Enfriamiento para los recién nacidos con encefalopatía isquémica hipóxica

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Hay indicios de que la hipotermia inducida (enfriamiento) en los recién nacidos que pueden haber sufrido la falta de oxígeno al nacer reduce la muerte o la discapacidad, sin aumentar la discapacidad en los supervivientes. Esto significa que los padres podrían esperar que el enfriamiento disminuya las posibilidades del recién nacido de morir, y que si el recién nacido sobrevive, el enfriamiento disminuirá las perspectivas de discapacidad grave. Una falta de oxígeno antes y durante el parto puede destruir las células cerebrales del recién nacido. El daño causado por la ausencia de oxígeno sigue algún tiempo después. Una manera de detener este daño es inducir la hipotermia, enfriando al bebé o solo la cabeza durante horas a días. Este tratamiento puede reducir la cantidad de daño a las células cerebrales. Esta revisión halló que existen pruebas de ensayos que indican que la hipotermia inducida ayuda a mejorar la supervivencia y el desarrollo de los recién nacidos a término o prematuros tardíos de 18 a 24 meses con riesgo de padecer daño cerebral. Se necesita más investigación para comprender qué neonatos necesitan enfriamiento y la mejor manera de realizarlo, incluida la duración del tratamiento y el método de enfriamiento.

Conclusiones de los autores: 

Existen pruebas de 11 ensayos controlados aleatorios incluidos en esta revisión sistemática (N = 1505 lactantes) que muestran que la hipotermia terapéutica es beneficiosa en los recién nacidos a término y prematuros tardíos con encefalopatía isquémica hipóxica. El enfriamiento reduce la mortalidad sin aumentar la discapacidad grave de los supervivientes. Los beneficios del enfriamiento para la supervivencia y el desarrollo neurológico superan los efectos adversos a corto plazo. La hipotermia debería instituirse en neonatos a término y prematuros tardíos con encefalopatía isquémica hipóxica de moderada a grave si se identifica antes de las seis horas de edad. Los ensayos adicionales para determinar las técnicas apropiadas de enfriamiento, incluida la selección apropiada de pacientes, la duración del enfriamiento y el método de provisión de la hipotermia terapéutica, mejorará la comprensión de esta intervención.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Estudios en animales recién nacidos y estudios pilotos en humanos sugieren que la hipotermia leve después de la isquemia hipóxica periparto en recién nacidos puede reducir las secuelas neurológicas sin provocar efectos adversos.

Objetivos: 

Determinar el efecto de la hipotermia terapéutica en recién nacidos con asfixia encefalopática sobre la mortalidad, la discapacidad del desarrollo neurológico a largo plazo y los efectos secundarios clínicamente importantes.

Estrategia de búsqueda (: 

Se utilizó la estrategia de búsqueda estándar del Grupo Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Review Group) como se describe en The Cochrane Library (número 2, de 2007). Se identificaron ensayos controlados aleatorios que evaluaran la hipotermia terapéutica en recién nacidos a término y prematuros tardíos con encefalopatía isquémica hipóxica mediante búsquedas en la Oxford Database of Perinatal Trials, en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, The Cochrane Library Número 2007, 2), MEDLINE (1966 hasta junio de 2007), revisiones previas que incluyen referencias cruzadas, resúmenes, conferencias, actas de simposios, consultas con expertos y búsquedas manuales en revistas. Se actualizó esta búsqueda en mayo de 2012.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios que compararan el uso de la hipotermia terapéutica con la atención estándar en neonatos a término o prematuros tardíos encefalopáticos con pruebas de asfixia periparto y sin malformaciones congénitas graves reconocibles. La medida de resultado primaria fue la muerte o una grave discapacidad en el desarrollo neurológico a largo plazo. Otros resultados incluyeron efectos adversos del enfriamiento o los indicadores "tempranos" del resultado del desarrollo neurológico.

Obtención y análisis de los datos: 

Cuatro revisores, de forma independiente, seleccionaron, evaluaron la calidad, y extrajeron datos de los estudios incluidos. Se contactó con los autores de los estudios para obtener información adicional. Se realizaron metanálisis con los cocientes de riesgos (CR) y las diferencias de riesgos (DR) para los datos dicotómicos, y la diferencia de medias ponderadas para los datos continuos con intervalos de confianza (IC) del 95%.

Resultados principales: 

Se incluyeron 11 ensayos controlados aleatorios en esta revisión actualizada, que incluyó 1505 neonatos a término y prematuros tardíos con encefalopatía y pruebas moderadas/graves de asfixia durante el parto. La hipotermia terapéutica dio lugar a una reducción estadísticamente significativa y clínicamente importante del resultado combinado de mortalidad o discapacidad grave en el desarrollo neurológico a los 18 meses de edad (CR típico 0,75 [IC del 95%: 0,68 a 0,83]; DR típica -0,15; IC del 95%: -0,20 a -0,10); número necesario a tratar para un resultado beneficioso adicional (NNTB) 7 (IC del 95%: 5 a 10) (8 estudios, 1344 neonatos). El enfriamiento también logró reducciones estadísticamente significativas en la mortalidad (CR típico 0,75 (IC del 95%: 0,64 a 0,88), DR típica -0,09 (IC del 95%: -0,13 a -0,04); NNTB 11 (IC del 95%: 8 a 25) (11 estudios, 1468 neonatos) y en la discapacidad en el desarrollo neurológico en los supervivientes (CR típico 0,77 (IC del 95%: 0,63 a 0,94), DR típico -0,13 (IC del 95%: -0,19 a -0,07); NNTB 8 (IC del 95%: 5 a 14) (8 estudios, 917 neonatos). Algunos efectos adversos de la hipotermia incluyeron un aumento de la bradicardia sinusal y un aumento significativo de la trombocitopenia.

Share/Save