Instrumentos y fuentes de presión para la administración por vía nasal de presión positiva continua de las vías respiratorias (PPNCVR) a los recién nacidos prematuros

Después de separar a los recién nacidos prematuros de un respirador, las cánula dobles cortas para PPNCVR (presión positiva nasal continua en las vías respiratorias) son más efectivas que las cánulas sencillas.

La presión positiva nasal continua en las vías respiratorias (PPNCVR) es una forma de asistencia respiratoria que es menos invasiva que la ventilación mecánica (en la que se introduce un tubo en los pulmones del recién nacido). La PPNCVR suministra generalmente el oxígeno a un recién nacido a través de tubos en la nariz, o menos frecuentemente a través de máscaras faciales. Se puede usar después de separar al recién nacido de la ventilación (extubación), o para ayudar a los recién nacidos que necesitan ayuda por problemas pulmonares, pero que no necesitan ventilación. La revisión de los ensayos halló que la PPNCVR con cánulas dobles cortas (introducidas en ambos orificios nasales) es mejor que con una cánula sencilla para los recién nacidos prematuros. Se necesitan más investigaciones sobre el mejor sistema de administración de la presión y los mejores niveles de presión a usar.

Conclusiones de los autores: 

La cánula doble corta es más efectiva que la cánula simple para disminuir la tasa de reintubación. Aunque el Infant Flow Driver parece más efectivo que las cánulas Medicorp, aún no se ha determinado cuál es la cánula doble corta más efectiva. La mejoría de los parámetros respiratorios con las cánulas dobles cortas indica que son más efectivas que la PPCVR nasofaríngea en el tratamiento del SDR temprano. Se requieren estudios adicionales que incorporen los resultados a más largo plazo. También se necesitan estudios para determinar la fuente de presión óptima para administrar la PPNCVR.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La presión positiva nasal continua de las vías respiratorias (PPNCVR) se usa para apoyar a los recién nacidos prematuros extubados recientemente, que presentan apnea significativa de la prematuridad y los que tienen dificultad respiratoria poco después del nacimiento, como una opción a la intubación y la ventilación. Esta revisión está dirigida exclusivamente a identificar la fuente de presión y la interfase más efectiva para la administración de PPNCVR a los recién nacidos prematuros.

Objetivos: 

Determinar qué técnica de generación de la presión y qué tipo de interfase nasal para la administración de la PPNCVR disminuye con mayor efectividad la necesidad de asistencia respiratoria adicional en los recién nacidos prematuros extubados a la PPNCVR después de recibir ventilación con presión positiva intermitente (VPPI) por el síndrome de dificultad respiratoria (SDR) o en los tratados con PPNCVR desde poco después del nacimiento.

Estrategia de búsqueda (: 

La estrategia incluyó búsquedas en MEDLINE (1966 a 2006), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, The Cochrane Library, Número 4, 2006) CINAHL, en resúmenes de actas de congresos, en las referencias cruzadas de las revisiones anteriores y el uso de expertos.

Criterios de selección: 

Los ensayos aleatorios o cuasialeatorios que compararon diferentes técnicas de generación de la presión de la PPNCVR o interfaces nasales en recién nacidos prematuros extubados a la PPNCVR después de la VPPI por SDR o tratados con PPNCVR poco después del nacimiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Los primeros tres autores extrajeron y analizaron los datos. Los datos dicotómicos se analizaron con el riesgo relativo (RR), la diferencia de riesgos (DR) y el número necesario a tratar (NNT).

Resultados principales

1. Los recién nacidos prematuros extubados a la PPNCVR después de un período con VPPI por SDR:

El metanálisis de los resultados de Davis 2001 y Roukema 1999a mostró que las cánulas dobles cortas para ambos orificios nasales son más efectivas para prevenir la reintubación que las cánulas simples o que los tubos nasofaríngeos (RR típico 0,59 [IC: 0,41; 0,85], DR típica -0,21 [IC: -0,35; -0,07], NNT 5 [IC: 3, 14)]. En un estudio que comparó la cánula doble corta (Sun 1999), la tasa reintubación fue significativamente inferior con el Infant Flow Driver que con la cánula Medicorp (RR 0,33 [IC: 0,17; 0,67], DR -0,32 [IC: -0,49, -0,15], NNT 3 [IC: 2, 7)]. El otro estudio que comparó la cánula doble corta (Infant Flow Driver versus la cánula INCA, Stefanescu 2003) no mostró diferencias significativas de la tasa de reincubación, pero sí mostró una reducción significativa de la estancia hospitalaria en el grupo con el Infant Flow Driver (DM -12,60 [IC del 95%: -22.81; -2.39] días).

2. Recién nacidos prematuros tratados primariamente con PPNCVR desde poco después del nacimiento:

En el único ensayo identificado, Mazzella 2001 encontró que la necesidad de oxígeno y la frecuencia respiratoria fueron significativamente menores en los pacientes asignados al azar a la cánula doble corta comparado con la PPCVR administrada con el tubo nasofaríngeo. No se evaluó la necesidad de intubación más allá de 48 horas después de la asignación al azar.

3. Los estudios asignaron al azar los recién nacidos prematuros a diferentes sistemas de PPNCVR con amplios criterios de inclusión

Los estudios de Rego 2002 y Buettiker 2004 no examinaron las medidas de resultado primarias de esta revisión. En las medidas de resultado secundarias, Rego 2002 mostró una incidencia significativamente mayor de hiperemia nasal con el uso de la cánula Argyle comparada con las cánulas Hudson (RR 2,39 [IC del 95%: 1,27; 4,50], DR 0,28 [IC del 95%: 0.10, 0.46)].

Un estudio que comparó diferentes técnicas de generación de la presión está en espera de evaluación adicional porque se encuentra actualmente sólo en forma de resumen.

Conclusiones de los autores

La cánula doble corta es más efectiva que la cánula simple para disminuir la tasa de reintubación. Aunque el Infant Flow Driver parece más efectivo que las cánulas Medicorp, aún no se ha determinado cuál es la cánula doble corta más efectiva. La mejoría de los parámetros respiratorios con las cánulas dobles cortas indica que son más efectivas que la PPCVR nasofaríngea en el tratamiento del SDR temprano. Se requieren estudios adicionales que incorporen los resultados a más largo plazo. También se necesitan estudios para determinar la fuente de presión óptima para administrar la PPNCVR.

Esta revisión debería citarse como:De Paoli AG, Davis PG, Faber B, Morley CJLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

1. Los recién nacidos prematuros extubados a la PPNCVR después de un período con VPPI por SDR:

El metanálisis de los resultados de Davis 2001 y Roukema 1999a mostró que las cánulas dobles cortas para ambos orificios nasales son más efectivas para prevenir la reintubación que las cánulas simples o que los tubos nasofaríngeos (RR típico 0,59 [IC: 0,41; 0,85], DR típica -0,21 [IC: -0,35; -0,07], NNT 5 [IC: 3, 14)]. En un estudio que comparó la cánula doble corta (Sun 1999), la tasa reintubación fue significativamente inferior con el Infant Flow Driver que con la cánula Medicorp (RR 0,33 [IC: 0,17; 0,67], DR -0,32 [IC: -0,49, -0,15], NNT 3 [IC: 2, 7)]. El otro estudio que comparó la cánula doble corta (Infant Flow Driver versus la cánula INCA, Stefanescu 2003) no mostró diferencias significativas de la tasa de reincubación, pero sí mostró una reducción significativa de la estancia hospitalaria en el grupo con el Infant Flow Driver (DM -12,60 [IC del 95%: -22.81; -2.39] días).

2. Recién nacidos prematuros tratados primariamente con PPNCVR desde poco después del nacimiento:

En el único ensayo identificado, Mazzella 2001 encontró que la necesidad de oxígeno y la frecuencia respiratoria fueron significativamente menores en los pacientes asignados al azar a la cánula doble corta comparado con la PPCVR administrada con el tubo nasofaríngeo. No se evaluó la necesidad de intubación más allá de 48 horas después de la asignación al azar.

3. Los estudios asignaron al azar los recién nacidos prematuros a diferentes sistemas de PPNCVR con amplios criterios de inclusión

Los estudios de Rego 2002 y Buettiker 2004 no examinaron las medidas de resultado primarias de esta revisión. En las medidas de resultado secundarias, Rego 2002 mostró una incidencia significativamente mayor de hiperemia nasal con el uso de la cánula Argyle comparada con las cánulas Hudson (RR 2,39 [IC del 95%: 1,27; 4,50], DR 0,28 [IC del 95%: 0.10, 0.46)].

Un estudio que comparó diferentes técnicas de generación de la presión está en espera de evaluación adicional porque se encuentra actualmente sólo en forma de resumen.

Tools
Information
Share/Save