Ventilación líquida parcial para la ventilación mecánica de niños en estado grave con lesiones pulmonares agudas y síndrome de dificultad respiratoria aguda

El uso de la ventilación líquida parcial para reducir el número de muertes y enfermedades en niños con insuficiencia respiratoria de inicio agudo no está respaldado por evidencia de ensayos controlados aleatorizados.

Los niños en estado grave pueden desarrollar enfermedad pulmonar, llamada lesión pulmonar aguda o síndrome de dificultad respiratoria aguda, que impide la suficiente oxigenación de la sangre. Los niños son tratados con ventilación mecánica a través de un tubo colocado en las vías respiratorias. Esto mejora la función pulmonar y el suministro de oxígeno al cuerpo, pero también puede provocar una lesión pulmonar inducida por el ventilador. Los niños que sobreviven a un episodio de esta enfermedad pulmonar grave suelen tener enfermedades a largo plazo, que incluyen una disminución de la función pulmonar, un deterioro de la función cognitiva, un progreso deficiente en el desarrollo neurológico y altas tasas de discapacidad permanente.

La ventilación líquida parcial podría ser una forma menos perjudicial de asistencia respiratoria. Se vierte un líquido especial (líquido perfluorocarbono) en los pulmones para reemplazar parcialmente el gas en los pulmones normalmente llenos de gas, y se continúa la ventilación mecánica con un ventilador de gas.

Se encontró sólo un estudio controlado aleatorizado multicéntrico, informado como resumen en actas de congresos, que fue elegible para su inclusión en esta revisión Cochrane actualizada. El estudio patrocinado por la empresa reclutó a 182 pacientes en 65 centros. El ensayo se interrumpió de forma temprana, antes de reclutar un número suficiente de participantes y antes de que se pudiera detectar cualquier diferencia clara entre la ventilación líquida parcial y la ventilación mecánica convencional (el grupo control). El número de muertes a los 28 días fue del 22% en los pacientes del grupo de ventilación líquida parcial y del 14% en el grupo control, la diferencia no fue estadísticamente significativa; hubo una amplia variación en los resultados y no fue posible excluir una diferencia clínicamente significativa. Hubo otros problemas en el ensayo que hicieron que sus resultados no fueran fiables en cuanto a los pacientes elegibles, el uso de otros tratamientos de rescate, y que los resultados medidos se alteraron por lo menos dos veces durante el estudio; en el grupo control se permitieron tratamientos adicionales como la ventilación de alta frecuencia o el óxido nítrico inhalado.

Conclusiones de los autores: 

No hay evidencia de ECA que apoye o refute el uso de la ventilación líquida parcial en niños con lesión pulmonar aguda o síndrome de dificultad respiratoria aguda. Todavía se necesitan ECA de alta calidad y con poder estadístico adecuado para evaluar su eficacia. Se deben evaluar medidas de resultados clínicamente pertinentes (mortalidad al momento del alta y posteriormente, duración de la asistencia respiratoria y de la estancia hospitalaria, y resultados del desarrollo neurológico a largo plazo). Los estudios deben ser publicados en su totalidad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La lesión pulmonar aguda y el síndrome de dificultad respiratoria aguda son síndromes de insuficiencia respiratoria grave. Los niños con lesiones pulmonares agudas o con síndrome de dificultad respiratoria aguda tienen una alta mortalidad y los supervivientes tienen una morbilidad significativa. La ventilación líquida parcial se propone como una forma menos perjudicial de asistencia respiratoria en estos niños. Estudios no controlados en pacientes adultos han demostrado mejorías en el intercambio gaseoso y en la capacidad pulmonar con la ventilación líquida parcial. Un único estudio no controlado en seis niños con síndrome respiratorio agudo mostró cierta mejoría en el intercambio gaseoso durante tres horas de ventilación líquida parcial. Esta revisión se publicó originalmente en 2004, se actualizó en 2009 y nuevamente en 2012.

Objetivos: 

Evaluar si la ventilación líquida parcial reduce la mortalidad o la morbilidad, o ambas, en niños con lesiones pulmonares agudas o síndrome de dificultad respiratoria aguda.

Estrategia de búsqueda (: 

En esta revisión actualizada, se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library 2011, número 11); CINAHL (Cumulative Index to Nursing & Allied Health Literature) a través de Ovid (1982 hasta noviembre de 2011); Ovid MEDLINE (1950 hasta noviembre de 2011); y Ovid EMBASE (1982 hasta noviembre de 2011). La última búsqueda se realizó en agosto de 2008.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon la ventilación líquida parcial con otras formas de ventilación en niños (de 28 días a 18 años) con lesión pulmonar aguda o síndrome de dificultad respiratoria aguda. Los ensayos tenían que informar sobre uno o más de los siguientes aspectos: mortalidad; duración de la ventilación mecánica, asistencia respiratoria, oxigenoterapia, estancia en la unidad de cuidados intensivos o estancia hospitalaria; infección; deterioro cognitivo a largo plazo, progreso del desarrollo neurológico u otras morbilidades a largo plazo.

Obtención y análisis de los datos: 

Se evaluó de forma independiente la calidad de los estudios pertinentes y se extrajeron los datos de los estudios incluidos.

Resultados principales: 

Sólo se identificó un estudio con 182 pacientes (informado como un resumen en las actas de congresos) que se consideró elegible para inclusión; los autores informaron sólo resultados limitados. El ensayo se detuvo de forma prematura y, por lo tanto, no fue posible detectar diferencias significativas y tuvo alto riesgo de sesgo. El único resultado disponible de significación clínica fue la mortalidad a los 28 días. No hubo diferencias estadísticamente significativas entre los grupos, con un riesgo relativo de mortalidad a los 28 días en el grupo de ventilación líquida parcial de 1,54 (intervalo de confianza del 95%: 0,82 a 2,9).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save