Uso de antibióticos para prevenir la infección del tejido pancreático muerto en la pancreatitis aguda

La pancreatitis aguda es la inflamación del páncreas, una emergencia grave sin tratamiento específico. El páncreas, una glándula digestiva, se puede inflamar por muchas razones, pero principalmente como una complicación de los cálculos biliares o del exceso de consumo de alcohol. Si es grave, el páncreas puede perder su irrigación de sangre, una complicación llamada necrosis pancreática que se puede detectar mediante tomografía computarizada (TC). La muerte puede ocurrir al principio del proceso de la enfermedad en asociación con respuestas inflamatorias incontroladas, que causan una falla múltiple de los sistemas de órganos, o tarde cuando el tejido necrótico se infecta, lo que podría requerir una cirugía mayor para eliminar la infección, con un riesgo de muerte que se eleva del 10% a más del 40%. Los antibióticos pueden prevenir infecciones posteriores y reducir el riesgo de muerte, pero también pueden fomentar la resistencia bacteriana a los antibióticos y las micosis. Los ensayos controlados que han analizado el valor de utilizar antibióticos profilácticos han producido resultados contradictorios.

Esta revisión tiene como objetivo determinar la efectividad y la seguridad de los antibióticos profilácticos en la pancreatitis aguda necrotizante comprobada por TC. Una versión anterior publicada en 2006 indicó una ventaja en la supervivencia en general y una disminución de las infecciones pancreáticas con algunos tipos de tratamiento con antibióticos (antibióticos betalactámicos). Desde esa revisión, se han publicado dos estudios más: ambos fueron ensayos clínicos aleatorizados (ECA) doble ciego. Estos estudios se han incluido ahora y las conclusiones han cambiado como resultado.

En la presente revisión se encontraron y analizaron datos de siete ensayos que incluyeron a 404 pacientes asignados al azar a recibir antibióticos o placebo. Aunque la muerte se produjo menos después de los antibióticos (8,4%) que con placebo (14,4%), al igual que la necrosis pancreática infectada (19,7% versus 24,4%) y otras infecciones (23,7% versus 36%), las diferencias no fueron estadísticamente significativas, por lo que no se puede confirmar un efecto beneficioso genuino. No hubo problemas importantes con la resistencia a los antibióticos y las micosis fueron similares (3,9% versus 5%). La calidad de los estudios fue variable y sólo dos fueron "cegados", por lo que los investigadores y los pacientes no sabían qué tratamiento recibían los pacientes. Se utilizaron muchos regímenes diferentes y de los dos tipos principales de antibióticos utilizados, un betalactámico pareció funcionar mejor. Sólo se consideró un tipo de antibiótico (imipenem) por sí solo, lo que demuestra una disminución significativa de la infección de la necrosis pancreática.

Aunque no se puede confirmar el beneficio del uso de antibióticos profilácticos en esta afección, se mantienen las tendencias constantes hacia un efecto beneficioso. Además, se requieren estudios mejor diseñados, idealmente con antibióticos betalactámicos.

Conclusiones de los autores: 

No se encontraron efectos beneficiosos de los antibióticos en la prevención de la infección de la necrosis pancreática o la mortalidad, excepto cuando se consideró el imipenem (un betalactámico) por sí solo, con el que se encontró una disminución significativa de la infección pancreática. Ninguno de los estudios incluidos en esta revisión tuvo un poder estadístico adecuado. Es necesario realizar más estudios mejor diseñados para recomendar el uso de la profilaxis con antibióticos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La necrosis pancreática puede complicar la pancreatitis aguda grave y se detecta por medio de tomografía computarizada (TC). Si se infecta, la mortalidad aumenta, pero el uso de antibióticos profilácticos suscita preocupación por la resistencia a los antibióticos y la micosis.

Objetivos: 

Determinar la eficacia y seguridad de los antibióticos profilácticos en la pancreatitis aguda complicada por necrosis pancreática comprobada por TC.

Métodos de búsqueda: 

Las búsquedas se actualizaron en noviembre de 2008, en The Cochrane Library (Número 2, 2008), MEDLINE, EMBASE y CINAHL. También se buscó en actas de conferencias y en las referencias de los artículos encontrados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) que comparan los antibióticos versus placebo en la pancreatitis aguda con necrosis comprobada por TC.

Obtención y análisis de los datos: 

Los principales resultados fueron las tasas de mortalidad y de infección pancreática. Los variables de evaluación secundarias incluyeron ninguna infección pancreática, infección en todos los sitios, tasas quirúrgicas, micosis y resistencia a los antibióticos. Se realizaron análisis de subgrupos para el régimen de antibióticos (betalactámico, quinolona e imipenem).

Resultados principales: 

Siete estudios evaluables asignaron al azar a 404 pacientes. No hubo efectos estadísticamente significativos en la reducción de la mortalidad con el tratamiento: 8,4% versus 14,4% de los controles ni en las tasas de necrosis pancreática infectada: 19,7% versus 24,4% de los controles. Las tasas de infección no pancreática y la incidencia de infecciones generales no se redujeron significativamente con los antibióticos: 23,7% versus 36%; 37,5% versus 51,9% respectivamente. El tratamiento quirúrgico y las micosis no fueron significativamente diferentes. No se proporcionaron datos suficientes sobre la resistencia a los antibióticos.

Con la profilaxis con antibióticos betalactámicos hubo menos mortalidad (9,4% con el tratamiento, 15% en los controles) y menos necrosis pancreática infectada (16,8% en el grupo de tratamiento, 24,2% en los controles), pero no fue estadísticamente significativo. La incidencia de infecciones no pancreáticas no fue significativamente diferente (21% versus 32,5%), así como la incidencia de las infecciones generales (34,4% versus 52,8%), y las tasas de tratamiento quirúrgico. No se observaron diferencias significativas con la quinolona más el imidazol en ninguna de las variables de evaluación medidas. El imipenem por sí solo no mostró una diferencia en la incidencia de mortalidad, pero hubo una reducción significativa en la tasa de infección pancreática (p = 0,02; RR 0,34; IC del 95%: 0,13 a 0,84).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save