Analgesia espinal y epidural combinadas versus analgesia epidural en el trabajo de parto

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Se encontró una diferencia general pequeña entre la analgesia espinal y epidural combinadas (EEC) y otras formas de analgesia epidural para el alivio del dolor en el trabajo de parto

Se ha demostrado que la analgesia regional es efectiva para proporcionar alivio del dolor en el trabajo de parto. La analgesia regional puede ser epidural, espinal o una combinación de las dos. Debido a que la analgesia espinal sólo es efectiva durante un período corto, no se utiliza para el alivio del dolor en el trabajo de parto. La epidural hace referencia a la administración de fármacos anestésicos a través de una sonda muy fina en el espacio que rodea la columna vertebral (espacio epidural). Los fármacos para el alivio del dolor se infunden a través de una sonda muy fina (catéter) colocada en el espacio epidural. Tradicionalmente se utilizaban altas concentraciones de fármacos anestésicos locales. Éstos entumecían a la mujer de la cintura hacia abajo, lo que brindaba alivio del dolor en la mayoría de las mujeres. Sin embargo, también provocaba debilidad en las piernas, movilidad deficiente y dificultades para la madre durante el parto. Estas complicaciones provocaban una mayor cantidad de nacimientos vaginales instrumentales, con un aumento posterior del número de hematomas, el dolor y la incontinencia para la madre. Más recientemente se han utilizado con las epidurales fármacos anestésicos locales en dosis bajas combinados con fármacos opiáceos. De esta forma, la mujer sufre un menor entumecimiento de las piernas, pero los opiáceos cruzan la placenta y pueden adormecer al recién nacido. La analgesia espinal comprende inyectar el fármaco anestésico en la columna vertebral y su efecto es más rápido que con la epidural. La analgesia espinal y epidural combinadas (EEC) incluye el uso de analgesia espinal y epidural para el alivio del dolor. Se consideró que esta combinación tendría beneficios como ofrecer un alivio del dolor más rápido y brindar así una mayor satisfacción a las mujeres. La revisión de ensayos comparó la EEC con las epidurales tradicionales o en dosis bajas. Se encontraron 19 ensayos aleatorios que incluyeron 2658 mujeres. Los datos no mostraron diferencias en la satisfacción de las madres entre la EEC y las epidurales. Sin embargo, la EEC tuvo un inicio algo más rápido del alivio efectivo del dolor, pero más mujeres presentaron prurito en comparación con las epidurales. No se observaron diferencias para la movilidad en el trabajo de parto, las cefaleas, la cesárea o los efectos adversos para el recién nacido. Aún se desconoce si existen diferencias en cuanto a complicaciones infrecuentes como las lesiones nerviosas y la meningitis. Parece haber pocas diferencias generales entre estas técnicas.

Conclusiones de los autores: 

Al parecer no hay una base suficiente para ofrecer la EEC sobre las técnicas epidurales en el trabajo de parto y no hay diferencias en la satisfacción materna general, a pesar del inicio algo más rápido con la EEC y el menor prurito con la técnicas epidurales. No hay diferencias en la capacidad de movilización, el resultado obstétrico o el resultado neonatal. Sin embargo, la incidencia significativamente mayor de retención urinaria y las intervenciones de rescate con las técnicas tradicionales favorecerían el uso de las técnicas epidurales de dosis bajas. No es posible establecer conclusiones de importancia con respecto a las complicaciones infrecuentes como lesiones nerviosas y meningitis.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las técnicas epidurales tradicionales se han asociado con trabajo de parto prolongado, aumento del uso de oxitocina y aumento de la incidencia de parto vaginal instrumental. Se ha introducido la técnica espinal y epidural combinada (EEC) para tratar de reducir estos efectos adversos. Se considera que la EEC mejora la movilidad materna durante el trabajo de parto y proporciona un inicio más rápido de la analgesia que la epidural, lo cual podría contribuir a una mayor satisfacción materna.

Objetivos: 

Evaluar los efectos relativos de la analgesia EEC versus la epidural durante el trabajo de parto.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Chilbirth Group) (diciembre 2006).

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios publicados que incluyan una comparación entre EEC y analgesia epidural que se administra inicialmente a mujeres durante el período dilatante del trabajo de parto.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres revisores evaluaron de forma independiente los ensayos identificados a partir de las búsquedas para la inclusión y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Diecinueve ensayos (2658 mujeres) cumplieron los criterios de inclusión. Se analizaron 26 resultados en dos conjuntos de comparaciones que incluyeron EEC versus las técnicas epidurales tradicionales y EEC versus técnicas epidurales de dosis bajas. Del análisis de la EEC versus la técnica epidural tradicional sólo tres resultados mostraron una diferencia. La EEC fue más favorable en relación con la necesidad de analgesia de rescate y la retención urinaria, pero se asoció con mayor prurito.

Para la EEC versus las epidurales de dosis bajas, cuatro resultados fueron estadísticamente significativos. La EEC tuvo un efecto más rápido de analgesia efectiva a partir del momento de la inyección, pero se asoció con más prurito. La EEC también se asoció con un pH menor de la arteria umbilical, que no fue clínicamente significativo.

No se observaron diferencias entre la EEC y la técnica epidural para la satisfacción materna, la movilización en el trabajo de parto, el modo de nacimiento, la incidencia de cefalea postpunción de la duramadre o el parche de sangre y la hipotensión materna. No fue posible establecer conclusiones relacionadas con la depresión respiratoria materna, la sedación materna y la necesidad de estimular el trabajo de parto.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save