Indometacina para el tratamiento de pacientes con enfermedad de Alzheimer

No hay evidencia acerca de la eficacia y seguridad de la indometacina para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer leve a moderada.

Hay bastante evidencia acerca de la existencia de procesos inflamatorios asociados con la patogénesis de la enfermedad de Alzheimer. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos han sido propuestos dentro del tratamiento de pacientes con enfermedad de Alzheimer. Sólo un estudio cumplió los criterios de inclusión de la revisión. En el ensayo seleccionado, los autores no realizaron análisis estadísticos sobre el cambio absoluto desde los valores en la línea de base sino que usaron los cambios porcentuales desde las puntuaciones obtenidas en la línea de base. Considerando las dificultades que se enfrentan al evaluar un solo ensayo, en la actualidad no se indica el uso de indometacina para tratar la enfermedad de Alzheimer leve a moderada.

Conclusiones de los autores: 

Con base en este único ensayo y en los análisis de los datos reportados por los autores, la indometacina no puede recomendarse para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer leve a moderada. A dosis de 100-150 mg diarios, se producen efectos secundarios graves que limitan su uso.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se ha planteado que los procesos inflamatorios en los que participan las citokinas, prostaglandinas, radicales libres y células gliales están relacionados con la patogénesis de la enfermedad de Alzheimer. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides como la indometacina atenúan las reacciones inflamatorias. Por lo tanto, algunos de estos medicamentos pueden cumplir un papel en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.

Objetivos: 

Examinar la eficacia de la indometacina en el tratamiento de pacientes con enfermedad de Alzheimer.

Estrategia de búsqueda (: 

Los ensayos se identificaron mediante búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Demencia y Trastornos Cognitivos (Cochrane Dementia and Cognitive Improvement Group) (que incluye registros de diversas bases de datos médicas y de ensayos) realizadas el 14 de Junio de 2001, usando los siguientes términos: indomethacin and indome* and NSAIDS. Adicionalmente, dos revisores independientes hicieron búsquedas sistemáticas en bases de datos relevantes y en portales de Internet. Esto se complementó con búsquedas manuales y de referencias de los artículos seleccionados.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron para la revisión los ensayos aleatorios controlados con placebo, multicéntricos o realizados en un solo centro, que examinen la eficacia de la indometacina en pacientes con diagnóstico de enfermedad de Alzheimer. Mediante un formato estándar de obtención de datos, se establecieron criterios de inclusión y de exclusión para garantizar la calidad del diseño y la ausencia de sesgos en todos los ensayos incluidos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores obtuvieron los datos independientemente y las discrepancias fueron resueltas mediante discusión. Se estableció contacto con los autores para identificar datos perdidos necesarios en el análisis estadístico.

Resultados principales

Sólo se seleccionó un estudio para esta revisión (Rogers 1993). No se detectaron diferencias estadísticamente significativas entre el tratamiento con indometacina y con placebo en cuanto a los resultados en pruebas cognitivas individuales como Mini Mental State Examination (MMSE), Alzheimer's Disease Assessment Scale (ADAS), Boston Naming Test (BNT) y Token Test (TK). Las tasas de abandonos y de muerte fueron los únicos resultados reportados que fue posible evaluar. La tasa de abandono fue más alta en el grupo de indometacina (10/24) que en el grupo control (6/20). Los eventos adversos gastrointestinales fueron más frecuentes en el grupo de tratamiento (5/24 contra 1/20 en el grupo control). No hubo diferencias estadísticamente significativas en las tasas de muerte entre los dos grupos (p=0.9).

Conclusiones de los autores

Con base en este único ensayo y en los análisis de los datos reportados por los autores, la indometacina no puede recomendarse para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer leve a moderada. A dosis de 100-150 mg diarios, se producen efectos secundarios graves que limitan su uso.

Esta revisión debería citarse como:Tabet N, Feldman HLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Sólo se seleccionó un estudio para esta revisión (Rogers 1993). No se detectaron diferencias estadísticamente significativas entre el tratamiento con indometacina y con placebo en cuanto a los resultados en pruebas cognitivas individuales como Mini Mental State Examination (MMSE), Alzheimer's Disease Assessment Scale (ADAS), Boston Naming Test (BNT) y Token Test (TK). Las tasas de abandonos y de muerte fueron los únicos resultados reportados que fue posible evaluar. La tasa de abandono fue más alta en el grupo de indometacina (10/24) que en el grupo control (6/20). Los eventos adversos gastrointestinales fueron más frecuentes en el grupo de tratamiento (5/24 contra 1/20 en el grupo control). No hubo diferencias estadísticamente significativas en las tasas de muerte entre los dos grupos (p=0.9).

Tools
Information
Share/Save