Leche maternizada versus leche materna de donante para la alimentación de los lactantes prematuros o de bajo peso al nacer

Pregunta de la revisión

Cuando no se dispone de leche materna propia, ¿la alimentación de los recién nacidos prematuros o de bajo peso al nacer con leche maternizada, en lugar de leche materna de donante, afecta la digestión, el crecimiento y el riesgo de problemas intestinales graves?

Antecedentes

Los recién nacidos prematuros a menudo encuentran que la leche artificial es más difícil de digerir que la leche materna, y existe la preocupación de que la leche maternizada pueda aumentar el riesgo de problemas intestinales graves. Si los recién nacidos prematuros son alimentados con leche materna de donante (cuando la leche materna de la propia madre no es suficiente o no está disponible), en lugar de una leche artificial, se podría reducir el riesgo de estos problemas. Sin embargo, la leche materna de donante es más costosa que muchas leches maternizadas y puede no contener cantidades suficientes de nutrientes clave para asegurar un crecimiento óptimo de los recién nacidos prematuros o de bajo peso al nacer. Debido a estas inquietudes, se revisó todas la evidencia disponible de los ensayos clínicos que compararon leche maternizada versus leche materna de donante para la alimentación de los recién nacidos prematuros o de bajo peso al nacer.

Características de los estudios

Se encontraron 12 ensayos completados (con 1871 recién nacidos). La mayoría de los ensayos, en particular los realizados más recientemente, utilizaron métodos fiables. La evidencia está actualizada hasta el 3 de mayo de 2019.

Resultados clave

El análisis combinado de los datos de estos ensayos muestra que la alimentación con leche maternizada aumenta las tasas de crecimiento durante la estancia hospitalaria, pero se asocia con un mayor riesgo de desarrollar el trastorno intestinal grave llamado "enterocolitis necrosante". No hay evidencia de un efecto sobre la supervivencia o el crecimiento y el desarrollo a más largo plazo.

Conclusiones

La evidencia actualmente disponible indica que la alimentación de los recién nacidos prematuros con leche artificial (en lugar de leche materna de donante cuando no se dispone de leche materna) se asocia con tasas de crecimiento más rápidas, pero con un riesgo casi doble de desarrollar enterocolitis necrosante. Además, ensayos más grandes podrían proporcionar evidencia más sólida y precisa para ayudar a los médicos y las familias a tomar decisiones informadas sobre este tema. Actualmente, cuatro de estos ensayos (con más de 1100 recién nacidos) están en curso a nivel internacional, y se planea incluir los datos de estos ensayos en esta revisión cuando estén disponibles.

Conclusiones de los autores: 

En los lactantes prematuros y de BPN, evidencia de certeza moderada indica que la alimentación con leche maternizada en comparación con la leche materna de donante, ya sea como suplemento de la leche materna extraída o como dieta única, da lugar a tasas más altas de aumento de peso, crecimiento lineal y crecimiento de la cabeza y a un mayor riesgo de desarrollar enterocolitis necrosante. Los datos de los ensayos no muestran un efecto sobre la mortalidad por todas las causas, o sobre el crecimiento o el neurodesarrollo a largo plazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Cuando no se dispone de suficiente leche materna, las formas alternativas de nutrición enteral para los lactantes prematuros o de bajo peso al nacer (BPN) son la leche materna de donante o la leche artificial. La leche materna de donante puede contener algunos de los efectos beneficiosos no nutricionales de la leche materna para los lactantes prematuros o de BPN. Sin embargo, la alimentación con leche artificial puede asegurar una entrega más consistente de mayores cantidades de nutrientes. Existe incertidumbre acerca del equilibrio entre los riesgos y los efectos beneficiosos de la alimentación con leche maternizada y la leche materna de donante en los lactantes prematuros o de BPN.

Objetivos: 

Determinar el efecto de la alimentación con leche maternizada en comparación con leche materna de donante sobre el crecimiento y el desarrollo en lactantes prematuros o de bajo peso al nacer (BPN).

Estrategia de búsqueda (: 

Se utilizó la estrategia de búsqueda del Grupo Cochrane de Neonatología, que incluye búsquedas electrónicas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL; 2019, número 5), Ovid MEDLINE, Embase y el Cumulative Index to Nursing and Allied Health Literature (3 de mayo de 2019), así como en actas de congresos, revisiones anteriores y ensayos clínicos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados o cuasialeatorizados (ECA) que compararon la alimentación con leche maternizada versus leche materna de donante en lactantes prematuros o de BPN.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron la elegibilidad de los ensayos y el riesgo de sesgo, y extrajeron los datos de forma independiente. Se analizaron los efectos del tratamiento descritos en los ensayos individuales y se informaron los cocientes de riesgos (CR) y las diferencias de riesgos (DR) para los datos dicotómicos, y las diferencias de medias (DM) para los datos continuos, con los respectivos intervalos de confianza (IC) del 95%. Se utilizó un modelo de efectos fijos en los metanálisis y se exploraron las causas potenciales de la heterogeneidad en análisis de subgrupos. Se evaluó la certeza de la evidencia para la comparación principal a nivel de resultado con el uso de los métodos GRADE.

Resultados principales: 

Doce ensayos con un total de 1879 lactantes cumplieron los criterios de inclusión. Cuatro ensayos compararon la leche maternizada estándar a término versus la leche materna de donante y ocho compararon la leche maternizada pretérmino fortificada con nutrientes versus la leche materna de donante. Sólo los cinco ensayos más recientes utilizaron leche materna de donante fortificada con nutrientes. Los ensayos tienen varias deficiencias en la calidad metodológica, específicamente problemas relacionados con la ocultación de la asignación en cuatro ensayos y la falta de cegamiento en la mayoría de los ensayos. La mayoría de los ensayos incluidos fueron patrocinados por compañías que hicieron la leche maternizada del estudio.

Los lactantes alimentados con leche maternizada tuvieron tasas más altas de aumento de peso en el hospital (diferencia de medias [DM] 2,51; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,93 a 3,08 g/kg/día), crecimiento lineal (DM 1,21; IC del 95%: 0,77 a 1,65 mm/semana) y crecimiento de la cabeza (DM 0,85; IC del 95%: 0,47 a 1,23 mm/semana). Estos metanálisis tenían altos niveles de heterogeneidad. No se encontró evidencia de un efecto sobre el crecimiento o el neurodesarrollo a largo plazo. La alimentación con leche maternizada aumentó el riesgo de enterocolitis necrosante (cociente de riesgos [CR] típico 1,87; IC del 95%: 1,23 a 2,85; diferencia de riesgos [DR] 0,03; IC del 95%: 0,01 a 0,05; número necesario a tratar para un resultado perjudicial adicional [NNTD] 33; IC del 95%: 20 a 100; nueve estudios, 1675 lactantes).

La certeza de la evidencia según GRADE fue moderada para las tasas de aumento de peso, crecimiento lineal y crecimiento de la cabeza (disminuida por los niveles altos de heterogeneidad) y fue moderada para la discapacidad del neurodesarrollo, la mortalidad por todas las causas y la enterocolitis necrosante (disminuida por imprecisión).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save