Secretina intravenosa para los trastornos del espectro autista (TEA)

La secretina es una hormona gastrointestinal que se presentó por primera vez como un tratamiento eficaz para el TEA en 1998, basándose en evidencia anecdótica. Sobre la base de estos primeros informes, muchas familias buscaron tratamiento con secretina intravenosa para sus hijos con trastornos del espectro autista, a pesar de que la secretina no era un tratamiento eficaz y probado y de que no había información adecuada sobre los efectos secundarios cuando se utilizaba en este grupo de niños. Esta revisión incluyó 16 ensayos aleatorizados con un grupo de control de placebo, con más de 900 niños involucrados. La revisión no encontró evidencia de que la secretina intravenosa de dosis única o múltiple sea eficaz para mejorar los principales problemas observados en el TEA, a saber, la falta de interacción y comunicación social y los comportamientos y rutinas restrictivos y repetitivos. Como tal, en la actualidad no debería recomendarse ni administrarse como tratamiento para el TEA. La evaluación experimental ulterior de la eficacia de la secretina para los trastornos del espectro autista sólo puede justificarse si hay nueva evidencia convincente que demuestre que la secretina puede influir en la función cerebral de manera que pueda beneficiar a los niños con trastornos del espectro autista, o si se demuestra un vínculo entre la secretina y la causa conocida de los trastornos del espectro autista en algunos o todos los niños.

Conclusiones de los autores: 

No existe evidencia de que la secretina intravenosa en dosis única o múltiple sea eficaz y, por lo tanto, no debería recomendarse o administrarse actualmente como tratamiento para los TEA. La evaluación experimental ulterior de la eficacia de la secretina para los trastornos del espectro autista sólo puede justificarse si hay nueva evidencia científica de alta calidad y replicada que determine que la secretina desempeña un papel en la neurotransmisión de manera que pueda beneficiar a todos los niños con trastornos del espectro autista o que identifique subgrupos importantes de niños con trastornos del espectro autista que podrían beneficiarse de la secretina debido a un vínculo comprobado entre la acción de la secretina y la causa conocida de su trastorno del espectro autista, o el tipo de problemas que están experimentando.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

En 1998 se sugirió la secretina, una hormona gastrointestinal, como un tratamiento eficaz para los trastornos del espectro autista (TEA) basándose en evidencia anecdótica.

Objetivos: 

Evaluar si la secretina intravenosa mejora las características esenciales de los trastornos del espectro autista, otros aspectos del comportamiento o de la función, como el comportamiento autoinfligido, y la calidad de vida de las personas afectadas y sus cuidadores. También se evaluó si la secretina causa daño. Esta es una versión actualizada de la revisión de este tema, publicada originalmente en 2005.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL (2010, número 1), MEDLINE (1950 hasta enero 2010), EMBASE (1980 hasta 2010, semana 2), PsycINFO (1806 hasta 2010, semana 2), CINAHL (1938 hasta enero 2010), ERIC (1966 hasta enero 2010), Sociological Abstracts (1952 hasta enero 2010). Se realizaron búsquedas en Sociofile y HealthStar en marzo de 2005, cuando se publicó esta revisión por primera vez, pero no estaban disponibles para esta actualización. Los registros se limitaron a los estudios publicados desde 1998, ya que fue entonces cuando se propuso por primera vez la secretina como posible tratamiento para el TEA. Se realizaron búsquedas en las listas de referencias de ensayos y revisiones; también se estableció contacto con expertos y ensayistas para encontrar estudios no publicados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados de secretina intravenosa comparada con un tratamiento de placebo en niños o adultos diagnosticados con TEA, donde se informó al menos una medida de resultado estandarizada.

Obtención y análisis de los datos: 

Dieciséis estudios cumplieron los criterios de inclusión, pero en dos de ellos, realizados por Repligen, los únicos datos disponibles de múltiples sitios se comunicaron en comunicados de prensa. Todos los datos de los resultados de los otros 14 ensayos fueron continuos. En los casos en que los ensayos utilizaron diseños cruzados, se realizó un análisis de los resultados de la primera fase de tratamiento. En los casos en que se informó de un cambio medio con respecto a la línea de base, se utilizó en lugar de las puntuaciones posteriores al tratamiento para los meta-análisis o diagrama de bosque (forest plot). El meta-análisis sólo se pudo intentar para un resultado (Escala de clasificación del autismo infantil). No se disponía de datos suficientes para realizar análisis de sensibilidad o de subgrupos para evaluar el impacto de la calidad del estudio, las diferencias clínicas de la intervención o las diferencias clínicamente pertinentes entre los grupos, como la edad o la presencia de síntomas gastrointestinales.

Resultados principales: 

Más de 900 niños fueron reclutados para los ensayos de secretina. Se comunicaron 25 medidas de resultados normalizadas establecidas para evaluar las características básicas de la TEA, la comunicación, el comportamiento, las aptitudes visoespaciales, el afecto y los acontecimientos adversos. También se utilizó una medida estandarizada de impresión global. No más de cuatro estudios usaron alguna de las medidas de resultado de igual manera. Cuando se conoció la duración desde el comienzo de la intervención hasta la evaluación de los resultados, éstos se comunicaron entre tres y seis semanas. No fue posible realizar un metanálisis de los datos, pero ahora hay coherencia en los resultados, ya que los ECA sobre la eficacia de la secretina en el autismo no muestran mejoras en las características esenciales de la enfermedad.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save