Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES) para tratar el dolor en la parte lateral del codo en adultos

Conclusiones de los autores: 

Hay evidencia que apoya el uso de AINES tópicos para aliviar el dolor en la parte lateral del codo, por lo menos a corto plazo. La evidencia continua siendo insuficiente para recomendar o desestimar el uso de AINES orales, aunque parece que las inyecciones pueden ser más efectivas que los AINES orales a corto plazo. No se han hecho comparaciones directas entre los AINES orales y los AINES tópicos, de modo que no pueden plantearse conclusiones acerca de cuál es el mejor método de administración.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El dolor en la parte lateral del codo o codo de tenista, es una condición frecuente que causa dolor en el antebrazo y en el codo que se acompaña de falta de fuerza y de funcionalidad en el codo y en la muñeca. A menudo es tratado con medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES) ya sea por vía oral o mediante aplicación tópica.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de los AINES (orales o tópicos) en el tratamiento de adultos con dolor en la parte lateral del codo, con respecto a la reducción en los síntomas (dolor), mejoría de la función, fuerza de agarre y efectos adversos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo de Revisión de Enfermedades Musculoesqueléticas (Musculoskeletal Review Group), en el Registro Cochrane de Ensayos Clínicos (Cochrane Clinical Trials Register - Cochrane Library issue 2, 2001), MEDLINE, CINAHL, EMBASE y SCISEARCH hasta Junio de 2001.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios y cuasialeatorios en cualquier idioma que comparen el uso de AINES (tópico u oral) contra placebo o contra cualquier otra intervención, o bien que comparen dos AINES (orales o tópicos) entre sí, en adultos con dolor en la parte lateral del codo (codo de tenista). Los resultados de interés fueron: dolor, funcionalidad, discapacidad y calidad de vida, fuerza, satisfacción de los participantes con el tratamiento y efectos adversos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores aplicaron independientemente los criterios de selección y evaluaron la calidad de los estudios.

Resultados principales

Se incluyeron catorce ensayos en la revisión. Unos cuantos usaron un análisis por intención de tratar y el tamaño de muestra fue pequeño en la mayoría de ellos. La mediana de seguimiento fue de 2 semanas (rango: 1 a 12 semanas). Hay evidencia que indica que los AINES tópicos son significativamente más efectivos que el placebo en cuanto al dolor [diferencias de promedios ponderados: -1.88, (intervalo de confianza del 95%: -2.54 a -1.21)] y a la satisfacción de los participantes [riesgo relativo: 0.39, (intervalo de confianza del 95% 0.23 a 0.66)] a corto plazo. Estos hallazgos no se vieron afectados por la posible presencia de sesgos debidos a la inclusión de ensayos sin cegamiento ni tampoco por sesgos de publicación. Los efectos adversos que se reportaron fueron menores.

Sólo dos ensayos incluidos evaluaron el efecto de los AINES por vía oral, y no fue posible combinar sus resultados. Existe cierta evidencia que indica que los AINES orales tienen un beneficio a corto plazo sobre el dolor y la función, pero este beneficio no se mantuvo. Aquellos sujetos que recibieron AINES orales reportaron significativamente más efectos adversos gastrointestinales [riesgo relativo: 3.17, (intervalo de confianza del 95% 1.35 a 7.41)].

A corto plazo, puede haber algunas ventajas por el uso de inyecciones de esteroides en comparación con el uso de AINES orales [riesgo relativo de la percepción de beneficio por parte del paciente: 3.06, (intervalo de confianza del 95%: 1.55 a 6.06)], pero el resultado no se mantuvo a largo plazo.

Conclusiones de los autores

Hay evidencia que apoya el uso de AINES tópicos para aliviar el dolor en la parte lateral del codo, por lo menos a corto plazo. La evidencia continua siendo insuficiente para recomendar o desestimar el uso de AINES orales, aunque parece que las inyecciones pueden ser más efectivas que los AINES orales a corto plazo. No se han hecho comparaciones directas entre los AINES orales y los AINES tópicos, de modo que no pueden plantearse conclusiones acerca de cuál es el mejor método de administración.

Esta revisión debería citarse como:Green S, Buchbinder R, Barnsley L, Hall S, White M, Smidt N, Assendelft W.La Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron catorce ensayos en la revisión. Unos cuantos usaron un análisis por intención de tratar y el tamaño de muestra fue pequeño en la mayoría de ellos. La mediana de seguimiento fue de 2 semanas (rango: 1 a 12 semanas). Hay evidencia que indica que los AINES tópicos son significativamente más efectivos que el placebo en cuanto al dolor [diferencias de promedios ponderados: -1.88, (intervalo de confianza del 95%: -2.54 a -1.21)] y a la satisfacción de los participantes [riesgo relativo: 0.39, (intervalo de confianza del 95% 0.23 a 0.66)] a corto plazo. Estos hallazgos no se vieron afectados por la posible presencia de sesgos debidos a la inclusión de ensayos sin cegamiento ni tampoco por sesgos de publicación. Los efectos adversos que se reportaron fueron menores.

Sólo dos ensayos incluidos evaluaron el efecto de los AINES por vía oral, y no fue posible combinar sus resultados. Existe cierta evidencia que indica que los AINES orales tienen un beneficio a corto plazo sobre el dolor y la función, pero este beneficio no se mantuvo. Aquellos sujetos que recibieron AINES orales reportaron significativamente más efectos adversos gastrointestinales [riesgo relativo: 3.17, (intervalo de confianza del 95% 1.35 a 7.41)].

A corto plazo, puede haber algunas ventajas por el uso de inyecciones de esteroides en comparación con el uso de AINES orales [riesgo relativo de la percepción de beneficio por parte del paciente: 3.06, (intervalo de confianza del 95%: 1.55 a 6.06)], pero el resultado no se mantuvo a largo plazo.

Tools
Information
Share/Save