una bacteria presente en la placa dental. Esta enfermedad induce la destrucción del sistema que sirve de soporte a los dientes hasta que finalmente se pierden. Para detener la progresión de la enfermedad y regenerar los tejidos perdidos se puede indicar cirugía. Se han desarrollado varias técnicas quirúrgicas para regenerar los tejidos periodontales, que incluyen la regeneración tisular guiada (RTG), el injerto óseo (IO) y el uso de un derivado de la matriz del esmalte (DME). El derivado de la matriz del esmalte (DME) es un extracto de la matriz del esmalte, que contiene amelogeninas de diferentes pesos moleculares. Las amelogeninas participan en la formación del esmalte y la inserción periodontal durante la formación del diente.

Objetivos: 

Probar la eficacia del DME y comparar el DME versus la RTG y varios procedimientos de IO para el tratamiento de los defectos intraóseos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health Group), CENTRAL, MEDLINE y EMBASE. Se hicieron varias búsquedas manuales en revistas científicas. No se aplicaron restricciones de idioma. Para identificar ensayos no publicados se estableció contacto con los autores de los ensayos controlados aleatorizados (ECA) identificados, además de realizar contactos personales y con los fabricantes . Búsqueda más reciente: febrero de 2009.

Criterios de selección: 

ECA en pacientes afectados por periodontitis con defectos intraóseos de al menos 3 mm, tratados con DME, en comparación con desbridamiento con colgajo abierto, RTG y varios procedimientos de IO, con al menos un año de seguimiento. Las medidas de resultado consideradas fueron: pérdida de dientes, cambios en los niveles de inserción detectados por sondaje, profundidades de bolsa detectadas por sondaje, retracciones gingivales, niveles óseos desde lo más profundo de los defectos en las radiografías intraorales, estética y eventos adversos. Se evaluarían los siguientes puntos temporales: uno, cinco y diez años.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores realizaron de forma independiente y por duplicado la revisión de los estudios elegibles, la evaluación de la calidad metodológica de los ensayos y la extracción de los datos. Los resultados se expresaron como modelos de efectos aleatorios con el uso de la diferencias de medias para los resultados continuos y el riesgo relativo (RR) para los resultados dicotómicos, con intervalos de confianza (IC) del 95%. Se decidió no investigar la heterogeneidad, pero se realizó un análisis de sensibilidad para el riesgo de sesgo de los ensayos.

Resultados principales: 

Se incluyeron 13 de 35 ensayos potencialmente elegibles. Ningún ensayo incluido presentó datos después de cinco años de seguimiento, por lo tanto, todos los datos se refieren al punto temporal de un año. Un metanálisis que incluyó nueve ensayos mostró que los sitios tratados con DME tuvieron mejorías estadísticamente significativas en los niveles de inserción detectados por sondaje (diferencia de medias 1,1 mm; IC del 95%: 0,61 a 1,55) y una reducción en las profundidades de bolsa detectadas por sondaje (0,9 mm; IC del 95%: 0,44 a 1,31) en comparación con los sitios tratados con placebo o control, aunque se encontró un alto grado de heterogeneidad. Significativamente más sitios tuvieron una ganancia de < 2 mm en los niveles de inserción detectados por sondaje en el grupo control, con RR 0,53 (IC del 95%: 0,34 a 0,82). Aproximadamente nueve pacientes necesitaron ser tratados (NNT) para tener un paciente con una ganancia de 2 mm o más en los niveles de inserción detectados por sondaje sobre el grupo control, sobre la base de una prevalencia en el grupo control del 25%. No se observaron diferencias en la pérdida de dientes o la apariencia estética, según lo evaluado por los pacientes. Cuando se evaluaron sólo los ensayos con bajo riesgo de sesgo en un análisis de sensibilidad (cuatro ensayos), el tamaño del efecto para los niveles de inserción detectados por sondaje fue 0,62 mm (IC del 95%: 0,28 a 0,96), que fue inferior a 1,1 mm del resultado general. Cuando DME se comparó con RTG (cinco ensayos), RTG mostró más complicaciones posoperatorias estadísticamente significativas (tres ensayos, RR 0,12; IC del 95%: 0,02 a 0,85) y más retracciones gingivales (0,4 mm; IC del 95%: 0,15 a 0,66). El único ensayo que comparó DME con un relleno cerámico bioactivo encontró más retracciones gingivales (-1,60 mm, IC del 95%: -2,74 a -0,46) estadísticamente significativas en los sitios tratados con DME.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save