Estrategias para la integración de los servicios de atención primaria en países de medios y bajos ingresos en el lugar de la prestación

Integración de los servicios de atención sanitaria en los países de ingresos medios y bajos

En algunos países de ingresos medios y bajos, los servicios de atención sanitaria se fraccionaron y organizaron de acuerdo a un problema de salud específico. La organización de acuerdo a un problema de salud específico o especialización significa generalmente que las personas necesitan concurrir a diferentes consultorios especializados según el problema de salud específico. Los ejemplos incluyen consultorios de tuberculosis, consultorios de VIH o centros de planificación familiar. Según se cree, la especialización lleva a una mejor atención porque los prestadores de la atención sanitaria se capacitan en una enfermedad y pueden prestar servicios y tecnologías especializados en relación con esa enfermedad. Otros creen que la separación de los servicios según enfermedades específicas resulta en ineficiencia y duplicación de los servicios. P.ej., se evalúa y se prestan servicios a una madre en un centro de planificación familiar y luego necesita concurrir a otro centro para las vacunas de sus hijos.

Una solución a la atención fragmentada es prestar servicios de atención integrados. La finalidad de la integración es prestar servicios agrupados en programas, por ejemplo, servicios para las madres y sus niños en un centro. Se cree que la integración de los servicios asegura que los servicios se administren y se presten juntos para lograr un servicio de alta calidad eficaz. También se cree que la integración de la atención resulta en una mejor salud en términos generales, acceso público a los servicios y el acceso equitativo para las personas de diferentes comunidades y niveles socioeconómicos, un servicio más conveniente y satisfactorio. Sin embargo, otras opiniones consideran que los profesionales de la atención sanitaria quizá se sobrecarguen o no cuenten con aptitudes especializadas para controlar enfermedades específicas que podrían resultar en servicios de calidad y salud deficientes.

Se observaron cinco estudios de calidad razonable que evaluaron la atención integrada. Los estudios realizaron tres tipos de comparación:

1) la integración de la atención mediante el agregado de un servicio a un servicio existente (las madres que concurrían a un consultorio de inmunización recibieron recomendaciones con respecto a servicios de planificación familiar);

2) servicios integrados versus servicios especiales únicos (los trabajadores sexuales podían tener servicios para las enfermedades de transmisión sexual en un consultorio normal, en un consultorio de guardia o por parte de un equipo especial; y prestar servicios de planificación familiar en un Centro de Salud Maternoinfantil o por separado en otro consultorio)

3) programas de servicios mejorados de atención de niños (tratamiento integrado de las enfermedades infantiles) versus atención habitual de niños.

A partir de los estudios no se observaron pruebas claras de que la integración de los servicios de atención primaria de salud mejora la prestación de los servicios sanitarios o el estado de salud de personas en los países de ingresos medios o bajos. Las personas deben saber que es posible que la integración no mejore la prestación de los servicios o el estado de salud y si los elaboradores de políticas y los planificadores consideran la posibilidad de integrar los servicios de atención sanitaria, deben monitorizar y evaluarlos mediante diseños de estudio adecuados.

Conclusiones de los autores: 

Se realizaron pocos estudios de buena calidad, de gran tamaño y con un diseño riguroso del estudio para investigar las estrategias que apoyen la integración del servicio en países de medios y bajos ingresos. Todos describen el aspecto de la prestación del servicio, pero no examinan o miden los aspectos de las exigencias. Los estudios futuros también deben evaluar el criterio del cliente, ya que influirá en la captación de las estrategias de integración y su efectividad en la salud de la comunidad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las estrategias para la integración de los servicios de atención primaria procuran reunir los aportes, organización, gestión y prestación de las funciones particulares de los servicios de tal manera que sean más eficientes y accesibles para el usuario de los servicios. En algunos países de medios y bajos ingresos, se dividen los servicios según programas verticales separados para asegurar la prestación de tecnologías particulares. Se examinó la efectividad de las estrategias de integración en el lugar de la prestación.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las estrategias para la integración de los servicios de atención primaria y así ofrecer un producto más coherente y mejorar la prestación de asistencia sanitaria y el estado de salud.

Estrategia de búsqueda (: 

Se buscó en el registro especializado del Grupo Cochrane para una Práctica y Organización Sanitaria Efectivas (Cochrane Effective Practice and Organisation of Care Group) (agosto de 2005), MEDLINE (1966 a septiembre de 2005), EMBASE (1988 a 2005), Socio Files (1974 a septiembre de 2005), Popline (1970 a septiembre de 2005), HealthStar (1975 a septiembre de 2005), Cinahl (1982 a septiembre de 2005); Cab Health (1972 a 1999), International Bibliography of the Social Sciences (1970 a 1999) y listas de referencias de artículos. También se buscó en Internet y en la base de datos de la biblioteca de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se realizó búsqueda manual en las publicaciones pertinentes de la OMS y se estableció contacto con expertos en el tema.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios, estudios controlados del tipo antes y después (controlled before and after studies) y análisis de series de tiempo interrumpido de las estrategias de integración de los servicios de atención primaria. Se excluyeron los servicios de salud de países de ingresos altos. Los resultados primarios fueron los indicadores de la prestación de asistencia sanitaria, criterios de usuarios sobre medidas de coherencia del servicio y el estado de la salud. También se buscó la información sobre los costos comparativos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores, de forma independiente, extrajeron los datos y evaluaron la calidad de los estudios.

Resultados principales

Se incluyeron tres ensayos aleatorios conjuntos y dos estudios controlados del tipo antes y después (before and after studies ) con tres tipos de comparación: integración por medio del agregado de un componente adicional a un servicio existente (planificación familiar); servicios integrados versus servicios únicos, especiales (para trabajadores sexuales); sistemas integrados de prestación versus un servicio vertical (para planificación familiar) y programas de servicios mejorados de atención primaria para niños (tratamiento integrado de las enfermedades infantiles) versus atención habitual de niños. Las intervenciones fueron complejas y, en algunos estudios, los aportes variaron de manera significativa entre los brazos de la comparación. En términos generales, no surgieron modelos coherentes. Sólo un estudio intentó evaluar el criterio del usuario con respecto al servicio prestado.

Conclusiones de los autores

Se realizaron pocos estudios de buena calidad, de gran tamaño y con un diseño riguroso del estudio para investigar las estrategias que apoyen la integración del servicio en países de medios y bajos ingresos. Todos describen el aspecto de la prestación del servicio, pero no examinan o miden los aspectos de las exigencias. Los estudios futuros también deben evaluar el criterio del cliente, ya que influirá en la captación de las estrategias de integración y su efectividad en la salud de la comunidad.

Esta revisión debería citarse como:Briggs CJ, Garner PLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron tres ensayos aleatorios conjuntos y dos estudios controlados del tipo antes y después (before and after studies ) con tres tipos de comparación: integración por medio del agregado de un componente adicional a un servicio existente (planificación familiar); servicios integrados versus servicios únicos, especiales (para trabajadores sexuales); sistemas integrados de prestación versus un servicio vertical (para planificación familiar) y programas de servicios mejorados de atención primaria para niños (tratamiento integrado de las enfermedades infantiles) versus atención habitual de niños. Las intervenciones fueron complejas y, en algunos estudios, los aportes variaron de manera significativa entre los brazos de la comparación. En términos generales, no surgieron modelos coherentes. Sólo un estudio intentó evaluar el criterio del usuario con respecto al servicio prestado.

Tools
Information
Share/Save