Fármacos antitiroideos para el tratamiento del hipertiroidismo de la enfermedad de Graves

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Las dosis más bajas de fármacos antitiroideos pueden ser igualmente efectivas para los pacientes con hipertiroidismo de Graves, aunque con menos efectos adversos.

Las personas con hipertiroidismo de la enfermedad de Graves presentan una glándula tiroides que libera demasiada cantidad de hormona tiroidea. Esto provoca bocio (inflamación del cuello alrededor de la glándula tiroides), sudoración, trastornos intestinales o menstruales, entre otros síntomas. Los tratamientos incluyen fármacos antitiroideos, cirugía o radiación para disminuir el tamaño del tejido tiroideo. La revisión de ensayos de fármacos antitiroideos para personas con hipertiroidismo de Graves encontró que tanto las dosis bajas como las altas tienen los mismos efectos beneficiosos, pero las dosis altas provocan más efectos adversos.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas (de cuatro estudios) sugieren una duración óptima del tratamiento con fármacos antitiroideos para el régimen de ajuste de dosis de 12 a 18 meses. En un estudio cuasialeatorio se encontró que el régimen de bloqueo y reemplazo (block-replace) de seis meses es tan efectivo como el tratamiento de 12 meses. El régimen de ajuste de dosis (dosis bajas) causó menos efectos adversos que el régimen de bloqueo y reemplazo (block-replace) (dosis altas) y no fue menos efectivo en los ensayos (12) de igual duración. Parece que el tratamiento continuo con tiroxina después del tratamiento antitiroideo inicial no proporciona beneficios en términos de recurrencia del hipertiroidismo. No se informó la incidencia del hipotiroidismo y no se informaron muertes en las poblaciones de estudio.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los fármacos antitiroideos son ampliamente utilizados para el tratamiento del hipertiroidismo. Existe gran variación en la dosis, régimen o duración del tratamiento utilizados entre los profesionales sanitarios.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la dosis, régimen y duración del tratamiento con fármacos antitiroideos para el hipertiroidismo de la enfermedad de Graves.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Central) (Cochrane Central Register of Controlled Trials - Central), MEDLINE, EMBASE, BIOSIS, CINAHL, HEALTHSTAR, Current Controlled Trials y listas de referencias. Se estableció contacto con investigadores y se realizaron búsquedas manuales en resúmenes de congresos. Búsqueda más reciente: julio 2004.

Criterios de selección: 

Se utilizaron ensayos aleatorios y cuasialeatorios de fármacos antitiroideos para el hipertiroidismo de la enfermedad de Graves.

Obtención y análisis de los datos: 

La asignación al ensayo de categorías incluidas, excluidas o en espera de ser evaluadas se realizó mediante consenso. Dos revisores extrajeron los datos de forma independiente y evaluaron la calidad de los ensayos. Se agruparon los datos para los resultados primarios y se realizaron análisis selectivos exploratorios.

Resultados principales: 

Se incluyeron 23 ensayos aleatorios con 3315 participantes. En general, la calidad informada de los ensayos fue mala; especialmente el ocultamiento de la asignación, el cegamiento del evaluador y las pérdidas durante el seguimiento. Cuatro ensayos estudiaron el efecto de la duración del tratamiento en las tasas de recaída del hipertiroidismo de Graves. En un ensayo que usó el régimen de ajuste de dosis, el tratamiento de duración más prolongada (18 meses) tuvo significativamente menos recaídas (37% versus 58%) que el tratamiento de seis meses (odds-ratio [OR] = 0,42; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,18 a 0,96). En un ensayo cuasialeatorio que usó el régimen de bloqueo y reemplazo (block-replace), no hubo diferencias significativas entre los brazos de seis y 12 meses (tasas de recaída 41% versus 35%) del estudio. Ampliar la duración del tratamiento a más de 18 meses no se asoció a una mejoría de las tasas de recaída (OR de Peto = 0,75; IC del 95%: 0,39 a 1,43). Doce ensayos estudiaron el efecto del régimen de bloqueo y reemplazo (block-replace) versus el régimen de ajuste de dosis. Las tasas de recaída fueron similares en ambos grupos, con 51% en el grupo de bloqueo y reemplazo (block-replace) y 54% en el grupo de ajuste de dosis (OR de Peto = 0,86; IC del 95%: 0,68 a 1,08). El número de participantes que informó erupciones cutáneas (10% versus 5%) y retiros debido a los efectos secundarios (16% versus 9%) fue significativamente mayor en el grupo de bloqueo y reemplazo (block-replace) comparado con el grupo de ajuste de dosis, respectivamente. Tres estudios consideraron agregar tiroxina al tratamiento antitiroideo en dosis bajas después del tratamiento inicial con fármacos antitiroideos. Se encontró heterogeneidad significativa entre los estudios y la diferencia entre los dos grupos no fue significativa (odds-ratio = 0,58; IC del 95%: 0,05 a 6,21). Cuatro estudios consideraron el agregado de tiroxina sola después del tratamiento inicial con fármacos antitiroideos. No hubo diferencias estadísticamente significativas en las tasas de recaída entre los dos grupos después de 12 meses de seguimiento, con 31% (88/282) para la tiroxina y 29% (82/284) para el placebo (OR de Peto = 1,15; IC del 95%: 0,79 a 1,67).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save