Hidratación para el tratamiento del trabajo de parto prematuro

A menos que presenten deshidratación, al parecer la administración de líquidos intravenosos adicionales no tiene efectos beneficiosos en las pacientes con trabajo de parto prematuro.

El parto prematuro (antes de las 37 semanas) puede causar problemas de salud y ser potencialmente mortal para los recién nacidos. Como las pacientes con trabajo de parto prematuro con frecuencia tienen menores cantidades de líquido en la circulación, en ocasiones, se intenta aumentar el volumen sanguíneo de la paciente con la administración de un goteo intravenoso (hidratación). Lo anterior se realiza con la esperanza de que el líquido extra pueda de alguna forma desacelerar las contracciones. Sin embargo, a partir de la información limitada disponible (dos estudios con 228 mujeres), la revisión encontró que no hay pruebas de efectos beneficiosos de la hidratación para ayudar a prevenir el trabajo de parto prematuro, aunque puede ser útil en las pacientes que presentan deshidratación.

Conclusiones de los autores: 

Los datos son demasiado escasos para apoyar la hidratación como un tratamiento específico en las pacientes que se presentan con trabajo de parto prematuro. Los dos estudios pequeños disponibles no muestran ventajas de la hidratación en comparación con el reposo en cama solo. En las pacientes con trabajo de parto prematuro, la hidratación intravenosa no parece tener efectos beneficiosos, incluso durante el período de evaluación poco después del ingreso. Sin embargo, las pacientes con pruebas de deshidratación pueden beneficiarse de la intervención.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La hidratación se ha propuesto como un tratamiento para las pacientes con trabajo de parto prematuro. Teóricamente, la hidratación puede reducir la contractilidad uterina al aumentar el flujo sanguíneo uterino y disminuir la secreción de la hipófisis de la hormona antidiurética y oxitocina.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de la hidratación intravenosa u oral para evitar el parto prematuro y sus consecuencias en las pacientes con trabajo de parto prematuro.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (30 de septiembre de 2013) y en las bibliografías de artículos relevantes.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que incluyeran pacientes con un embarazo viable con menos de 37 semanas completas de gestación que se presentan con trabajo de parto prematuro, y que compararon hidratación intravenosa u oral con ningún tratamiento. La intervención puede estar asociada o no con el reposo en cama. No se incluyeron en esta revisión los estudios que compararon fármacos tocolíticos con líquidos intravenosos utilizados en el grupo control como placebo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron de forma independiente los informes para determinar si el estudio cumplía con los criterios de inclusión y para evaluar la calidad metodológica. Dos revisores extrajeron los datos de forma independiente. Los resultados se expresaron como cocientes de riesgo (CR) para los resultados dicotómicos y como diferencias de medias (DM) para los resultados continuos.

Resultados principales: 

Dos estudios que incluyeron a 228 mujeres con trabajo de parto prematuro y membranas intactas compararon la hidratación intravenosa con el reposo en cama solo. El riesgo de parto prematuro antes de las 37 semanas (CR 1,09; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,71 a 1,68), antes de las 34 semanas (CR 0,72; IC del 95%: 0,20 a 2,56) o antes de las 32 semanas (CR 0,76; IC del 95%: 0,29 a 1,97), fue similar entre los grupos. El ingreso a la unidad de cuidados intensivos neonatales ocurrió con una frecuencia similar en ambos grupos (CR 0,99; IC del 95%: 0,46 a 2,16). El costo del tratamiento fue algo mayor (USD 39) en el grupo de hidratación. Esta diferencia no fue estadísticamente significativa y solamente incluye los costos hospitalarios durante una visita de menos de 24 horas. Ningún estudio evaluó la hidratación oral.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save