Reposo en cama en los embarazos con feto único para la prevención de nacimientos prematuros

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

No existen pruebas que apoyen o rechacen la utilización del reposo en cama para prevenir los nacimientos prematuros

Aunque el reposo en cama hospitalario o domiciliario se utiliza ampliamente como primer paso del tratamiento, esta revisión no encuentra pruebas que apoyen o rechacen su utilización para la prevención de los nacimientos prematuros. La práctica actual se basa en estudios observacionales que encontraron una asociación entre el trabajo duro o la actividad física intensa y los nacimientos prematuros. Debido a los efectos adversos potenciales que el reposo en cama puede provocar en las mujeres y sus familias y a los altos costos que genera a los sistemas de atención sanitaria, el reposo en cama no se debería brindar a las mujeres embarazadas como consejo sistemático para prevenir los nacimientos prematuros.

Conclusiones de los autores: 

No existen pruebas que apoyen o rechacen la utilización del reposo en cama hospitalario o domiciliario para la prevención de los nacimientos prematuros. A pesar de que el reposo en cama hospitalario o domiciliario se utiliza ampliamente como primer paso del tratamiento, no hay pruebas que demuestren que esta práctica es beneficiosa. Debido a los efectos adversos potenciales que el reposo en cama puede producir en las mujeres y sus familias y al aumento en los costos para los sistemas de atención sanitaria, los médicos no deberían recomendar de manera sistemática el reposo en cama para prevenir los nacimientos prematuros. Los beneficios y daños potenciales deberían discutirse con las mujeres con alto riesgo de nacimientos prematuros. Es imperativo realizar una investigación apropiada. Los ensayos futuros deberían evaluar la efectividad del reposo en cama y de su prescripción para prevenir los nacimientos prematuros.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El reposo en cama hospitalario o domiciliario se recomienda ampliamente para la prevención de los nacimientos prematuros. Este consejo se basa en la observación de que el trabajo duro y la actividad física intensa durante el embarazo pueden asociarse con los nacimientos prematuros y con la idea de que el reposo en cama puede disminuir la actividad uterina. Sin embargo, el reposo en cama puede tener algunos efectos adversos con respecto a otros resultados.

Objetivos: 

Evaluar el efecto de la prescripción del reposo en cama hospitalario o domiciliario para la prevención de los nacimientos prematuros en mujeres embarazadas con alto riesgo de nacimientos prematuros.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (julio de 2003), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (La Cochrane Library, Número 2, 2003), MEDLINE (julio de 2003), LILACS (julio de 2003), EMBASE (julio de 2003), POPLINE (julio de 2003) y en las bibliografías de trabajos pertinentes.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios con datos informados que evalúan los resultados clínicos en mujeres con alto riesgo de nacimientos prematuros espontáneos, a las que se les prescribió reposo en cama hospitalario o domiciliario para la prevención de nacimientos prematuros, así como los resultados en sus recién nacidos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron de forma independiente la elegibilidad, la calidad de los ensayos y los datos obtenidos.

Resultados principales: 

Un estudio cumplió los criterios de inclusión (1266 mujeres). Este ensayo posee una calidad metodológica dudosa debido a la falta de informes. Se prescribió reposo en cama domiciliario a 432 mujeres y 834 mujeres recibieron placebo (412) o ninguna intervención (422). Los nacimientos prematuros antes de las 37 semanas fueron similares en ambos grupos (7,9% en el grupo intervención versus 8,5% en el grupo control) y el riesgo relativo fue de 0,92, con un intervalo de confianza del 95% de 0,62 a 1,37. No hubo otro resultado disponible.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save