Reducción en la sala de hospital sin anestesia general versus reducción y reparación bajo anestesia general para la gastrosquisis en recién nacidos

Las pruebas a partir de los ensayos controlados aleatorios no apoyan ni rechazan la reducción en la sala de hospital en los recién nacidos con gastrosquisis

Los recién nacidos con gastrosquisis nacen con los intestinos fuera, a través de una perforación en el abdomen. Si el intestino no se coloca nuevamente en su lugar, podrían enfermar debido a la pérdida de líquidos y calor, parte del intestino podría perder vitalidad o podrían contraer una infección que pusiera en peligro su vida. Tradicionalmente, los intestinos se empujan de vuelta al abdomen bajo anestesia en el quirófano, pero en algunos hospitales esto se hace sin anestesia en la sala de neonatología (es decir, reducción en la sala de hospital). No se sabe qué método brinda mejores resultados. Los revisores no identificaron estudios aleatorios que compararan los dos enfoques. Se concluye que no hay pruebas que apoyen o rechacen la reducción de la gastrosquisis en la sala de hospital.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas a partir de ECA que apoyen o rechacen la práctica de la reducción en la sala de hospital para el tratamiento inmediato de la gastrosquisis. Hay una necesidad urgente de ECA de comparar la reducción en la sala de hospital versus la reducción bajo anestesia general en recién nacidos con gastrosquisis. Es preferible limitar los ensayos iniciales a los recién nacidos con gastrosquisis sin complicaciones (mediante criterios de selección predefinidos que excluyan recién nacidos inestables, que presenten perforación, necrosis o atresia intestinal, con otros órganos que requieran reducción además del intestino o que se considere que necesiten un silo antes de cualquier reducción). Los ensayos deben utilizar un adecuado alivio del dolor y especificar un período predefinido después del cual se abandone la reducción manual.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La gastrosquisis es un defecto congénito de la pared abdominal anterior, donde el contenido abdominal sobresale a través del defecto. Es necesaria la reducción del contenido abdominal en el transcurso de pocas horas después del nacimiento, ya que el lactante presenta riesgo, no sólo de pérdida de agua y de calor debido a la exposición intestinal, sino también debido al compromiso de la circulación intestinal, con isquemia e infarto. Para evitar las complicaciones de la anestesia general y de la ventilación mecánica, se ha propuesto realizar la reducción del contenido abdominal sin intubación o anestesia endotraqueal.

Objetivos: 

Determinar qué enfoque para el tratamiento quirúrgico inmediato de la gastrosquisis presenta los mejores resultados: reducción en la sala de hospital sin anestesia general o reducción y reparación del defecto de la pared abdominal bajo anestesia general.

Métodos de búsqueda: 

Se utilizó la estrategia de búsqueda estándar del Grupo Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Review Group). La misma incluyó búsquedas en bases de datos electrónicas: Oxford Database of Perinatal Trials; Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (CENTRAL) (Cochrane Central Register of Controlled Trials - CENTRAL), (La Cochrane Library, Número 2, 2003); MEDLINE (1966 hasta julio 2003); CINAHL (1982 hasta julio 2003); y revisiones previas que incluyen referencias cruzadas, resúmenes, conferencias, actas de simposios, informes de expertos y búsqueda manual en revistas, principalmente en idioma inglés.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) que comparen la reducción en la sala de hospital con la reducción bajo anestesia general, para los recién nacidos con gastrosquisis. Los resultados considerados fueron: mortalidad, duración de la nutrición parenteral total, tiempo para lograr la alimentación enteral total, necesidad de un silo, infección, perforación del tracto gastrointestinal, longitud del intestino perdido/resecado, necesidad de anestesia general, necesidad y duración de la ventilación mecánica y asistencia respiratoria, duración de la oxigenoterapia, necesidad de procedimientos quirúrgicos adicionales después de la reducción inicial, duración de la hospitalización, resultado estético, estado nutricional y resultado del neurodesarrollo.

Obtención y análisis de los datos: 

No se encontraron estudios que cumplieran los criterios para la inclusión en esta revisión.

Resultados principales

No se encontraron estudios que cumplieran los criterios para la inclusión en esta revisión.

Conclusiones de los autores

No hay pruebas a partir de ECA que apoyen o rechacen la práctica de la reducción en la sala de hospital para el tratamiento inmediato de la gastrosquisis. Hay una necesidad urgente de ECA de comparar la reducción en la sala de hospital versus la reducción bajo anestesia general en recién nacidos con gastrosquisis. Es preferible limitar los ensayos iniciales a los recién nacidos con gastrosquisis sin complicaciones (mediante criterios de selección predefinidos que excluyan recién nacidos inestables, que presenten perforación, necrosis o atresia intestinal, con otros órganos que requieran reducción además del intestino o que se considere que necesiten un silo antes de cualquier reducción). Los ensayos deben utilizar un adecuado alivio del dolor y especificar un período predefinido después del cual se abandone la reducción manual.

Esta revisión debería citarse como:Davies MW, Kimble RM, Woodgate PGLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

No se encontraron estudios que cumplieran los criterios para la inclusión en esta revisión.

Tools
Information
Share/Save