Sal yodada para la prevención de los trastornos por deficiencia de yodo

LA ADMINISTRACIÓN DE SUPLEMENTOS DE SALES YODADAS MEJORA EL ESTADO DE YODO PERO NO ESTÁ CLARO EL EFECTO SOBRE OTROS RESULTADOS

La deficiencia de yodo causa retraso mental en los niños así como glándulas tiroides agrandadas (bocio) y deficiencias en las hormonas tiroideas en las personas de todas las edades. Todavía existe en extensas zonas del mundo. Esta revisión analizó los estudios sobre la sal yodada en la dieta que incluyeran un grupo de comparación. Se incluyeron seis estudios, la mayoría de ellos en niños pero algunos también en adultos. El yodo en la orina aumentó en todos los estudios menos uno, pero existe cierta preocupación de que los niños pequeños no consuman suficiente sal para lograr un estado adecuado de yodo. Algunos estudios, pero no todos, también revelaron a una reducción del aumento de volumen de la glándula tiroides (bocio) que puede acompañar la ausencia de yodo en la dieta. No se informaron efectos adversos, pero es posible que éstos no se hayan estudiado adecuadamente. Es necesario realizar estudios a más largo plazo de calidad alta que midan los resultados relacionados con el desarrollo del niño, con las muertes asociadas con la deficiencia de yodo y con los efectos adversos.

Conclusiones de los autores: 

Los resultados indican que la sal yodada es un medio efectivo de mejorar el estado de yodo. No se pueden establecer conclusiones acerca de las mejorías en otros resultados más orientados al paciente, como el desarrollo físico y mental en los niños y la mortalidad. Ninguno de los estudios investigó específicamente la aparición de hipertiroidismo inducido por yodo, que puede pasarse por alto fácilmente si se evalúa solamente sobre la base de los síntomas. Es necesario realizar estudios controlados de calidad alta que investiguen las medidas de resultado relevantes a largo plazo a fin de abordar las cuestiones de dosificación y mejor vía de administración de los suplementos de yodo en diferentes grupos de la población y diferentes ámbitos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La deficiencia de yodo es la causa principal del retraso mental potencialmente prevenible en la niñez, y también es causa de bocio e hipotiroidismo en personas de todas las edades. Todavía es importante en extensas zonas del mundo.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la sal yodada en comparación con otras formas de suplementos de yodo o placebo en la prevención de los trastornos por deficiencia de yodo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en la Cochrane Library, Medline, el Register of Chinese Trials desarrollado por el Centro Cochrane Chino (Chinese Cochrane Centre) y la Chinese Med Database. Se realizaron búsquedas manuales de varias revistas (Chinese Journal of Control of Endemic Diseases, Chinese Journal of Epidemiology, Chinese Journal of Preventive Medicine y Studies of Trace Elements and Health hasta febrero de 2001), y también se realizaron búsquedas en las listas de referencias, las bases de datos de los ensayos en curso y en Internet. Fecha de la última búsqueda: Noviembre 2001.

Criterios de selección: 

Se incluyeron estudios controlados prospectivos de sal yodada versus otras formas de suplementos de yodo o placebo en las personas que viven en áreas con deficiencia de yodo. Los estudios informaron principalmente sobre las tasas de bocio y la eliminación de yodo en la orina como medidas de resultado.

Obtención y análisis de los datos: 

La obtención de los datos y la valoración de la calidad de los ensayos fueron realizadas de forma independiente por dos revisores. Posteriormente, después de que se amplió ligeramente el alcance de la revisión, que de incluir solamente ensayos controlados aleatorios llegó a incluir estudios comparativos prospectivos no aleatorios, un tercer revisor repitió la selección de los ensayos y la evaluación de la calidad de los mismos. Debido a que los estudios identificados no fueron lo suficientemente similares y tampoco tenían la calidad suficiente, no se realizó un metanálisis sino que los datos se resumieron en un formato narrativo.

Resultados principales

Se encontraron seis ensayos controlados prospectivos en relación con la pregunta de la revisión. Cuatro de estos se describieron como ensayos controlados aleatorios, uno fue un ensayo controlado prospectivo que no especificó la asignación a los grupos de comparación y uno fue un estudio transversal repetido que comparó diferentes intervenciones. Las intervenciones de comparación incluían sal no yodada, agua yodada, aceite yodado y yodación de la sal con yoduro de potasio versus yodato de potasio. Los números de participantes en los ensayos oscilaron de 35 a 334; se incluyeron más de 20 000 personas en el estudio transversal. Tres estudios se realizaron en niños solamente, dos investigaron tanto grupos de niños como de adultos y uno investigó mujeres embarazadas. Hubo una tendencia hacia la reducción del bocio con la sal yodada, aunque esto no fue significativo en todos los estudios. Hubo también un mejor estado de yodo en la mayoría de los estudios (excepto en los niños pequeños en uno de los estudios), aunque la eliminación de yodo en la orina no siempre alcanzó los niveles recomendados por la OMS. Ninguno de los estudios observó efectos adversos de la sal yodada.

Conclusiones de los autores

Los resultados indican que la sal yodada es un medio efectivo de mejorar el estado de yodo. No se pueden establecer conclusiones acerca de las mejorías en otros resultados más orientados al paciente, como el desarrollo físico y mental en los niños y la mortalidad. Ninguno de los estudios investigó específicamente la aparición de hipertiroidismo inducido por yodo, que puede pasarse por alto fácilmente si se evalúa solamente sobre la base de los síntomas. Es necesario realizar estudios controlados de calidad alta que investiguen las medidas de resultado relevantes a largo plazo a fin de abordar las cuestiones de dosificación y mejor vía de administración de los suplementos de yodo en diferentes grupos de la población y diferentes ámbitos.

Esta revisión debería citarse como:Wu T, Liu GJ, Li P, Clar CLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se encontraron seis ensayos controlados prospectivos en relación con la pregunta de la revisión. Cuatro de estos se describieron como ensayos controlados aleatorios, uno fue un ensayo controlado prospectivo que no especificó la asignación a los grupos de comparación y uno fue un estudio transversal repetido que comparó diferentes intervenciones. Las intervenciones de comparación incluían sal no yodada, agua yodada, aceite yodado y yodación de la sal con yoduro de potasio versus yodato de potasio. Los números de participantes en los ensayos oscilaron de 35 a 334; se incluyeron más de 20 000 personas en el estudio transversal. Tres estudios se realizaron en niños solamente, dos investigaron tanto grupos de niños como de adultos y uno investigó mujeres embarazadas. Hubo una tendencia hacia la reducción del bocio con la sal yodada, aunque esto no fue significativo en todos los estudios. Hubo también un mejor estado de yodo en la mayoría de los estudios (excepto en los niños pequeños en uno de los estudios), aunque la eliminación de yodo en la orina no siempre alcanzó los niveles recomendados por la OMS. Ninguno de los estudios observó efectos adversos de la sal yodada.

Tools
Information
Share/Save