Intervenciones psicoterapéuticas para adultos con asma

Algunos consideran que las intervenciones psicológicas pueden ayudar a los pacientes con asma. Se realizó una búsqueda sistemática de la literatura sobre las intervenciones psicológicas para encontrar estudios válidos que examinaran los efectos de proporcionar intervenciones principalmente psicológicas a los adultos con asma. Los estudios encontrados examinaron muchas terapias diferentes y midieron diferentes resultados físicos y psicológicos, por lo que sus resultados no se pudieron combinar fácilmente. Sin embargo, fue posible realizar metanálisis para determinar el efecto de la Terapia Cognitivo-Conductual (TCC) sobre la calidad de vida, la biorretroalimentación sobre el FEM y la terapia de relajación sobre el FEM y el VEF1 y el uso de fármacos. Además, los estudios disponibles se realizaron con pocos pacientes y se debe mejorar la forma en la que se realizaron. Es necesario realizar más estudios de investigación con un número mayor de pacientes y un mejor diseño antes de que se conozca si las intervenciones psicológicas son efectivas para mejorar los resultados de salud de los adultos con asma.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión no pudo establecer conclusiones firmes acerca del rol de las intervenciones psicológicas en el asma debido a que no existe una base adecuada de evidencia. Es necesario realizar ensayos aleatorizados en esta área grandes, bien realizados e informados, a fin de determinar los efectos de estas técnicas en el tratamiento del asma en los adultos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Muchos pacientes padecen asma y algunos de sus síntomas se pueden desencadenar por factores psicológicos. Además, es posible que el cumplimiento con el tratamiento médico tenga una dimensión psicológica. Por lo tanto, las intervenciones psicológicas intentan reducir la carga de los síntomas y mejorar el tratamiento de la enfermedad.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las intervenciones psicológicas en los adultos con asma.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas con términos predefinidos en el registro especializado del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group) y en PsycINFO, hasta mayo 2007.

Criterios de selección: 

En la revisión se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados publicados en cualquier idioma que evaluaron los efectos de una intervención psicológica en comparación con una forma de control en participantes adultos. La medida de resultado primaria fue el uso de recursos de la asistencia sanitaria definido como: hospitalización, visitas a la sala de emergencias o visitas al médico general

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron la pertinencia de los resúmenes identificados mediante la búsqueda electrónica y los estudios recuperados acordados, para un examen más detallado. Se reunieron los estudios que cumplieron los criterios de inclusión y se obtuvieron los datos.

Resultados principales: 

En esta revisión se incluyeron 15 estudios con 687 participantes. La calidad de los estudios fue deficiente y con frecuencia el tamaño de las muestras fue pequeño. Sin embargo, se analizaron algunos efectos agrupados. Tres estudios midieron la medida de resultado primaria, pero individualmente no informaron diferencias significativas entre el tratamiento y el control. El uso de los fármacos "según necesidad" se redujo en dos estudios (47 pacientes) con el tratamiento de relajación (OR 4,47; IC: 1,22 a 16,44). No hubo diferencias significativas en el VEF1 para el tratamiento de relajación en cuatro estudios con 150 pacientes (DME -0,01; IC: -0,41 a 0,40). La calidad de vida, medida con el Asthma Quality of Life Questionnaire en dos estudios (48 pacientes), mostró un efecto positivo después de la TCC (DMP 0,71; IC: 0,23 a 1,19). Los datos de resultado del flujo espiratorio máximo en dos estudios (51 pacientes) indicaron una diferencia significativa a favor del tratamiento de biorretroalimentación (DME 0,66; IC: 0,09 a 1,23), pero ninguna diferencia significativa después del tratamiento de relajación (DMP 43 l/min, IC: -5 l/min a 92 l/min). No hubo una mejoría estadísticamente significativa en los niveles de depresión después de la terapia de relajación (DME 0,17; IC: -0,25 a 0,59). El resto de los hallazgos en los estudios fueron contradictorios. Es posible que este hecho se deba a los diferentes tipos de intervenciones utilizadas y a las deficiencias en el diseño de los ensayos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save