No existe evidencia de la diferencia en la eficacia clínica y microbiológica de las quinolonas para la cistitis aguda no complicada en las mujeres, pero hay alguna evidencia de diferencias en la aparición y el rango de las reacciones adversas.

La infección urinaria (IU) se refiere a la presencia de un cierto número crítico de bacterias en la orina. La cistitis bacteriana (bacterias en la vejiga, también llamada cistitis aguda) puede ocurrir en hombres y mujeres y los signos y síntomas incluyen disuria (dolor al orinar), frecuencia, orina turbia, ocasionalmente hematuria (sangre en la orina), y a menudo se asocia con piuria (alto recuento de glóbulos blancos en la orina). Hay una importante distinción adicional entre las infecciones urinarias complicadas y las no complicadas. Las IU complicadas son aquellas asociadas con fiebre y/o dolor de espalda (indicando infección renal), IU en hombres, IU asociadas con catéteres urinarios permanentes o intermitentes, uropatía obstructiva (cualquier cambio en el tracto urinario debido a una obstrucción), reflujo vesicoureteral (la orina viaja desde la vejiga hacia los riñones) y otras anormalidades urológicas. Estos tipos de infecciones requieren un tratamiento más intensivo. La cistitis aguda no complicada es la forma más prevalente de IU no complicada en las mujeres. Las quinolonas se recomiendan como los fármacos de elección para la cistitis aguda en regiones donde el nivel de resistencia a otros antimicrobianos, por ejemplo, el cotrimoxazol, es alto. El objetivo de esta revisión sistemática fue investigar qué quinolona es más efectiva en el tratamiento de la cistitis aguda no complicada y también investigar la seguridad y en qué medida se tolera bien la misma. Se identificaron 11 estudios (7535 mujeres). No hay dos estudios que comparen las mismas quinolonas. No se encontraron diferencias significativas en la eficacia clínica o microbiológica entre las quinolonas. Se informaron varios eventos adversos en los estudios individuales. Éstos incluyeron fotosensibilidad, insomnio, eventos adversos cutáneos, eventos adversos del sistema nervioso central y eventos adversos que llevaron al retiro del tratamiento. No se pudo determinar qué quinolona sería la más segura o la más tolerada debido a la falta de datos directos.

Conclusiones de los autores: 

No se encontraron diferencias significativas en la eficacia clínica o microbiológica entre las quinolonas, pero sí algunas diferencias en la aparición y el espectro de seguridad de las quinolonas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La cistitis aguda no complicada es una de las infecciones bacterianas más comunes en los adultos. Se estima que el porcentaje de mujeres que tienen por lo menos un episodio de cistitis aguda está entre el 40% y el 50%. Las quinolonas se recomiendan para la cistitis aguda en regiones donde el nivel de resistencia a otros antimicrobianos, por ejemplo, el cotrimoxazol, es alto. Sin embargo, la eficacia, seguridad y tolerancia de las quinolonas necesitan ser investigadas.

Objetivos: 

Comparar la eficacia, la seguridad y la tolerancia de diferentes quinolonas en mujeres con cistitis aguda no complicada.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, en The Cochrane Library Número 3, 2003), MEDLINE (1966 - septiembre 2003), EMBASE (1988 - septiembre 2003), listas de referencias de artículos y resúmenes de actas de congresos sin restricción de idioma. Listas de referencias de libros de texto de urología, enfermedades infecciosas y nefrología, artículos de revisión y estudios relevantes.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron los ensayos controlados aleatorizados y cuasialeatorizados que comparaban dos o más quinolonas diferentes en mujeres (≥ 16 años) con la cistitis aguda no complicada.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Se realizaron análisis estadísticos con un modelo de efectos aleatorios, y los resultados se expresaron como riesgo relativo (RR) para los resultados dicotómicos con intervalos de confianza (IC) del 95%.

Resultados principales: 

Se identificaron 11 estudios con 7535 mujeres. No se encontraron diferencias significativas en la eficacia clínica o microbiológica entre las quinolonas. Las reacciones de fotosensibilidad se observaron con mayor frecuencia en el caso de la esparfloxacina en comparación con la ofloxacina. Cualquier evento adverso, eventos adversos que causen retiro, eventos adversos cutáneos, reacciones de fotosensibilidad fueron más comunes para la lomefloxacina en comparación con la norfloxacina. Cualquier evento adverso, reacciones adversas al fármaco, eventos adversos del SNC fueron más frecuentes para la ofloxacina en comparación con la ciprofloxacina. Los eventos adversos del SNC y el insomnio se informaron con mayor frecuencia para la rufloxacina en comparación con la pefloxacina. Las reacciones adversas a los fármacos ocurrieron más frecuentemente para la ofloxacina que para la levofloxacina. El insomnio se informó con mayor frecuencia para la enoxacina que para la ciprofloxacina.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save