Parche cutáneo o anillo vaginal en comparación con píldoras para control de la natalidad

El parche cutáneo y el anillo vaginal (en el de parto) son dos métodos de control de la natalidad. Ambos métodos contienen las hormonas estrógeno y progestina. El parche es un cuadrado adhesivo pequeño y delgado que se aplica sobre la piel. El anillo vaginal anticonceptivo es un dispositivo flexible y liviano que se inserta en la vagina. Ambos métodos liberan fármacos similares a los contenidos en las píldoras. Estos métodos se pueden utilizar de manera más consistente que las píldoras, ya que no requieren de una dosis diaria. Esta revisión se centró en cuán bien funcionan los métodos para prevenir el embarazo, cuán seguras fueron las sustancias activas, si causaron problemas de hemorragia y si las mujeres los utilizaron como se indicó.

Hasta febrero 2013, se realizaron búsquedas electrónicas de ensayos controlados aleatorizados de parche cutáneo o anillo vaginal en comparación con las píldoras para el control de la natalidad. Las píldoras anticonceptivas incluyeron tipos de pastillas con estrógeno y progestina. Se escribió a los investigadores para encontrar otros ensayos.

Se encontraron 18 ensayos. De seis ensayos de parches, cinco compararon el parche comercializado con las píldoras anticonceptivas y uno estudió un parche en desarrollo. De 12 ensayos de anillo, 11 analizaron el anillo y las píldoras comercializadas, mientras que uno estudió un anillo en desarrollo. Los métodos comparados tuvieron tasas similares de embarazo. Las usuarias del parche informaron que utilizaron su método de manera más consistente que el grupo de píldoras. Solo la mitad de los estudios de parche presentaron datos sobre el embarazo o sobre si las mujeres utilizaron correctamente el método. Sin embargo, la mayoría de los estudios de anillos presentaron estos datos.

Las usuarias del parche tuvieron mayor tendencia al abandono temprano del grupo de estudio que las usuarias de las píldoras. Las usuarias del anillo no fueron tan propensas al abandono temprano. En comparación con las usuarias de las píldoras, las usuarias del parche comercializado tuvieron más molestias en los senos, períodos dolorosos, náuseas y vómitos. Las usuarias del anillo tuvieron más irritación y flujo vaginal que las usuarias de las píldoras, pero menos náuseas, acné, irritabilidad, depresión y cambios emocionales. Las usuarias del anillo a menudo tuvieron menos problemas de sangrado que las usuarias de las píldoras.

La calidad de la información se clasificó como baja para los ensayos de parche y moderada para los estudios de anillo. La disminución de la calidad se debió a que no se informó sobre la forma en que se asignaron los grupos o a que las medidas de resultado no fueron adecuadas. Otros problemas fueron las grandes pérdidas y que las mujeres asignadas no se incluyeron en el análisis. Los estudios sobre el parche y el anillo deberían proporcionar más detalles sobre si las mujeres utilizaron el método correctamente.

Conclusiones de los autores: 

La efectividad no fue significativamente diferente para los métodos comparados. Hubo datos disponibles sobre el embarazo en la mitad de los ensayos con parches, pero en dos tercios de los ensayos con anillo. El parche podría dar lugar a una mayor interrupción que el AOC. El grupo del parche tuvo mejor cumplimiento que el de AOC. Los datos de cumplimiento proceden de la mitad de los estudios de parches y de un tercio de los ensayos de anillo. Las usuarias del parche tuvieron más efectos secundarios que el grupo de AOC. Las usuarias del anillo generalmente presentaron menos eventos adversos que las usuarias de AOC, pero más irritación vaginal y secreción.

La calidad de la evidencia para esta revisión se consideró baja para el parche y moderada para el anillo. Las principales razones para disminuir la calidad fueron la falta de información sobre la generación de la secuencia de aleatorización o la ocultación de la asignación, los métodos de evaluación de los resultados, las elevadas pérdidas durante el seguimiento y las exclusiones después de la aleatorización.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La administración de esteroides anticonceptivos combinados a partir de un parche anticonceptivo transdérmico o un anillo vaginal anticonceptivo ofrece ventajas potenciales sobre la vía oral tradicional. El parche cutáneo y el anillo vaginal podrían posiblemente requerir una dosis más baja debido al incremento de la biodisponibilidad y a un mejor cumplimiento por parte de las usuarias.

Objetivos: 

Comparar la efectividad de los anticonceptivos, el control del ciclo, el cumplimiento y la seguridad del parche cutáneo o del anillo vaginal versus los anticonceptivos orales combinados (AOC).

Métodos de búsqueda: 

Hasta febrero 2013, se buscaron en MEDLINE, POPLINE, CENTRAL, LILACS, ClinicalTrials.gov, y la ICTRP ensayos de parche anticonceptivo o anillo vaginal. Las búsquedas anteriores también incluyeron EMBASE. Para la revisión inicial, se estableció contacto con investigadores y fabricantes conocidos para identificar otros ensayos.

Criterios de selección: 

Se consideraron los ensayos controlados aleatorizados que compararon un parche anticonceptivo transdérmico o un anillo vaginal anticonceptivo con un AOC.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron los datos y los introdujeron en RevMan. Para las variables dicotómicas se calculó para cada estudio el odds ratio (OR) de Peto con el intervalo de confianza (IC) del 95%. Para las variables continuas se calculó la diferencia de medias. También se evaluó la calidad de la evidencia para esta revisión.

Resultados principales: 

Se encontraron 18 ensayos que cumplieron los criterios de inclusión. De seis estudios de parches, cinco examinaron el parche comercializado que contiene norelgestromina más etinil estradiol (EE); uno estudió un parche en desarrollo que contiene levonorgestrel (LNG) más EE. De 12 ensayos de anillos vaginales, 11 examinaron el mismo anillo comercializado que contiene etonogestrel más EE, y uno estudió un anillo en desarrollo que contiene nesterona más EE.

La efectividad anticonceptiva no fue significativamente diferente para el parche o el anillo en comparación con el AOC respectivo. Los datos del cumplimiento fueron limitados. Las usuarias del parche mostraron un mejor cumplimiento que las usuarias de AOC en tres ensayos. Para el parche de norelgestromina más EE, los OR fueron 2,05 (IC del 95%: 1,83 a 2,29) y 2,76 (IC del 95%: 2,35 a 3,24). En el informe del parche de levonorgestrel más EE, las usuarias del parche tuvieron menos probabilidades de haber pasado por alto los días de aplicación (OR 0,36; IC del 95%: 0,25 a 0,51). De cuatro ensayos de anillos vaginales, uno encontró que las usuarias de anillos tuvieron más incumplimientos (OR 3,99; IC del 95%: 1,87 a 8,52), mientras que otro mostró más cumplimientos con el régimen (OR 1,67; IC del 95%: 1,04 a 2,68).

Más usuarias del parche tuvieron más interrupciones anticipadas, en comparación con las usuarias de AOC. Los OR de dos metanálisis fueron 1,59 (IC del 95%: 1,26 a 2,00) y 1,56 (IC del 95%: 1,18 a 2,06) y otro ensayo mostró un OR de 2,57 (IC del 95%: 0,99 a 6,64). Las usuarias del parche también tuvieron más interrupciones debido a eventos adversos (EA). Las usuarias del parche que contiene norelgestromina informaron de más molestias en los senos, dismenorrea, náuseas y vómitos. En el ensayo del parche con levonorgestrel, las usuarias del parche informaron de menos vómitos, dolores de cabeza y fatiga.

De 11 ensayos de anillo con datos de interrupción, dos mostraron que el grupo de anillo interrumpió menos que el grupo de AOC: OR 0,32 (IC del 95%: 0,16 a 0,66) y OR 0,52 (IC del 95%: 0,31 a 0,88). Las usuarias del anillo tuvieron menos probabilidades de interrupción debido a eventos adversos en un estudio (OR 0,32; IC del 95%: 0,15 a 0,70). Comparadas con las usuarias de AOC, las usuarias del anillo tuvieron más vaginitis y leucorrea, pero menos sequedad vaginal. Las usuarias de anillos también informaron sobre menos náuseas, acné, irritabilidad, depresión y labilidad emocional que las usuarias de AOC.

Para el control del ciclo, solo un ensayo mostró una diferencia significativa. Las mujeres en el grupo del parche tuvieron menos probabilidades de presentar hemorragias y manchas. Siete estudios de anillo presentaron datos de hemorragia; cuatro ensayos mostraron que el grupo de anillo en general tuvo un mejor control del ciclo que el grupo de AOC.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save